Al día

Simplr se convierte en socio fundador del nuevo Clúster de Residuos de Cataluña

Ayer tuvo lugar la presentación del Clúster de residuos de Cataluña. El evento fue presidido por Teresa Jordà, consejera de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, acompañada de Albert Castellanos, secretario de empresa y competitividad y consejero delegado de ACCIÓ. El encuentro tuvo lugar en el Museo de la Ciencia CosmoCaixa de Barcelona y reunió a casi 700 empresas que facturan 10.000 millones de euros y reúnen a unos 41.000 trabajadores.

El objetivo del nuevo clúster, impulsado por ACCIÓ y el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, es dinamizar la competitividad de las empresas del sector fomentando el trabajo conjunto de sus miembros y toda la cadena de valor del sector de los residuos, impulsando la internacionalización, elevando la innovación y la I+D en este ámbito, además de la capacitación y las actuaciones interclústers, entre otros.

En este sentido, Simplr, startup pionera en implantar en España un modelo de pago por uso en su plataforma de múltiples productos y servicios necesarios para la vida diaria, forma parte de las 30 empresas socias fundadoras que con su actividad económica afincada en Cataluña, pretenden transformar la economía y establecer modelos de negocio sostenibles.

Con su actividad, Simplr contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos en 2015 con el objetivo de construir un futuro mejor para todos antes del año 2030, enmarcándose dentro del ODS12: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.

En palabras de Ángel Bou, CEO & Co-founder de Simplr: “La actividad de Simplr está enfocada en acabar con el modelo de consumo take-make-waste para fomentar la economía circular y la reutilización de productos. Cada vez más modelos están basando su economía en dejar a un lado la adquisición para pasar al pago por uso. Esto demuestra que es una alternativa eficaz para fomentar el consumo responsable y sostenible. En este aspecto, resulta primordial que las instituciones apoyen actividades para acelerar la lucha contra el cambio climático e impulsar la sostenibilidad del tejido empresarial para la transición hacia una economía circular”.