Proveg Internacional pide a la UE que incluya la leche vegetal en los comedores escolares


La organización por la conciencia alimentaria ProVeg Internacional lidera una petición en la que pide a la Comisión Europea que permita la inclusión de las leches de origen vegetal en el plan de consumo de frutas, verduras y leche en las escuelas de la UE con el fin de fomentar una alimentación sana y respetuosa con el medio ambiente.

La petición, que utiliza el hashtag #SchoolMilk en las redes sociales y que ya acumula más de 35.000 firmas, ofrece a los ciudadanos y ciudadanas europeas la oportunidad de apoyar la integración de la leche vegetal enriquecida con calcio en los menús escolares como opciones respetuosas con el medio ambiente.

"Las leches vegetales enriquecidas con calcio son opciones sostenibles y saludables que deberían incluirse en los menús escolares a medida que la sociedad europea camina firme hacia una alimentación más basada en plantas", dijo Jasmijn de Boo, vicepresidente de ProVeg.

Aunque el sistema de la UE no incluye actualmente la leche vegetal enriquecida con calcio, la Comisión está solicitando la opinión del público como parte de una consulta popular que finaliza el 28 de julio de 2022.

"Ofrecer leches vegetales en los colegios ayudará a la UE a reducir su huella de carbono y, al mismo tiempo, permitirá una mayor capacidad de elección a quienes no quieran tomar leche de vaca en su menú escolar", continuó de Boo.

¿Por qué ProVeg defiende la inclusión de las leches vegetales en la alimentación?

  • La inclusión de la leche vegetal enriquecida con calcio está en consonancia con parte de la estrategia de la UE “De la granja a la mesa”: "Crear un entorno alimentario favorable que facilite la elección de una dieta saludable y sostenible".
  • Las leches de origen vegetal pueden contribuir a una dieta equilibrada y saludable.
  • Los expertos en nutrición afirman que la leche de soja enriquecida con calcio es una alternativa nutricionalmente adecuada a la leche de vaca.
  • En todo el mundo, alrededor del 68 % de las personas son intolerantes a la lactosa. Aunque el programa de distribución de leche en las escuelas ya ofrece leche de vaca sin lactosa, es importante ofrecer una mayor opción a la hora del almuerzo para las personas intolerantes a la lactosa que deseen tomar leche vegetal. Además, la alergia a la leche de vaca es la forma más común de alergia alimentaria en los/as niños/as. Las leches vegetales ofrecen una alternativa nutritiva para las personas con estos problemas de salud.
  • Las leches vegetales tienen una huella de carbono, algunas entre un 63 % y un 78 % menor que la leche de origen animal.
  • La preocupación por el bienestar de los animales durante el transporte y el proceso de producción de los productos lácteos no supone un problema con las leches vegetales.
  • Las leches vegetales contribuyen a la inclusión, ya que pueden ofrecer a todos los niños y niñas, incluidos los que deciden no consumir productos lácteos, la posibilidad de tomar algún tipo de leche.

Tanto la estrategia "De la granja a la mesa" de la UE como el plan "Vencer el cáncer" recomiendan adoptar una alimentación basada en plantas, y esto incluye alternativas vegetales a los productos lácteos convencionales", dijo de Boo.

"Instamos a la Comisión a que aproveche la oportunidad de esta revisión para hacer que las leches vegetales enriquecidas con calcio sean productos elegibles en su plan de consumo y garantizar así una mayor oferta de bebidas lácteas para los niños y niñas de toda Europa", añadió.

Poore, J. & T. Nemecek (2018): Reducing food’s environmental impacts through producers and consumers. Science. 360