Al día

El sector logístico se enfrenta a la escasez de mano de obra cualificada

• Los perfiles más demandados son los tecnológicos, aunque también se destaca la falta de transportistas y operarios. • Impulsar la formación, la visibilidad del sector y mejores condiciones laborales son algunas de las medidas que pueden tomar las empresas para atraer y retener el talento, según Proequity.

Uno de los principales desafíos a los que se está enfrentando el sector logístico es la escasez de mano de obra cualificada. La actividad ha crecido significativamente en los últimos años, especialmente desde la pandemia de COVID-19, y el aumento de demanda de trabajadores no obtuvo la misma correlación con la oferta.

Los últimos datos revelados por el Foro de Logística muestran que durante el último trimestre de 2023 y el primero de 2024 hubo una caída en el número de ocupados en España en comparación con los mismos períodos del año previo. En los primeros tres meses de 2024, disminuyó en 5.800 la cantidad de trabajadores en el sector, mientras que el número de desocupados aumentó en un 1,9%. El problema sigue una tendencia global: una encuesta realizada por Descartes Systems Group y el instituto de investigación Sapio en nueve países europeos, Canadá y Estados Unidos mostró que el 76% de los operadores logísticos sufren la falta de trabajadores en sus actividades.

Proequity, consultora líder en operaciones inmologísticas, explica que actualmente los perfiles más demandados por las empresas logísticas son los tecnológicos, centrados en innovación y sostenibilidad. Precisamente, son los más difíciles de ocupar, aunque también se destaca la falta de transportistas y operarios. 

Algunas de las causas que explican este problema se relacionan con la falta de visibilidad y conocimiento sobre el sector. La actividad logística abarca una amplia diversidad de puestos, tanto manuales como profesionales, pero no son del todo conocidos por la población activa. Para muchos trabajadores subyace la percepción de que se trata de labores extremadamente pesadas y demandantes, y el sector compite por captar la fuerza laboral con otras industrias en auge, como la tecnológica y la construcción. Ante un panorama de envejecimiento de la población laboral, las condiciones de trabajo en logística no terminan de resultar atractivas para los nuevos trabajadores jóvenes.

Esta escasez de mano de obra impacta directamente en la eficiencia operativa, aumentando costos y reduciendo la capacidad de respuesta. En el citado estudio de Descartes Systems Group y Sapio, el 58% de los encargados de logística afirmó que su nivel de servicio al cliente ha caído como consecuencia de la falta de trabajadores. Esto conlleva pérdidas financieras para las empresas.

¿Qué pueden hacer las empresas de logística para mitigar este problema?

Desde Proequity se proponen algunas medidas que se pueden llevar adelante:

  • Impulsar la visibilidad del sector y sus diferentes posibilidades profesionales, especialmente orientado a los nuevos trabajadores jóvenes.
  • Fomentar la formación constante y adecuada de los trabajadores para que puedan mejorar sus competencias y adaptarse a las demandas del mercado.
  • Enfatizar en las buenas condiciones de trabajo a través de políticas de beneficios económicos, corporativos y de programas de conciliación de la vida laboral y familiar a fin de reducir la alta tasa de rotación de empleados.
  • Reforzar el liderazgo interno en las empresas para mantener la motivación en alto y fortalecer el compromiso por parte de los trabajadores.

"En la actualidad, la escasez de mano de obra en la actividad logística es un desafío significativo para todo el sector y le exige a las empresas tener una visión estratégica a futuro. Aquellas que logren atraer y mantener al talento a través de programas de formación, buenas condiciones laborales y programas de liderazgo sólido tendrán la oportunidad de destacarse en el mediano y largo plazo”, señala David Martínez, director general de Proequity.