Al día

Comunicado de la Asociación de Plataformas de Servicios bajo demanda (APS)

Engloba a las principales plataformas de food delivery en España (Deliveroo, Stuart, Glovo y Uber Eats) sobre la cesión de la CEOE ante el Ministerio de Trabajo en la mesa del diálogo social

“Lamentamos profundamente la posición que la CEOE ha tenido en la mesa del diálogo social, en la que ninguna de las propuestas del sector del reparto de comida a domicilio ha sido tenido en cuenta. 

Las cesiones de la CEOE han sido totales, incluyendo la obligación de revelar los algoritmos, una medida que sin duda afectaría muy negativamente al desarrollo de la economía digital en España además de atentar contra los principios más básicos de la libertad de empresa y la propiedad industrial. 

Las plataformas de delivery seguimos viendo con mucha preocupación el futuro del sector y el efecto que la laboralización forzosa propuesta por el Gobierno podría tener en el colectivo de repartidores, que ha expresado claramente su rechazo, y en el sector de la restauración, que ha pedido al Gobierno una “Ley Rider” que no dañe todavía más al sector de la hostelería. 

Mientras otros países europeos aprueban regulaciones que apoyan la economía digital con mayores protecciones para los repartidores autónomos, España parece ir en dirección contraria, poniendo en peligro un sector que aporta 700M al PIB nacional”.

Peso del sector del delivery en España:

  • Según el último estudio de la consultora AFI, en 2019, 30.000 repartidores y más de 64.000 restaurantes generaron ingresos a través del sector del delivery, y 5 millones de usuarios usaron las aplicaciones de comida a domicilio”.
  •  
  • Según el análisis de Adigital, de los 30.000 repartidores que actualmente operan a través de plataformas de delivery en España, un 76% (23.000) perderían su fuente de ingresos a causa de la desaparición del servicio en ciudades de menos de 100.000 habitantes y la reducción de horarios en el resto de ciudades. 
  •  
  • Asimismo, el efecto combinado de la reducción del tamaño del mercado y de su valor tendría un fuerte impacto en los ingresos de los restaurantes. La estimación es que, en los 12 meses siguientes a una transición al modelo de flotas, se perderían más de 250 millones de euros de ingresos adicionales para los restaurantes.