Al día

El déficit de hierro es la deficiencia nutricional más frecuente en los bebés

El hierro es uno de los nutrientes que presenta mayores carencias durante la infancia. Durante los primeros seis meses de vida con la lactancia materna, se ha demostrado que no es necesaria una suplementación con hierro. Sin embargo, una vez que se introduce la alimentación complementaria conviene vigilar que haya un aporte suficiente de hierro y otros nutrientes para favorecer un óptimo desarrollo del bebé, especialmente en esta etapa con una alta tasa de crecimiento para el bebé. 

Las actuales recomendaciones de las sociedades médicas en cuanto a la alimentación de los bebés indican que un exceso de alimentos proteicos en los primeros años de vida se asocia con obesidad posterior. Por tanto, para contrarrestar esta relación entre ingesta proteica y obesidad se suele indicar la reducción del aporte de proteínas de alto valor biológico de la dieta, como carnes o pescados, y que también son fuentes importantes de hierro. Esto puede producir una ingesta deficitaria de este mineral, que desempeña un papel clave en el desarrollo del bebé.

Para evitar posibles carencias “conviene complementar la dieta con alimentos ricos en hierro” aconseja el Dr. Vitoria Miñana, pediatra jefe de la Unidad de Nutrición y Metabolopatías del Hospital La Fe de Valencia y presidente del Comité de Expertos del Observatorio Blevit, quién señala que “los cereales infantiles pueden ser un complemento ideal para alcanzar la ingesta diaria recomendada de algunos nutrientes como el hierro, que con otras alternativas no se llegan a alcanzar”.

Según la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) las necesidades diarias de hierro en lactantes entre los 6 y los 12 meses son de 8 mg al día. Con la ingesta de 20 o 40 g diarios de alimentos proteicos se logra un aporte de este mineral entre 0,3 y 2,4 mg.

Los cereales infantiles pueden lograr un aporte similar. Una ración de 25 gramos de cereales aporta entre 2 y 2,5 mg de hierro, mientras que con otras alternativas se obtiene un aporte menor que hace muy difícil alcanzar la ingesta diaria recomendada de hierro, como sucede con las papillas caseras de avena (0,9 mg) o de arroz integral (0,11 mg).

Los cereales infantiles, fundamentales al inicio de la alimentación complementaria

Según el “Estudio sobre el papel de los cereales en la nutrición infantil” elaborado por el Observatorio Blevit, más del 70% de los pediatras consideran que el consumo de papillas de cereales es importante al inicio de la alimentación complementaria y destacan como principales beneficios su papel fundamental en el desarrollo y crecimiento del bebé, ya que son una fuente de nutrientes importantes durante esta etapa como el hierro, la fibra y las vitaminas. Además, suponen un gran aporte de energía y vitalidad para cubrir las necesidades energéticas del bebé, y de hidratos de carbono, que en una dieta equilibrada deben aportar el 40% de la energía. 

A la hora de escoger los cereales infantiles, conviene prestar atención a la cantidad de azúcares para no superar la ingesta diaria recomendada. Actualmente, se elaboran cereales infantiles sin azúcares añadidos, ni azúcares producidos, aquellos que se generan a través de la dextrinación, y, por tanto, al eliminar este proceso se logra reducir el contenido en azúcares.  Asimismo, se emplea una mayor cantidad de grano completo o cereales integrales, que aportan más fibra, sin afectar a la digestibilidad de las papillas. Según un estudio sobre los cereales infantiles realizado en España, la toma de 25 o 30 g de cereales infantiles al día no aporta más del 5% de azúcar de la ICT (ingesta calórica total)[1], acorde con las recomendaciones actuales de la ESPGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición) sobre la ingesta de azúcares libres en los 2 primeros años de vida[2].

 


[1] Vitoria I. Contenido actual de los cereales para lactantes y posibles alternativas: No todo vale en nutrición infantil. An Pediatr 2021; DOI: 10.1016/j.anpedi.2020.11.023

[2] Fidler Mis N, Braegger C, Bronsky J, Campoy C, Domellöf M,Embleton ND, et al. ESPGHAN Committee on Nutrition. Sugarin Infants, Children and Adolescents: A Position Paper of the European Society for Paediatric Gastroenterology Hepatology and Nutrition Committee on Nutrition. J Pediatr Gastroenterol Nutr.2017;65:681---96.

El Observatorio Blevit. Por una Nutrición Saludable

El “Observatorio Blevit. Por una Nutrición Saludable” es una entidad de carácter científico-divulgativo impulsada por Laboratorios Ordesa y que cuenta con un equipo multidisciplinar formado por especialistas de diferentes disciplinas: Pediatría, Farmacia y Nutrición; que aportarán su conocimiento y experiencia para informar, concienciar y proporcionar a las familias herramientas útiles para ayudarles en la nutrición de sus hijos.

El Comité de Expertos del Observatorio Blevit está formado por el Dr. Isidro Vitoria Miñana, jefe de la Unidad de Nutrición y Metabolopatías del Hospital La Fe de Valencia; Ana María López Sobaler, doctora en Farmacia y Catedrática de Nutrición y Bromatología de la Universidad Complutense de Madrid; la modelo y presentadora Helen Lindes, como madre de dos hijos, y el periodista y divulgador especializado en Salud Javier Granda.