Al día

Las nuevas rutinas de trabajo y la grave crisis de determinados sectores generan un descenso en la demanda de servicios de limpieza durante 2020

En 2020, el sector de la limpieza ha jugado un papel esencial a la hora de combatir la pandemia y reducir el número de contagios, ofreciendo entornos limpios y seguros para la población. Esto ha sido posible gracias a una rápida capacidad de adaptación al medio y la flexibilidad mostrada por este sector profesional ante un marco actual en constante cambio.

Esta es una de las conclusiones del estudio Grandes Cifras del Sector Limpieza 2021, elaborado por la Comisión Research de IFMA España, capítulo español de la International Facility Managemet Association. Como en años anteriores, el estudio es una radiografía de la situación actual de las empresas de limpieza a nivel nacional y recoge datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (ASPEL), la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), DBK informa y empresaactual.com.

El estudio detalla que a pesar de las nuevas necesidades de higiene y desinfección generadas por la COVID-19, según las estimaciones del INE, en 2020 el volumen de negocio sectorial cae 6,3 puntos porcentuales con respecto al año anterior debido a la suspensión de contratos públicos y de los ERTE en el sector privado. Para este 2021 se prevé únicamente un ligero repunte del 0,25%. De este modo, las nuevas necesidades de higiene y desinfección de espacios originadas por la pandemia  no compensarán el descenso de la demanda en los principales sectores más afectados por la crisis y la presión sobre los precios. Del mismo modo, las nuevas rutinas de trabajo y la no asistencia a la oficina, también ha reducido la demanda.

 

Problemática y tendencias del sector de la limpieza en España

Según la encuesta realizada por IFMA España a empresas del sector, la principal problemática del sector de la limpieza sigue siendo la dictadura del precio, con una reducción continua del coste, seguido de la desviación económica por la pandemia, la subrogación de los empleados por los convenios y los ERTE.

Por otra parte, consideran que el número de trabajadores afiliados en el sector de limpieza, según el INE, en 2019 llegó a 529.300 trabajadores. A corto plazo se espera un avance en el proceso de concentración de la oferta en el grupo de operadores líderes. Esta situación excepcional ha aumentado los costes y el estándar de higiene y limpieza ahora es mucho más exigente.

 

El futuro del sector de la limpieza exige una rápida respuesta y adaptación al cambio

El futuro y la sostenibilidad también tienen cabida en esta encuesta, ya que las empresas opinan que el futuro del sector de la limpieza pasa por un proceso de innovación y por aplicar soluciones tecnológicas que mejoren la eficiencia de la actividad laboral y faciliten el día a día de los trabajadores.

El tratamiento de los residuos originados en el servicio de limpieza, junto con el uso de maquinaria de limpieza sostenible y la reducción de emisiones y huella hídrica son los principales retos en cuanto a sostenibilidad, según los datos recogidos por IFMA España

El estudio sobe Grandes Cifras del Sector de la Limpieza 2021, elaborado por la Comisión de Research de IFMA España, ha contado con la colaboración de la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (ASPEL) quien, en la figura de su presidente Sr. D. Juan Díez de los Ríos ha recogido también una serie de reflexiones sobre el futuro en las que habla de cómo afecta la COVID-19 al sector y a los espacios de trabajo.

 Para Díez de los Ríos “no se volverán a usar los m² de oficina de la misma forma, ya que se implantarán nuevos protocolos de trabajo. Otros sectores que nos preocupan y afectan son los transportes, los hoteles y los viajes. La incertidumbre es doble: por un lado, cuando será su vuelta definitiva y por el otro la adaptación a las nuevas políticas sanitarias. A este escenario se suman los riesgos legales, laborales y políticos de un entorno cambiante”.

El presidente de ASPEL remarca que lo más importante en el sector es Inspirar confianza a los clientes. Es un hecho que contribuimos a que su edificio sea más higiénico, seguro y con un aspecto más acogedor”.

Insiste en que el sector vive una época en la que es necesario ser realistas y asumir estos cambios en los protocolos de limpieza, ya que lo más previsible es que hayan llegado para instalarse definitivamente.  “tenemos que ser asertivos y comunicar bien nuestros esfuerzos de limpieza y protocolos de higiene a los usuarios del edificio para que se pueda promover una confianza indiscutible en las organizaciones sobre nuestro servicio”. En definitiva, el estudio sobe Grandes Cifras del Sector de la Limpieza 2021 deja patente que, pese a la crisis, las empresas de limpieza son un pilar base y el primer paso para la reactivación económica de los diferentes sectores a nivel nacional.