inicio
Domingo 16 de diciembre de 2018
10/10/2017
preparar para imprimir

Krug presenta su último Vintage: Krug 2004 "Frescura Luminosa"

No suelo hacer promesas, pero hay una que hago sin reservas ni duda alguna: nadie olvidará nunca la primera vez que probó Krug. Olivier Krug

La Maison Krug, famosa por producir exclusivamente cuvées de prestigio desde 1843, presenta Krug 2004, la palpitante nueva añada que marca una cosecha excepcional para el champagne. El nacimiento de un nuevo Krug Vintage es siempre un momento excepcional, pues Krug declara una añada en muy raras ocasiones: únicamente en los años que demuestran, además de una excelente calidad, un carácter y una personalidad realmente únicos.

En Krug nos encanta contar historias.
A través de un Krug Vintage contamos la historia de un año interesante.
Nuestro amor y dedicación son las claves que permiten que estas delicadas historias que queremos contar sean llevadas a la vida.
Olivier Krug, sexta generación de la familia Krug

 

KRUG VINTAGE 2004
Krug Vintage 2004 ha sido bautizado por la Maison como “Frescura Luminosa” porque evoca las sensaciones de las primeras horas de una mañana de verano en la Champagne.
Tras un frío inicio de la temporada de cultivo, el buen tiempo reinante desde mediados de septiembre hasta primeros de octubre aseguró que 2004 fuese un año generoso, dejando atrás la climatología extrema y el escaso rendimiento de 2003. El apogeo de la naturaleza brindó todo un abanico de opciones y la uva vendimiada se encontraba en excelentes condiciones. Para Krug, el año 2004 produjo unos vinos sumamente expresivos, brillantes, de una elegancia innegable y discreta, con una estructura resplandeciente.

KRUG 2004
Krug 2004 revela la vibrante historia de un año fresco. Se trata de un champagne muy equilibrado que combina delicadeza y profusas notas cítricas de todo tipo con una brillante estructura, cuya elegancia surge tras 12 años en bodega adquiriendo armonía, expresión y finura.
Krug 2004 es un diálogo entre resplandecientes Chardonnays (39%) y un sustrato de Pinot Noir (37%), conjugados con la vivacidad, la tensión y las notas cítricas de Meunier (24%).


NOTAS DE CATA
• A primera vista, su bello color dorado claro promete una frescura radiante.
• La nariz comienza con un expresivo bouquet de jengibre, cítricos confitados y membrillo, seguido por notas más complejas que evocan merengue de limón, ciruela y mirabel.
• En boca, es un champagne muy equilibrado con ligeras notas de brioche y miel, que dan paso a una plétora de cítricos frescos, tales como la naranja, el limón y la mandarina, realzados por un final de gran elegancia.

INSPIRACIONES DE MARIDAJE
Krug 2004 promete deliciosos maridajes con erizos de mar, tartar de salmón o caviar. Acompaña también con acierto a un delicado pescado blanco en salsa de limón y aceite de oliva o al lenguado meunière, así como a platos tailandeses aderezados con jengibre y citronela. El queso de cabra fresco y los cítricos confitados subrayan la hermosa frescura del Champagne, mientras que el merengue de limón conjuga a la perfección en el postre.
Krug Vintage 2004 está disponible en las mejores tiendas especializadas y El Club del Gourmet a un Pvp Recomendado de 250 €.

Descubre la historia completa de cada botella de Krug a través de Krug iD, los seis dígitos que figuran en la etiqueta posterior, a través de la aplicación Krug app, Twitter o Google. http://app.krug.com, @krug o krug.com.

LOS ORÍGENES DE KRUG VINTAGE
Un Krug Vintage cobra vida gracias a la herencia del espíritu pionero de su fundador Joseph Krug. Para él, la esencia del champagne es el placer en sí mismo. Su sueño cuando fundó la Maison Krug en 1843 era ofrecer a sus clientes, en forma de champagne, una experiencia placentera año tras año independientemente de las variaciones que se producen en el clima. De esta manera se crearon dos champagnes:

Champagne Nº 1, que pasó a llamarse Krug Grande Cuvée: la expresión más completa de champagne cada año. Un ejemplo de la generosidad, la profundidad y la plenitud de su creación, una mezcla de al menos 120 vinos procedentes de, por lo menos, diez añadas diferentes.

Champagne Nº 2, lo que hoy conocemos como Krug Vintage: un champagne que mantiene una calidad exquisita y que es creado de acuerdo a las circunstancias de un año en particular. Este champagne procede de la selección de los mejores vinos de un año y a su vez se ve reforzado por una estancia de más de diez años en las bodegas de la Maison.

LA MAISON KRUG
La única Maison que elabora sólo champagnes de Prestigio todos los años desde 1843. Los champagnes de Krug se caracterizan por la absoluta atención al detalle y la artesanía en el proceso de elaboración.

La historia de la casa Krug ilustra la hermosa aventura de un visionario, Joseph Krug, quien entendió que la esencia del champagne es el placer, ofreciendo a sus clientes lo mejor de cada añada, independientemente del impacto climático del año, evitando la espera de una buena cosecha para elaborar un gran champagne.

La elaboración de los champagnes Krug se basa en un método absolutamente único en la Champagne, marcado por la obsesión en el detalle y la búsqueda permanente de la excelencia. Un respeto absoluto por la individualidad de cada viñedo, una filosofía al servicio de la altísima calidad, la mezcla de vinos conocida como "assemblage", y el larguísimo tiempo de maduración de los champagnes Krug, son los elementos del proceso de elaboración artesanal de Krug desde 1843.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: