Los XIV Premios Nacionales de Envase ya tienen finalistas

En un contexto globalizado marcado por la transición a una economía circular, cada vez son necesarias más fórmulas novedosas y sostenibles para optimizar los procesos de producción y distribución. Este ha sido el eje central de los proyectos de la XIV edición de los Premios Nacionales de Envase y Embalaje, que ya tienen finalistas.

Un total de 636 alumnos inscritos de 25 centros educativos son los que finalmente han presentado sus proyectos en los Premios, los galardones iniciativa del Cluster de Innovación en Envase y Embalaje que buscan establecer un punto de conexión entre los alumnos y las empresas del sector.

Las universidades que han obtenido representantes en la final son la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad de Zaragoza, Mondragon Unibertsitateala Universidad de Valladolid, la Escola D´Art i Superior de Disseny de les Illes Balears, ELISAVA Escuela de Diseño e Ingeniería de Barcelona, la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló, la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Alicante, y la Universidad de Deusto.

Estos galardones cuentan con el apoyo de Grupo Hinojosa y el centro Tecnológico ITENE, así como con la colaboración de Ayming, Heura, Caixa Popular, Grupo La Plana, Emsur, Sacmi, Upalet, Siegwerk, Grabalfa y Limitronic, y con ESIC Business & Marketing School. También están financiados por la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana.

Sorprender al consumidor

La creatividad y originalidad a la hora de plantear soluciones en línea con la economía circular son dos de los requisitos clave en todos los retos de esta edición. Conseguir el “efecto WOW” en el consumidor, tal y como plantea Laboratorios Maverick, es posible. Esta empresa ha propuesto a los estudiantes el diseño de una nueva línea de envases cosméticos que esté fabricada con materiales sostenibles y que, al terminarse el producto, el consumidor pueda reutilizarlo para otros usos.

Los proyectos finalistas de este reto son “Silver Tinting” de la Universidad Politécnica de Madrid, “Hopi” de ELISAVA y “Hex” de la Universidad de Valladolid.

La reutilización, en la cultura de un solo uso, supone una novedad para el consumidor. Por ello, Logifruit ha planteado a los alumnos el diseño de un envase para las frutas y verduras a granel que pueda realizar el circuito actual de distribución y a la vez sea caja expositora, siendo útil tanto para la distribución como para la exposición en los lineales de los supermercados.

La compañía ha seleccionado como finalistas a los proyectos “Modelo 312” de la Universidad Politécnica de Madrid, “Fruta va” de la Universidad de Valladolid y “Modelo 240” de la Universidad de Zaragoza.

Por otra parte, Encaja ha propuesto el rediseño de su producto Caja Eco, un embalaje reutilizable, montable y desmontable, para que tenga una capacidad de plegado completa, alargando su vida útil y su accesibilidad. Los finalistas a este reto son de l’Escola d´Art i Superior de Disseny de les Illes Balears con “Proyecto de optimización de la Caja Eco” y “Caja Eco Encaja”; y de la Universidad de Zaragoza con “Caja Eco”.

Eficiencia y minimalismo

Muchos de los productos alimenticios están compuestos por varios envases, generalmente de plástico y cartón, para evitar posibles daños en el proceso de distribución. Sin embargo, las empresas participantes de esta edición buscan ir más allá y han planteado a los estudiantes su rediseño basándose en un factor esencial: el minimalismo.

ITC Packaging busca optimizar el envasado de productos como el humus, los postres lácteos o los platos preparados. Para ello, ha propuesto a los participantes dotar al propio envase de plástico de las características tanto funcionales como decorativas de estos elementos. En esta ocasión aspiran al primer premio “Hexabox” de la EASD de Castellón, “Magma” de Mondragon Unibertsitatea y “Snack GO!” de la EASDA de Alicante.

Asimismo, “Better with less”, es el reto de Grupo Hinojosa, que ha propuesto a los concursantes un rediseño de la comida a domicilio con envases de papel o cartón y utilizando los mínimos elementos posibles. La compañía ha seleccionado como finalistas a los proyectos “Resideño take away” de la Universidad Politécnica de Madrid; “Petite” y “Con la comida no ¿jugamos?” de Mondragon Unibertsitatea.

Coexistencia de la tradición y la modernidad

Frecuentemente, los sistemas tecnológicos más modernos sustituyen a los antiguos. Sin embargo, también pueden coexistir ambos, extrayendo lo mejor de cada uno.

Consciente de este factor, Cabka ha planteado el diseño de un sistema de contenedores modulares para entregas de última milla con drones o sistemas autónomos. Este diseño combinará la logística actual (Pallets, Big Containers) con la logística futura (drones de entrega, geolocalización) de una manera simple y audaz, respondiendo a las necesidades de los clientes.

Los finalistas escogidos para este reto son los trabajos “Fold.me” de la Universidad de Zaragoza, “Pharma box” de la EASDA de Alicante y ”Cabcover” de la Universidad de Deusto.

Finalmente, esta edición destaca por el carácter novedoso y disruptivo de sus retos. Todos los trabajos finalistas se pueden ver en https://youtu.be/IIyjC_H_B0Q. Los ganadores de los Premios Nacionales de Envase se conocerán el próximo 1 de junio en un acto de entrega que tendrá lugar en Valencia. Toda la información se encuentra en https://clusterenvase.com/premios-nacionales-envase/