Al día

Luis Planas: La gastronomía es uno de los principales activos para promocionar los alimentos de España en el exterior

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha destacado el papel relevante de la gastronomía y la hostelería españolas, tanto desde el punto de vista económico, como del cultural y social. “La gastronomía y la alimentación es uno de nuestros grandes activos”, ha enfatizado el ministro, para promocionar los alimentos de España en el exterior.

Para el ministro, la gastronomía española se ha convertido en una de las mejores fortalezas en la creación de una imagen de marca y de reconocimiento internacional. La profesionalidad de los chefs, la calidad y variedad de los alimentos españoles y la puntera industria alimentaria constituyen una simbiosis que identifican a España como una potencia gastronómica de primer nivel internacional.

Luis Planas ha participado hoy en la entrega de los 47º Premios Nacionales de Gastronomía, unas distinciones que concede la Real Academia de Gastronomía para reconocer el talento de los profesionales del sector en la puesta en marcha de prácticas gastronómicas sostenibles y el desarrollo de nuevos productos, nuevas técnicas culinarias y nuevas formas de producción.

El ministro ha reconocido la labor de la Real Academia de Gastronomía por difundir y proteger el arte culinario, promocionar la cultura gastronómica española y apoyar al sector de la restauración ante los retos que se le presentan. Para el ministro, la actividad de los galardonados es un fiel reflejo de cómo la gastronomía acompaña a la sociedad en su evolución y participa en su transformación.

Planas ha reiterado el apoyo decidido del ministerio al sector de la gastronomía en su tarea de estimular unos hábitos de consumo más responsables y sostenibles. Este apoyo se manifiesta principalmente a través de la Estrategia Alimentos de España, que en 2020 inició una nueva campaña bajo el lema “Alimentos de España. El país más rico del mundo”, con el objetivo de reconectar al consumidor con toda la riqueza alimentaria española.

El ministro ha puesto el foco en el “alto nivel gastronómico que tenemos en España”, por el que “se come bien en bares, tascas, chinringuitos, casas de comida, restaurantes o en salones gourmet”, gracias a una gran variedad de alimentos, en calidad y en cantidad, a precios aceptables, fruto del trabajo de toda la cadena alimentaria y hostelera.

El ministro ha destacado el importante papel que tiene la gastronomía para alimentar bien al mundo y hacerlo de forma sostenible. Así lo demostraron los cocineros y cocineras durante la pandemia, cuando evidenciaron una gran capacidad de innovación y creatividad a la hora de generar nuevas fórmulas y modelos económicos en la producción, logística y en el consumo de alimentos.

Asimismo, el ministro ha subrayado que la seguridad alimentaria y la disponibilidad de alimentos se ha convertido en uno grandes de los retos de futuro, que requieren la necesidad de impulsar una gastronomía del aprovechamiento, utilizar de productos locales y de temporada y poner en práctica técnicas más respetuosas con el medio ambiente.