Al día

Oh, dulce Navidad

Si tuviéramos que elegir el momento más dulce del año sin duda sería la Navidad. Una época para disfrutar de las comidas a las que se suman los dulces tradicionales que extrañamos durante el resto del año, porque la Navidad se disfruta, se comparte y, sobre todo, se saborea.
 
En Mia Bakery el espíritu navideño ha invadido sus tartas. Las nuevas recetas especiales para la temporada de fiestas ya han llegado; gracias a su originalidad y sabor consiguen vestir una mesa a la vez que hacen las delicias de toda la familia.

La estrella de la mesa: Tarta estrella.

Gracias su forma puramente navideña no dejará indiferente a nadie, la única estrella capaz de robarle protagonismo a la que corona el abeto. Además de brillar en la mesa, lo hará en el paladar gracias al sablé de mantequilla que Mia Bakery ha adaptado para la ocasión, incluyendo un toque de jengibre sobre el que se coloca una crema ligera de vainilla natural ecológica y terminada con frutos rojos.

Sabor 100% a Navidad: Tarta de Navidad

Sí, la Navidad tiene un sabor, también un olor que consigue trasportarnos inmediatamente a un momento feliz en familia frente a la mesa. El poder de esta tarta transportaría a cualquier persona desde un 15 de julio hasta la noche del 24 de diciembre solo con olerla, una maravilla. ¿Cómo lo consigue? Tres capas de un jugoso bizcocho de jengibre y canela que se entrelazan con las capas del irresistible cream cheese frosting.

La icónica: Tartaleta de chocolate y naranja

Los dos sabores icónicos más juntos aún por Navidad. Una crujiente tartaleta de mantequilla sobre la que reposa un cremoso de naranja que se deshace nada más cortarla, está terminada con una capa de intenso chocolate negro. Nadie podrá comer solo un trozo.

El clásico: roncón de Reyes

El postre navideño que no falta en ninguna casa española, incluso se dice que sus Majestades los Reyes Magos de Oriente no dejan regalos en las casas que no lo hay. Amasado a mano con agua de azahar natural y coronado con almendras y un azúcar perlado súper esponjoso. Ante la disputa familiar: con o sin relleno, Mia Bakery opta por ofrecer las dos alternativas, si la opción ganadora es rellenarlo será con nata 100% natural.

La reina de Instagram: Tarta Reno

La tarta más fotogénica de la mesa, además de bonita, enamorará con su sabor; tres capas de bizcocho de chocolate con una clásica buttercream de chocolate negro, un capricho, que después de este 2020 todos merecemos. 

La Navidad es para compartirla, o no: Bundt Cake

Jugoso bizcocho horneado con una secreta mezcla de especias invernales, y por si no fuese suficiente terminado con caramelo salado. Un postre que más de uno guardará bajo llave para él solo, imposible compartirlo una vez que lo has probado.

Cada tarta está disponible en dos versiones: con y sin azúcar. Ambas con el mismo sabor, la misma textura y el mismo precio. Lo único que las diferencia es el 40% menos de calorías que contienen las tartas sin azúcar, aptas para todo el mundo, diabéticos incluidos. 
 
Todas las tartas de Mia Bakery están hechas una a una al momento, bajo pedido, sin desperdicio de ingredientes, de acuerdo a la filosofía “Ninguna tarta sin dueño”. Sin prisa y con cariño, poniendo la máxima atención al detalle en cada una de las fases de su elaboración. Porque sólo así es posible conseguir tartas de gran calidad y sabor.
 
Tartas que te transportan a la infancia gracias a la recuperación del sabor de lo natural. Elaboradas exclusivamente a partir de materias primas de temporada y de origen ecológico, que aportan un sabor único según la época del año. Libres de pesticidas y procedentes de proveedores km 0, lo que, además de un apoyo a la economía local, supone la reducción al mínimo de los niveles de contaminación y evita que los ingredientes pierdan propiedades como consecuencia de transportes excesivamente largos o innecesarios.

Listas para disfrutarlas tan sólo 24 horas después de realizar el pedido

miabakery.es