inicio
Sábado 17 de noviembre de 2018
12/12/2017
preparar para imprimir

Combatir y aliviar los dolores bucales con aceites esenciales 

 

• El presidente de COFENAT, Roberto San Antonio-Abad, asegura que “para evitar y tratar el dolor bucal es imprescindible mantener una correcta higiene dental, pero también los enjuagues con aceites esenciales pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor”.

Todos estos consejos, insiste el presidente de COFENAT, "dependen siempre del caso particular de cada persona", por lo que recomienda "en caso de duda consultar con su Naturópata". En cualquier caso, concluye: "Yo particularmente suelo aconsejar el siguiente método: por la mañana, impregnamos un par de gotas de aceite de árbol de té en un apósito y limpiamos la zona afectada; si hay más de una zona afectada, limpiar cada una de ellas con un apósito diferente; después aplicamos crema de aloe vera puro, dejando que se absorba; por la noche antes de cenar, limpiar la zona con árbol de té, y antes de acostarte, aplicar unas gotas de aceite rosa mosqueta".

Roberto San Antonio-Abad explica que tenemos varias maneras de abordar esta molestia:

Rosa mosqueta: ayuda a regenerar la piel y las llagas producidas por las boqueras. Se aplicarán unas gotas en la zona. Mejor no mezclar con otras cremas o aceites para no restar efectividad. Aloe Vera: protege la zona, alivia la sequedad y regenera la comisura de los labios. En formato crema o bien 'stick' labial. Crema remedio rescate: es una crema elaborada por varias flores de Bach que tiene unos rápidos efectos calmantes de la zona. Aceite árbol de té: es un potente antifúngico y bacericida. Se aplica de la misma manera que la rosa mosqueta.

Por otro lado, el presidente de COFENAT hace hincapié en que sólo de tomar una gota por toma. “Se debe tomar únicamente una gota de estos aceites esenciales en cada toma. Lo adecuado es hacer este proceso cada tres horas con ayuda de un bastoncito de oídos que se debe dejar adherido a la zona dolorida unos segundos”, detalla.

Y concluye: “Aunque sea la forma habitual de aplicación, cada persona es diferente y, por tanto, se debe adecuar la toma y su aplicación en función de sus características. Por esta razón, siempre recomendamos que pregunte a un profesional de las Terapias Naturales”. 

 

¿Y si tenemos boqueras?

La queilitis angular, lo que comúnmente llamamos boquera, es una inflamación de la comisura labial, bien en un solo lado (unilateral), o en los dos lados (bilateral). Se produce normalmente en la población infantil y en la tercera edad, aunque puede presentarse en cualquier etapa de la vida. Esta terrible molestia está causada principalmente por falta de vitamina B, en especial B2 y B12, hierro y zinc, aunque también puede ser producida por bacterias u hongos.

En los niños suele presentarse por llevarse las manos sucias a la boca, o cualquier tipo de objeto, mientras que en las personas de la tercera edad aparecen porque en las arrugas de la comisura de la boca, los pliegues facilitan la colonización de diversos patógenos, como la cándida albicans o el staphylococcus aureus. Además, debemos tener presente que las prótesis dentales mal ajustadas pueden también  causar  boqueras. Si aparecen boqueras después de haberse puesto una prótesis, seguramente, sea porque no está correctamente ajustada.

Aspectos que pueden presentar las boqueras:

El enrojecimiento en la comisura y la inflamación puede ser signo de cándidas Si nos encontramos con una lengua pálida y no se aprecian las papilas, nos podemos encontrar ante un signo de anemia ferropénica, déficit de ácido fólico/vitamina B12. Con aspecto escamoso y sensación de calor podemos encontrarnos con una infección estafilocócica.

El dolor bucal es una de las peores molestias que puede sentir una persona a lo largo de su vida. Y, es que, este tipo de afección está definida como un dolor severo, sordo y palpitante que puede incrementar con el paso de las horas y que incluso, puede afectar al resto de partes del cuerpo.

Aunque en la actualidad hay muchos avances tecnológicos en cuanto a este asunto, puede darse e l caso de no estar cerca de una consulta de dentista o no se pueden adquirir los medicamentos necesarios para hacer frente al dolor. Por ello, siempre se puede recurrir a remedios naturales como son los aceites esenciales. 

En este sentido, el presidente de la Asociación Nacional de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales, COFENAT, asegura que “hay algunas alternativas naturales que, sin provocar ningún tipo de reacción, acaban con los dolores y evitan otras complicaciones”. Así San Antonio-Abad recomienda “enjuagues con aceites esenciales”. 

 

Cinco aceites naturales para decir adiós al dolor de muelas

Aceite esencial de canela: El aceite esencial de canela es un producto natural con compuestos analgésicos, antivirales y antibióticos que reducen la presencia de gérmenes en la boca. Además, su aplicación sobre las muelas y encías reduce la inflamación y el dolor. Aceite esencial de gaulteria: El aceite esencial de gaulteria salicilato de metilo. Por lo tanto, actúa como un analgésico y antiinflamatorio similar a la aspirina.  Aceite esencial de menta: El aceite esencial de menta contiene mentol y, por ello, genera un efecto frío anestésico casi inmediato.  Aceite esencial de romero: El aceite esencial de romero al ponerlo en contacto con la boca produce un efecto anestesiante inmediato y puede prolongarse durante varias horas. Además, es un potente relajante muscular.  Aceite de ylang ylang: El aceite de ylang ylang estimula la producción de endorfinas, sustancias similares a la morfina que nuestro cuerpo produce de forma natural para atenuar el dolor.


Más información sobre COFENAT en www.cofenat.es



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: