Al día

Cómo cortar un jamón ibérico, paso a paso


EXTREM Puro Extremadura presenta los “7 Pasos para cortar jamón ibérico”. Gracias a estos consejos, se podrá disfrutar de un plato de jamón ibérico recién cortado, conservando todas sus propiedades y potenciando su aroma y sabor. Cualquier día del verano es el momento perfecto para saborear esta joya gastronómica en buena compañía.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que para potenciar las cualidades del jamón ibérico se debe cortar con la intención de no hacer un corte ni muy fino ni muy grueso, sujetando siempre el cuchillo con firmeza y siguiendo estos 7 pasos:

 

Paso 1

Una vez colocada la pieza en el jamonero, hay que comprobar su sujeción en el soporte. Hay que preparar todos los materiales para el corte, afilar bien los cuchillos y mantener cerca un tenedor o pinza para coger las lonchas.

 

Paso 2

El primer corte se debe hacer en la zona superior de la caña. Un corte profundo perpendicular a la pata, justo por debajo de la articulación del cerdo. Un poco más abajo, otro corte en forma de cuña, retirando la grasa y otros restos del jamón para así poder comenzar a cortar lonchas. 

 

Paso 3

Ahora se tiene que limpiar la carne del jamón ibérico, retirando la parte exterior de la piel y la grasa amarilla. Es fundamental que, a la hora de limpiar el jamón, se retire la grasa, pero solo de la parte que se coma en ese momento. Del resto de grasa se guardan varios trozos para tapar el corte, evitando que se seque. De esta manera se conservar ála jugosidad y el sabor intenso de la carne.

 

Paso 4

Ahora sí que sí. ¡Ya se puede lonchear! Realizar los cortes en la dirección correcta: desde la pezuña hasta la punta del jamón. Utilizar el cuchillo jamonero para hacer los cortes regulares y rectos, consiguiendo un grosor medio de la loncha. 

 

Paso 5

Al ir avanzando poco a poco, seguramente se encuentre el hueso de la cadera. Rodear con el cuchillo corto, es decir, con el cuchillo de deshuesar. Muy importante: se  debe prestar atención a no cortar el hueso durante el loncheado para no romperlo y astillar la carne.

 

Paso 6

Una vez terminada la carne de la maza, se puede voltear el jamón y seguir sacando provecho de la babilla. Se comienza por la parte más alta, limpiando los restos de la corteza y la grasa amarilla. No se tardará en encontrar la rótula y la rabadilla, así se debe rodearlos con el cuchillo de deshuesar. 

 

Paso 7 

Las lonchas de esta parte del jamón presentan un aspecto más consistente y curado. Una vez el corte se complique y sea irregular, dificultando el loncheado, lo mejor es no continuar. Todavía puedes sacar provecho de los restos, los huesos y la carne sobrante se pueden aprovechar para dar un gran toque de sabor a los caldos, guisos o cocidos y, así, sacar el máximo potencial a cada parte del cerdo ibérico. 

Por último, lo realmente importante es hacer uso de los mejores instrumentos, obteniendo así un acabado perfecto. Por esta razón, EXTREM Puro Extremadura regala este magnífico jamonero para los amantes del jamón ibérico recién cortado. Es importante recordar que hay dos maneras para empezar el jamón: por la babilla o la maza; ninguna opción es mejor que otra, simplemente, depende del momento.

PVP: 499 € (1 jamón de bellota 100% ibérico (Rango 6,5 - 7kg) y de regalo este exclusivo jamonero con base de madera, estructura de metal de acero inoxidable y acero cromado).

Más información en la tienda online.