Los Maestros Chocolateros Lindt dan las claves para disfrutar del mejor chocolate en verano

El cacao es, desde hace cinco mil años, un dulce muy valorado por todos. La compañía suiza de chocolate premium Lindt & Sprüngli trabaja desde 1845 para deleitar a los verdaderos amantes del chocolate con multitud de innovaciones con las que satisfacer a los paladares más exigentes.

En este sentido, el verano es una época en la que debemos tener más cuidado a la hora de conservar este producto. Y es que las altas temperaturas pueden afectar a su sabor y calidad. Por ello, y con motivo de la celebración, el próximo 7 de julio, del Día Mundial del Cacao, los Maestros Chocolateros Lindt comparten algunos consejos para seguir disfrutando del mejor chocolate durante los meses más calurosos del año.

1. La temperatura perfecta

Los Maestros Chocolateros Lindt seleccionan cuidadosamente las mejores habas de cacao y las mezclan para crear su sabor único y singular. Provienen de árboles que crecen a veinte grados al sur y al norte del ecuador, lo que sin duda determina las características de su sabor. Y es precisamente por este motivo que la temperatura en la que se conserve el cacao afecta y altera el paladar. Según los Maestros Chocolateros Lindt, el chocolate debe conservarse alejado de la luz solar, a una temperatura ambiente que oscile entre los 14 y los 20ºC y que no supere el 60% de humedad. Se trata de unas condiciones difíciles de mantener en esta época del año, pero la mejor solución para consumirlo en perfecto estado es ubicarlo en un sitio fresco y seco como, por ejemplo, la despensa o una vinoteca.

2. La nevera: Solo apta para los casos más extremos

Guardar el chocolate en la nevera altera el sabor, con lo que no sería la opción más recomendable si queremos disfrutar de la autenticidad del producto. Aun así, es cierto que en verano no siempre podemos asegurar que tengamos en casa un lugar fresco en el que conservar el chocolate. Así pues, si nos decidimos por el refrigerador, es importante guardarlo siempre en los estantes superiores, en los que la temperatura es un poco más alta.

En este sentido, los Maestros Chocolateros Lindt afirman que también debemos tener en cuenta que el cacao es higroscópico y que, por ello, contiene propiedades que absorben todos los olores de su alrededor. Por este motivo, si decidimos ponerlo en la nevera, lo más apropiado es guardarlo en un recipiente hermético. Y, sobre todo, si queremos disfrutarlo en las mejores condiciones, no tenemos que olvidarnos de sacarlo de la nevera 15 minutos antes de consumirlo.

3. La conservación según el porcentaje de cacao

En los países mediterráneos como el nuestro, el consumo de chocolate negro se ha incrementado de forma exponencial en los últimos años. Su sabor intenso y puro ha cautivado a los amantes de este delicioso producto. Además, es el chocolate que mejor se conserva durante los meses de verano.

Así, la gama Lindt EXCELLENCE de altos porcentajes, que va desde el más suave (50%) hasta el más puro (100%), será la que resistirá mejor las altas temperaturas, permaneciendo en excelentes condiciones para disfrutarlo con la familia o los amigos.

4. Chocolate blanco: el más delicado

El chocolate blanco, debido a su alto contenido de manteca de cacao, es al que más le afecta el calor de esta época del año. Para consumirlo en las mejores condiciones, debemos conservarlo en un ambiente fresco. Esto facilitará que no se derrita, adquiera olores o pierda sus características y sabor irresistible.

5. Prevenir el efecto fat bloom

El fat bloom, también conocido como afloramiento o blooming, es la alteración del sabor y la textura del chocolate debido a la variación de altas y bajas temperaturas.

Concretamente, la grasa propia de la manteca de cacao se vuelve líquida a causa del calor y migra a la superficie de la tableta, cristalizándose otra vez con el frío y presentando una fina capa de color blanquecino.

En cualquier caso, hay que ser conscientes que el chocolate con esta apariencia es perfectamente apto para ser consumido, aunque habrá perdido algo de su sabor original. Para evitarlo, es fundamental conservarlo en un lugar fresco y alejado de la luz solar.

6. Chocolate con fruta: una opción ideal para los meses de más calor

Por su frescura, la fruta es uno de los platos estrella de esta época del año. Pero, ¿y si la mezclamos con el delicioso sabor del chocolate? El resultado es una receta de lo más veraniega apta para todos los paladares. Los Maestros Chocolateros Lindt lo tienen muy claro. Por eso, en estos meses tan esperados, nos proponen disfrutar de la marca Lindt EXCELLENCE, con recetas de chocolate negro suave con deliciosas y sorprendentes combinaciones, como Flor de Sal, Naranja, Menta, Fresa o Sésamo.

Lindt también tiene disponible su gama Lindt Sensation Fruit, una combinación de sabor y textura únicas elaborada a partir de fruta envuelta con el chocolate más refinado. Existen dos opciones: Sensation Fruit Frambuesa y Arándano Rojo y Sensation Fruit Arándanos y Acai. En este sentido, otra de las propuestas de los Maestros Chocolateros Lindt para los meses de más calor es la gama Lindt Sensation Crispy, con dos deliciosas variedades de corazón de galleta de cereales - una con chocolate negro y otra con chocolate con leche – y una tercera con corazón crujiente de Maíz Tostado al punto de sal recubierta con chocolate con leche.

Y por supuesto no pueden faltar las exclusividades que la compañía pone al alcance del consumidor más chocolatero durante el verano en sus tiendas propias: los deliciosos sticks de Coco, Coco Ron y Limón Jengibre recubiertos con el más cremoso chocolate Lindt.