Al día

Los trabajadores españoles demandan más flexibilidad


Antes del confinamiento, sólo el 4% de los trabajadores españoles realizaban sus tareas a distancia la mayor parte del tiempo. Ahora, nueve de cada diez quieren poder elegir entre trabajo remoto y presencial y cómo gestionar sus horas, incluso cuando las oficinas abran de nuevo.

Así se desprende del estudio Workforce of the Future de Cisco, que ha consultado a más de 10.000 trabajadores de oficina de 12 países de EMEAR[i] (1.000 en España) sobre su experiencia de tele-trabajo durante el confinamiento y sus expectativas para 2021. En el resto de países consultados las demandas son muy similares: el 87% de media en EMEAR demandan esta mayor flexibilidad y autonomía.

Frecuencia del tele-trabajo

Los trabajadores demandan distintas frecuencias en este nuevo entorno de trabajo híbrido que combinará tele-trabajo con presencia en la oficina.

  • El 41% de los trabajadores españoles quieren seguir trabajando desde casa la mayor parte de la jornada semanal, acudiendo solamente a la oficina un día por semana (35% en EMEAR).
  •  
  • El 16% de los españoles prefieren el trabajo presencial la mayor parte del tiempo, con la opción de tele-trabajar uno o dos días por semana (19% en EMEAR)
  •  
  • Sólo el 6% de los españoles quieren estar en la oficina la mayor parte del tiempo semanal, tele-trabajando uno o dos días al mes (7% en EMEAR):

Conciliación y bienestar

Los trabajadores españoles también han aprovechado el tiempo “ganado” al evitar desplazamientos para conciliar mejor con su vida personal, pero también con su salud física y mental.

  • Casi seis de cada diez españoles (56%) han mejorado la conciliación entre vida personal y laboral.
  • La mitad de los consultados (el 49%) han incorporado más ejercicio físico en sus rutinas diarias.
  •  
  • El 64% creen que han tenido la oportunidad de gestionar mejor su salud mental y bienestar.
  •  
  • En el futuro, siete de cada diez quieren viajar menos para aprovechar más ese tiempo.

Productividad

Casi nueve de cada diez trabajadores españoles (el 89%) consideran que la productividad se mantuvo o incluso aumentó al tele-trabajar durante el confinamiento (87% de media en EMEAR).

  • El 66% destacan la efectividad del trabajo entre equipos remotos, y el 71% afirman que no es necesario estar en la misma sala presencial para colaborar de forma eficaz (65% en EMEAR).
  •  
  • El incremento de productividad también resulta de tener mayor autonomía en el día a día (64% en España) y mayor control para una toma de decisiones más rápida (64% en España).

 

Tecnologías y habilidades digitales

El 56% quieren seguir trabajando de forma colaborativa con herramientas de videoconferencia y mensajería, en lugar de volver a los métodos anteriores (llamadas y reuniones presenciales). Y el 85% creen que las empresas deben proporcionarles las herramientas necesarias para trabajar desde casa como si estuvieran en la oficina (78% en EMEAR).

Los españoles también creen su empresa debería convertir la oficina en un espacio más seguro frente al virus (45%), invirtiendo en soluciones como tecnologías sin contacto y control de aforo en salas. Pero, sobre todo, demandan una mayor capacitación: ocho de cada diez consideran las habilidades digitales fundamentales para el éxito de su empresa en 2021.

“La pandemia y la rápida adopción de tecnologías digitales están transformando significativamente la naturaleza del trabajo. Hay nuevos patrones y demandas de elección y flexibilidad, equipos más distribuidos y mayor importancia de la cultura de compañía”, destaca Wendy Mars, Presidente para EMEAR en Cisco. “La tecnología de colaboración que utiliza la IA, los sensores ambientales y la analítica avanzada son fundamentales para mantener a los equipos conectados y productivos en cualquier lugar, e incrementar también la seguridad en la oficina”.

El tele-trabajo durante el confinamiento ha cambiado las demandas y hábitos de la actividad laboral, señala Andreu Vilamitjana, Director General de Cisco España.  “Para tener éxito en este nuevo modelo de trabajo híbrido, las empresas españolas deberán invertir en habilidades digitales y en herramientas de colaboración productivas, sencillas y seguras, además de fomentar una cultura de autonomía y confianza”.

Cisco España