inicio
Domingo 22 de julio de 2018
06/06/2018
preparar para imprimir

Colaboración entre AccorHotels y la asociación Entre Mujeres

 

Solidarity AccorHotels tiene como objetivo combatir la exclusión económica y social de personas vulnerables mediante la participación activa de sus empleados

Uno de los pilares del programa de Responsabilidad Social Corporativa de AccorHotels es la cooperación con las comunidades locales en las que su actividad tiene impacto. Todos los proyectos de Solidarity AccorHotels son propuestos por uno o varios empleados de la cadena y solo de esta forma pueden ser valorados para su ejecución. Es así como se ha firmado el acuerdo de colaboración de Solidarity AccorHotels y la asociación “Entre Mujeres”, un espacio donde se forma a mujeres en riesgo de exclusión social, con la finalidad de dignificar sus vidas a través de la empleabilidad y hacer posible su integración.

Gracias a este proyecto, que opera en el barrio de Hortaleza en Madrid, las mujeres aprenden el oficio de pantalleras. Producidas artesanalmente, las pantallas para lámparas o luminarias como también se las conoce son posteriormente vendidas a cadenas hoteleras como AccorHoteles, a empresas de decoración, a retail y a particulares. De la comercialización de estos objetos, además de otros productos relacionados con la costura, se ocupa SoulEM, empresa social fundada en el año 2010 para dar soporte profesional a “Entre Mujeres”. Es así como Solidarity de AccorHotels está presente en los dos pilares: por un lado en la formación de las mujeres de la asociación “Entre Mujeres” y por el otro comprando las luminarias artesanas que ellas mismas elaboran.

Hoteles como el ibis Málaga Centro, el ibis Barcelona 22@ o ibis Alfragide ya lucen en sus instalaciones lámparas, pantallas de cartón y elementos textiles —toldos, poufs— etc. Para garantizar su compromiso con el medio ambiente, las lámparas son creadas a partir de elementos orgánicos y reciclados.

La colaboración de AccorHotels con Entre Mujeres, que se inició en 2017, conlleva el financiamiento del alquiler de sus espacios, el salario de un trabajador y todos los materiales usados en los talleres —además de lámparas, también incluye otros como el de informática o nutrición—. Rebeca Ávila, Directora de Comunicación de AccorHotels España & Portugal, y Alexandre Chabrot, Programador de Marca-Marketing, han sido los impulsores para presentar a Solidarity AccoHotels la propuesta de colaboración en el proyecto.

“Para nosotros, Entre Mujeres es mucho más que una simple colaboración: significa compromiso social y un gran apoyo a un sector marginalizado de Madrid. Nos enorgullece enormemente contribuir al mantenimiento de este proyecto, que no solo ilumina espacios, sino también vidas”, ha manifestado Rebeca Ávila.

Por su parte, Alexandre Chabrot ha afirmado: “Entre Mujeres representa la integridad, la bondad, la solidaridad y el respeto, es el éxito de una aventura humana que gira alrededor de la mujer. Sus valores y líneas de actuación son un reflejo de la razón de ser de Solidarity AccorHotels y queremos contribuir a que cada día más mujeres puedan encontrar su lugar en la sociedad”.

Sandra tiene 42 años y es originaria de Tumaco, una pequeña isla en Colombia donde los índices de inseguridad son muy elevados. De sus cuatro hermanos, uno desapareció a causa de la guerrilla y otro fue asesinado en una discoteca. Sandra trabajaba en una ONG hasta que tomó la decisión de trasladarse a España para ganarse la vida y conseguir dinero para enviar a sus otros dos hermanos y, de esta forma, poderles pagar los estudios en Bogotá, lejos del peligro de Tumaco. Cuando llegó a Madrid, enseguida fue acogida por Entre Mujeres y comenzó a trabajar en el pegado de sellos a través de la Fundación Carmen pardo-Valcarcel, en paralelo a su formación en el oficio de pantallera artesana hasta convertirse en profesional. A día de hoy, ha logrado dar un giro a su vida: está casada, tiene un hijo de 4 años y, a nivel profesional, es la encargada del taller de producción de SoulEM. También ha conseguido que sus dos hermanos estudien en la universidad.

Entre Mujeres nació en 1999, en la parroquia de San Martín de Porres, situada en el barrio madrileño de Hortaleza. María Luisa Fresno, su fundadora, aprendió a hacer pantallas para lámparas gracias a un feligrés cubano y a partir de aquí presintió que una manera de ayudar a las mujeres que la rodeaban —mujeres sin formación y pocos recursos, de entre 35 y 40 años— era proporcionándoles formación en este ámbito. Fue con su hija Macarena, con experiencia en hotelería, con quien fundaría la empresa SoulEM en 2010 para dar viabilidad comercial al proyecto y así cerrar el círculo: por un lado se forma a las mujeres y por otro se vende lo que producen, lo cual permite la empleabilidad de éstas y su integración en el mundo laboral y social.

Desde sus inicios, la organización ha contribuido a mejorar la vida de más de 100 mujeres. Este año se espera que alrededor de 40 mujeres entren en contacto con Entre Mujeres y puedan beneficiarse de sus servicios. En 2018 está previsto abrir nuevos talleres, como por ejemplo el de costura, que realizará uniformes y cojines para hoteles, entre otros.

El compromiso de AccorHotels con las mujeres y la formación se remonta algunos años atrás. En 2012, AccorHotels financió un proyecto de la Cruz Roja para promover la formación e inserción profesional de mujeres en situación de vulnerabilidad. Las participantes realizaron cursos formativos con Cruz Roja sobre las habilidades necesarias para algunas de las profesiones en la hostelería, como la de camarera de piso o camarera de restauración. Posteriormente, los hoteles Accor las acogieron para que aprendieran sobre el terreno las tareas profesionales relacionadas con la hotelería



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: