Al día

LIDL

Amplía su línea de productos de ‘carne que no es carne’

Tras posicionarse en 2020 como la cadena de supermercados con mayor número de referencias veganas y vegetarianas en sus lineales, Lidl sigue innovando en el sector de la distribución y ha dado un paso más en su compromiso por responder a las nuevas necesidades de sus usuarios.

La compañía acaba de presentar cuatro nuevas e innovadoras referencias de marca propia elaboradas a base de componentes vegetales:  la “carne” picada, las hamburguesas sabor pollo, los escalopines y las salchichas Bratwurst. Un lanzamiento que es fruto de la constante escucha activa que realiza la compañía, con el objetivo de satisfacer la creciente demanda de sustitutivos cárnicos.

El año pasado Lidl fue la primera cadena de distribución que lanzó su propia receta de ‘carne que no es carne’, bajo su marca Next Level Meat, con una hamburguesa vegana que logró arrasar en ventas por su relación calidad-precio, llegando a superar las expectativas hasta diez veces en menos de un mes. Después de su éxito y las demandas de sus usuarios, la cadena vuelve a innovar en el sector con una amplia e innovadora oferta, respondiendo a las nuevas tendencias alimentarias que buscan un hueco al público carnívoro dentro del sector veggie. Según datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el consumo de carnes en España ha experimentado una bajada del 12% durante los últimos seis años.

“Nuestra primera hamburguesa vegana tuvo una gran acogida y fue una auténtica revolución en ventas, superando cualquier expectativa. Logramos lanzar al mercado una hamburguesa vegana que imita las propiedades organolépticas de una de vacuno convencional, en cuanto a sabor, textura y olor, al mejor precio. Ahora, hemos decidido ampliar esta gama de productos debido a su gran acogida y respondiendo a las peticiones de nuestros usuarios, que nos pedían disfrutar de una variedad más extensa de productos en nuestros lineales y al mejor precio”, explica Miguel Paradela, Director General de Compras de Lidl España.

Actualmente, Lidl ofrece a sus usuarios un surtido de más de 40 referencias veggie de marca propia. Su amplia oferta y su relación calidad-precio han impulsado a la compañía a liderar el ranking de la venta de productos veganos: según un reciente estudio de Kantar, Lidl es ya la cadena de supermercados número 1 en cuota de mercado (22,5%) y en clientes (+ de 1,3 Mio de hogares).

 

La «revolución veggie» en cifras

Según un informe reciente de Kantar, la categoría de productos veganos ya supera los 90 millones de euros en ventas generadas en España. Se trata sin duda de una categoría que está al alza, creciendo a ritmo vertiginoso en nuestro país. De hecho, 2 de cada 10 hogares españoles reconocen haber comprado algún producto veggie en 2019.

Según el último estudio «The Green Revolution», de la consultora Lantern, un 35% de la población española ha reducido o eliminado su consumo de carne roja en el último año. Y es que según este estudio, el 9,9% de la población española ya se considera veggie, término que abarca a veganos, vegetarianos y flexitarianos: es decir, en España ya hay más de 4,4 millones de consumidores veggies adultos en España. Una cifra que, según el mismo estudio, ha aumentado un 27% desde el año 2017.  

Además, cada vez son más los usuarios que, conscientes de la necesidad de limitar el consumo de carne y preocupados por el impacto medioambiental, deciden hacer cambios en su cesta de la compra y probar substitutivos cárnicos. Una tendencia que se ha reforzado aún más a raíz de la pandemia originada por el Covid-19, ya que ha hecho aumentar la preocupación de la población por su salud y la necesidad de adquirir unos hábitos de vida más saludables.

El surtido de “Next Level Meat” de Lidl se refuerza con la llegada de cuatro nuevas propuestas a base de proteínas vegetales

Lidl trae a la mesa una alternativa real a la carne animal dirigida tanto para los ex carnívoros nostálgicos, como a los flexitarianos que quieren reducir su consumo de carne animal y a los omnívoros que buscan sorprender sus paladares y probar lo último en gastronomía. A base de proteínas vegetales, las nuevas propuestas veganas de Lidl consiguen replicar el sabor, la apariencia y el olor de la carne animal y se convierten en unos de los sustitutivos cárnicos mejor conseguidos del mercado internacional actual, con un formato y precio accesibles a todos los bolsillos.

La nueva picada vegana de Lidl, con un precio de 2,99 euros la unidad, está elaborada a base de soja y proteína de trigo que imita en sabor y aspecto a la carne picada procedente de animal y se puede incorporar como ingrediente en cualquier receta ya sea como relleno, con pasta, verduras, en unas fajitas o pizza, entre otras muchas posibilidades.

Los escalopines veganos están elaborados con harina de arroz y proteína de trigo y se presentan como otro gran reclamo de la selección. Son característicos por presentar un aspecto muy similar a la versión de pollo de este artículo y se encuentra en los lineales a un precio de 2,99 euros el pack. Por otro lado, Lidl ha reinventado todo un clásico de la gastronomía alemana: el Bratwurst, elaborado a base de proteína de soja y trigo, a un precio de 2,99 euros el pack.

La última novedad que incorpora esta gama es la nueva hamburguesa vegana sabor pollo, elaborada a partir de proteínas de guisante, sin lactosa y libre de colorantes y conservantes añadidos. Está a la venta a un precio de 2,99 euros el pack.

Las hamburguesas se posicionan como la categoría más relevante dentro de los productos de ‘carne que no es carne’. Según el reciente estudio de Kantar, representan actualmente más del 33% de las ventas de la categoría. Una cifra que crece a doble digito, con una evolución del 23,3% respecto al año anterior.

 

Reducción de emisiones de CO₂ en su proceso de producción y embalaje más sostenible

El nuevo surtido vegano “Next Level Meat” supone una reducción de hasta el 91% de emisiones de CO₂ en comparación con una hamburguesa de vacuno, gracias a su proceso de producción, minimizando el impacto medioambiental negativo en comparación con las altas emisiones de CO₂ provocadas por la industria cárnica. Además, cabe destacar que todas las nuevas referencias incluyen un novedoso embalaje más sostenible, con entre un 70 - 90% menos de plástico y 100% reciclable.

Lidl, La compañía que abanderó la retirada de bolsas de plástico en sus tiendas, tiene como objetivo reducir el consumo de plástico de un solo uso al menos un 20% hasta 2025 y garantizar la reciclabilidad del 100% de sus envases.