inicio
Miércoles 21 de agosto de 2019
20/06/2019
preparar para imprimir

Bares y restaurantes, uno de los espacios más susceptibles de sufrir plagas

 
 
  

Más del 90% de las personas que navegan a través de los smartphones ha buscado un restaurante en los últimos seis meses; y no solo lo buscan, también leen opiniones de otros clientes. Una mala crítica relacionada con un problema de plagas puede ser devastadora para el negocio, tanto en términos de reputación como en pérdidas económicas. Incluso puede llevar al cierre del local si no se cumple la normativa vigente en seguridad alimentaria.

Debido a la afluencia constante de mercaderías y clientes, los bares y restaurantes son especialmente susceptibles a sufrir un ataque de plagas. En cualquier instalación o negocio donde se manipulen o almacenen alimentos, la limpieza y el control de plagas son dos aspectos fundamentales para salvaguardar la seguridad y salubridad.

 

Plagas más frecuentes: cucarachas, insectos voladores y roedores

Anticimex, empresa especialista en control de plagas, ha elaborado el primer Estudio sobre las plagas más comunes en bares y restaurantes. La compañía, que cuenta con más de 20 años de experiencia en el control de plagas en el canal HORECA, mantiene una cartera de clientes que supera los 2.000 establecimientos entre bares y restaurantes.

Existen varios tipos de plagas que pueden encontrarse en bares y restaurantes. Las más típicas son las plagas de cucarachas e insectos voladores, junto con la plaga de roedores. Todas ellas son un peligro potencial para el consumidor, ya que son transmisores de microorganismos causantes de enfermedades y pueden contaminar los alimentos. Se suelen encontrar en la zona de almacén o en las cocinas, aunque en caso de infestaciones descontroladas pueden difundirse también a otras zonas y, con ello, complicar más su control.

“Los insectos se reproducen rápidamente y su capacidad para expandirse en cortos períodos de tiempo es asombrosa. Si detecta su presencia, para evitar su dispersión y los consiguientes problemas por mala reputación, es clave consultar con un especialista en control de plagas, tomar medidas de prevención y actuar con rapidez”, señala Jordi Tapias, Director Técnico de Anticimex España.

 

¿Qué hacer si se detecta presencia de una plaga en un restaurante o un bar?

Ante una plaga, el primer paso es evitar que los empleados del local intenten terminar con ella por ellos mismos. Los insectos y roedores son animales sociales, la presencia de un solo ejemplar implica que seguramente habrá muchos más.

“Intentar eliminar una plaga de roedores sin conocimiento sobre su biología y comportamiento no dará buen resultado”, asegura Jordi Tapias. “Por norma y para garantizar la seguridad alimentaria del espacio, los bares y restaurantes están obligados a disponer de una empresa de control de plagas certificada que realice las tareas de control y prevención de plagas. El mejor consejo es siempre ponerse inmediatamente en manos de una empresa especializada”, concluye Tapias.

Descarga el estudio completo y conoce los consejos sobre cómo prevenir las plagas en bares y restaurantes pulsando aquí.

 

Sobre Anticimex

Mediante la prevención, el uso de nuevas tecnologías y la aplicación de soluciones sostenibles, Anticimex satisface la necesidad de crear entornos saludables libres de plagas, tanto para particulares como para empresas en 18 países alrededor del mundo.

Anticimex España cuenta con una plantilla de más de 500 personas repartidas en las 21 delegaciones propias que ofrecen servicios de control de plagas e higiene ambiental a más de 30.000 clientes en todo el territorio nacional.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: