Al día

El gran maestro y campeón mundial de ajedrez Magnus Carlsen presenta la experiencia ‘Gambito de Maître’ en una entrevista inédita y exclusiva


A su paso por Royal Hideaway Sancti Petri, el ajedrecista noruego, Gran Maestro Internacional y decimosexto Campeón Mundial de Ajedrez, se prepara para el torneo de Dubái y respalda la iniciativa creada por el hotel para disfrutar del ajedrez en un entorno idílico

En su apuesta por cuidar el cuerpo y la mente, Royal Hideaway Sancti Petri presenta Gambito de Maître, una experiencia que invita a disfrutar del ajedrez mediante partidas simultáneas con el maître del hotel, Guillermo García García. Se organiza una vez a la semana, logrando una enorme acogida entre los huéspedes que se animan a probarla.

“La idea nace del gran éxito alcanzado por Gambito de Dama. De ahí el guiño a la serie, a la vez que se hace referencia a la persona que imparte la actividad y a su nivel, ya que «maître» significa maestro en castellano y ese es el título que ostenta Guillermo como jugador de ajedrez, además de ser excampeón escolar de España”, explica Ignacio Martín Ondé, director del resort de cinco estrellas.

El propósito es ofrecer una experiencia única y memorable en torno al ajedrez en el lugar de destino, la cual cuenta con el apoyo de Magnus Carlsen, Gran Maestro Internacional y decimosexto Campeón Mundial de Ajedrez, como embajador.

“Magnus pudo conocer y asistir a nuestras partidas simultáneas, al mismo tiempo que se preparaba para el Campeonato Mundial de Ajedrez de Dubái”, apunta el maître. Durante varios días Royal Hideaway Sancti Petri, considerado uno de los máximos referentes hoteleros de España en materia de salud y bienestar, reconocido en los Awards for Excellence 2020 de Condé Nast Johansens como ‘Mejor destino con spa de Europa y del Mediterráneo’ y en los World Travel Awards 2020 como ‘Mejor hotel de playa de Europa’ y ‘Mejor suite de hotel de España’, pasó a convertirse en epítome del ajedrez, teniendo la oportunidad de entrevistar en exclusiva al segundo campeón más joven de la historia del ajedrez, apodado como el 'Mozart del ajedrez'.

 

Entrevista a Magnus Carlsen, Campeón del Mundo de Ajedrez

Te proclamaste Campeón Mundial de Ajedrez con tan solo 22 años. ¿Cómo se vive el hecho de conquistar el mayor logro de este deporte a una edad tan temprana?

Magnus: Lo que experimenté en 2013 fue genial, claro. Casi toda mi vida ha estado dedicada a este objetivo en particular, convertirme en campeón del mundo, y es cierto que, en términos de edad, sí que era joven. Sin embargo, ya había estado jugando y compitiendo durante muchos años y era un ajedrecista experimentado. Ahora ves a jugadores conquistando títulos de Grand Master a los 12 o 13 años, por lo que en este deporte tienes que empezar muy joven para llegar a ser un buen jugador. 

 

El próximo noviembre de 2021 lucharás por el título en el Campeonato Mundial de Ajedrez de Dubái. ¿Cómo se prepara un maestro del ajedrez para este torneo?

Magnus: La preparación para un Campeonato Mundial de Ajedrez tiene diferentes niveles. Yo diría que el componente principal es teórico, pero también es muy importante la preparación física para poder ser la mejor versión de uno mismo en todos los sentidos, tanto mentalmente para el ajedrez como físicamente. 

 

¿Qué crees que hace de Royal Hideaway Sancti Petri el sitio idóneo para jugar al ajedrez?

Magnus: Hay muchas buenas razones para estar aquí. En primer lugar, el clima es maravilloso, no hace ni demasiado frío ni demasiado calor. También resulta perfecto para realizar actividades deportivas. Hemos estado jugando al fútbol, al pádel… Además, dispone de unos jardines preciosos y de una excelente gastronomía. En general, es una ubicación ideal para prepararse y es importante que el lugar en cuestión no sea demasiado grande para poder concentrarse en la tarea que te ocupa.

 

¿Qué te pareció la serie en la que se inspira Gambito de Maître? Y, sobre todo, ¿qué te atrajo de nuestra experiencia?

Magnus: En primer lugar, me encanta la serie ‘Gambito de dama’. La parte del ajedrez está muy bien hecha, con muchos detalles sobre este deporte y su historia, y tiene partidas que tampoco había visto nunca. Además, la trama como tal es interesante y está genial interpretada.

Respecto a Gambito de Maître, me encanta que el hotel innove y piense en nuevas ideas.

Sé que España es un país con una gran tradición ajedrecística; a mucha gente le gusta jugar y, en ese sentido, esta experiencia ofrece la combinación perfecta entre destino y ajedrez.

 

¿Qué tiene que tener un lugar para ser perfecto a la hora de practicar y jugar al ajedrez?

Magnus: El lugar perfecto se asemeja mucho a Royal Hideaway Sancti Petri. Un jardín precioso sin distracciones.

 

¿Qué consejos le darías a una persona que se está iniciando en el arte del ajedrez?

Magnus: A mí, personalmente, lo que siempre me ha movido en el ajedrez ha sido lo divertido e interesante que me parece, y eso es algo que todavía perdura. Por lo que diría que, cuando uno empieza a jugar al ajedrez, ha de ser un poco paciente si al principio no sale como esperas, no se va a conseguir todo inmediatamente. Dicho esto, que cada uno haga lo que le parezca interesante y divertido. Si es el ajedrez, fenomenal, porque pienso que es un juego precioso y trascendental. Pero si es otra cosa, ¡adelante!

 

En tu caso, ¿recuerdas a qué edad descubriste el ajedrez y cómo fue el acercamiento a lo que es hoy tu vocación, además de profesión?

Magnus: Empecé a jugar y aprendí los movimientos cuando tenía aproximadamente 5 años y medio. Me gustaba el juego, pero por entonces no tenía la paciencia para sentarme, esforzarme y estudiar con el propósito de mejorar. No fue hasta los 8 años cuando realmente empecé a aprender sobre el ajedrez. Comencé a interesarme mucho y mi primer objetivo fue ganar a mi hermana mayor. Después de eso me enamoré del juego y estudiaba por mi cuenta, y así ha sido desde entonces.

 

¿Cuáles son los beneficios que reporta este deporte para quien lo practica?

Magnus: Diría que hay dos cosas importantes para mí. El ajedrez enseña a pensar de forma analítica y a ser paciente. Pero creo que, además, te enseña a tomar decisiones bajo mucha presión. En el ajedrez estás constantemente presionado por factores externos como el tiempo, tanto el del tablero como el que marca el reloj. Esto que te aporta el ajedrez es útil en cualquier profesión en la que se tengan que tomar decisiones calculadas y rápidas.

 

¿Qué tiene que tener un lugar para ser perfecto a la hora de practicar y jugar al ajedrez?

Magnus: El lugar perfecto se asemeja mucho a Royal Hideaway Sancti Petri. Un jardín precioso sin distracciones.

 

¿Qué consejos le darías a una persona que se está iniciando en el arte del ajedrez?

Magnus: A mí, personalmente, lo que siempre me ha movido en el ajedrez ha sido lo divertido e interesante que me parece, y eso es algo que todavía perdura. Por lo que diría que, cuando uno empieza a jugar al ajedrez, ha de ser un poco paciente si al principio no sale como esperas, no se va a conseguir todo inmediatamente. Dicho esto, que cada uno haga lo que le parezca interesante y divertido. Si es el ajedrez, fenomenal, porque pienso que es un juego precioso y trascendental. Pero si es otra cosa, ¡adelante!

 

En tu caso, ¿recuerdas a qué edad descubriste el ajedrez y cómo fue el acercamiento a lo que es hoy tu vocación, además de profesión?

Magnus: Empecé a jugar y aprendí los movimientos cuando tenía aproximadamente 5 años y medio. Me gustaba el juego, pero por entonces no tenía la paciencia para sentarme, esforzarme y estudiar con el propósito de mejorar. No fue hasta los 8 años cuando realmente empecé a aprender sobre el ajedrez. Comencé a interesarme mucho y mi primer objetivo fue ganar a mi hermana mayor. Después de eso me enamoré del juego y estudiaba por mi cuenta, y así ha sido desde entonces.

 

¿Cuáles son los beneficios que reporta este deporte para quien lo practica?

Magnus: Diría que hay dos cosas importantes para mí. El ajedrez enseña a pensar de forma analítica y a ser paciente. Pero creo que, además, te enseña a tomar decisiones bajo mucha presión. En el ajedrez estás constantemente presionado por factores externos como el tiempo, tanto el del tablero como el que marca el reloj. Esto que te aporta el ajedrez es útil en cualquier profesión en la que se tengan que tomar decisiones calculadas y rápidas.