inicio
Sábado 21 de septiembre de 2019
06/09/2019
preparar para imprimir

Rockwell Automation ayuda a proteger la seguridad alimentaria y la calidad farmacéutica con un nuevo hardware higiénico

 

El primer terminal de operador certificado por NSF y los nuevos servomotores higiénicos pueden minimizar los riesgos de contaminación.

Los fabricantes de alimentos y productos farmacéuticos pueden proteger mejor la integridad de sus artículos utilizando el nuevo hardware de control industrial higiénico de Rockwell Automation. Los nuevos servomotores higiénicos Allen-Bradley Kinetix VPH y una nueva versión de acero inoxidable del terminal de operador Allen-Bradley PanelView Plus 7 ayudan a minimizar la contaminación durante la producción y facilitan el cumplimiento.

El terminal PanelView de acero inoxidable se puede usar en una zona de “salpicaduras” o contaminante de una máquina sin necesidad de cubrirlo o aislarlo. Esto ayuda a proteger la calidad del producto y simplifica los procesos de limpieza, al tiempo que elimina las obstrucciones a la interfaz hombre-máquina (HMI) para que los operadores puedan monitorizar mejor la producción.

“En la fabricación de alimentos y bebidas, la demanda de más variedades de productos está creando la necesidad de máquinas más pequeñas y flexibles con el HMI ubicado cerca del proceso”, explica Dan Henneberry, director comercial de Rockwell Automation. “La versión de acero inoxidable de nuestro terminal PanelView Plus 7 resiste los rigores de la contaminación y la limpieza para que esto sea posible”.

Este producto es el primer terminal de operador de propósito general de la industria certificado por la National Sanitation Foundation (NSF). Tiene una clasificación de protección de ingreso de IP69K para soportar lavados químicos a alta presión y temperatura. También utiliza una junta de silicona de grado alimenticio con un color azul distintivo para ayudar a los trabajadores de producción a identificar si está dañado y necesita ser reemplazado.

Los nuevos servomotores higiénicos Kinetix VPH pueden mejorar la confiabilidad de la máquina, a la vez que optimizan la seguridad del consumidor al cumplir con los estrictos estándares de higiene. El diseño higiénico, que incluye una carcasa de acero inoxidable de alta calidad y una superficie lisa, puede soportar lavados y reducir el riesgo de contaminación.

“Algunos servomotores pueden fallar solo semanas después de estar expuestos a agentes de limpieza y desinfección”, afirma Wendy Du, responsable de producto de Rockwell Automation. “Alternativamente, los motores pueden cubrirse y protegerse durante su limpieza; pero eso hace que el proceso sea más largo y pueda introducir riesgos de contaminación. Nuestros nuevos servomotores higiénicos permiten una limpieza y desinfección más fáciles y eficientes para ayudar a reducir el tiempo de inactividad de la máquina y mejorar la efectividad general del equipo”.

Los servomotores están diseñados según los estándares sanitarios EHEDG y 3-A, y tienen clasificación IP69K y certificación NSF. Se integran a la perfección con la plataforma de servo variadores Kinetix 5500 y 5700 de Allen-Bradley, utilizando tecnología de un solo cable para ayudar a optimizar la velocidad y la precisión de cualquier máquina. Y están disponibles en una variedad de tamaños y opciones para ayudar a satisfacer las distintas necesidades de aplicación en la producción de alimentos y artículos farmacéuticos.

 

Acerca de Rockwell Automation
Rockwell Automation (NYSE: ROK), la compañía más grande del mundo dedicada a la información y automatización industrial, hace que sus clientes sean más productivos y que el mundo sea un lugar más sostenible. Con sede central en Milwaukee, Wisconsin, Rockwell Automation cuenta con aproximadamente 23.000 empleados para atender a clientes en más de 80 países.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: