Al día

Oatly lanza una nueva campaña “Are you stupid?” como respuesta a la enmienda 171


Oatly, la compañía sueca de bebida de avena, acaba de lanzar su primera campaña creativa global a nivel europeo con una única y llamativa pregunta…Are You Stupid?

Esta campaña nace como respuesta a la enmienda 171, a la que el Parlamento Europeo ya ha respaldado con su voto, y que está ahora en manos del Consejo de Ministros de la UE. La enmienda 171 pretende imponer severas restricciones a alternativas lácteas de origen vegetal y cuenta con el apoyo de la Asociación Europea de Productos Lácteos, afirmando que las directrices actuales de envasado y comercialización resultan “confusas” para los consumidores.

De hecho, supuestamente resulta tan confuso para los usuarios, que la enmienda propone incluso prohibir que los productos de origen vegetal hagan cualquier tipo de referencia que recuerde o remita a los lácteos. Así, si esta ley entrase en vigor, se podrían prohibir frases como "no contiene leche",  "cremoso" o “alternativa al queso”. Además, podría obligar a los productos plant-based a cambiar su empaquetado e incluso prohibiría comparar su huella climática con la generada por los lácteos.

Sin embargo, Oatly ha puesto en tela de juicio esta supuesta “confusión” por parte de los consumidores y cree firmemente en que todos los consumidores, tanto españoles como europeos, saben distinguir perfectamente entre ambos tipos de producto. Para demostrarlo, han pedido al público que confirme esta teoría.

En su nueva campaña, Oatly presenta una serie de spots digitales en los que muestra la respuesta de gente real sobre este asunto. Las piezas muestran los resultados de un estudio que, durante una semana, testó a 12 grupos de personas de entre 21 y 64 años de edad de 17 países europeos. Después de 11 horas de tests, planteando la misma pregunta de diferentes maneras, el resultado fue siempre el mismo: los consumidores sabían distinguir perfectamente entre los lácteos y los productos de origen vegetal, sin lugar alguno a confusión.

Eva, húngara de 62 años, señaló “hay una vaca en el paquete, así que está bastante claro”.

De hecho, uno de los grupos destacó que con la enmienda 171 sería incluso más difícil elegir alimentos plant-based.

Daniel, sueco de 40 años, comentó “Están tratando de eliminar todo lo que facilita la elección de los consumidores…esto no ayuda para nada a los objetivos de la UE de consumir más productos de origen vegetal”. Incluso en condiciones como ausencia de luz, sin gafas de lectura y después de un largo día de trabajo, la gente pudo reconocer la diferencia entre ambos.

A estos focus groups se suman los resultados del estudio de percepción “Nomenclatura de los alimentos de origen vegetal”[1] que realizaron recientemente en España Oatly, ProVeg, Upfield y Heura y que demostraba que los consumidores saben distinguir perfectamente los alimentos lácteos de los plant-based. Por ejemplo, el 91% de los más de 3.000 encuestados reconocen saber la diferencia entre la leche de origen animal -vaca, oveja, cabra- y la de origen vegetal.

Además, un 73% de ellos afirmaron que les gustaría que los productos vegetales puedan ser etiquetados en igualdad de condiciones que los productos lácteos y nada menos que un 92% de los encuestados – incluso siendo consumidores de productos cárnicos y lácteos- están a favor de que cada vez haya más alternativas de vegetales a los productos de origen animal.

Por eso, Oatly señala los mensajes contradictorios y lo absurdo de la tesis de la UE, que en realidad llevaría a una mayor confusión a los consumidores a la hora de elegir qué alimentos comprar. Algo especialmente llamativo si tenemos en cuenta el descenso que ha experimentado el consumo de leche en nuestro país y que muestran un claro cambio de tendencia en los hábitos de consumo. En los últimos 20 años, los hogares españoles han reducido su consumo de leche líquida en más de un 20%, pasando de un total de 4.025 millones de litros a 3.195 millones de litros, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Tobias Nordström, Jefe de Planificación de Oatly ha destacado: “Para nosotros, una cosa es saber el impacto que potencialmente puede tener la enmienda 171 en las personas que intentan elegir alimentos de origen vegetal, pero también queríamos hablar directamente con las personas que se verán afectadas por esto -gente de a pie- para entender si esta normativa realmente les beneficia. Estaba claro que los consumidores ya comprenden la diferencia entre los productos lácteos y los de origen vegetal, y que las restricciones que la enmienda 171 amenaza con imponer harán que los consumidores tengan más complicado elegir entre unos y otros. Todo esto resulta bastante absurdo para nosotros, ya que el objetivo de la Estrategia europea “De la Granja a la Mesa”, que propone aumentar el consumo de alimentos de origen vegetal, se verá seriamente comprometida si finalmente se aprueba esta enmienda".

 

Marcas españolas se suman a la petición de Proveg, Oatly y Upfield para frenar esta censura

Además de píldoras sobre este estudio, la campaña incluye sorprendentes packagings alternativos de Oatly si se aprobase la enmienda 171, anuncios patrocinados y tests para que los usuarios pongan a prueba sus conocimientos bajo el lema  “Are You Stupid?” -unos tests que no suponen ningún reto para los consumidores, ya que son bastante fáciles de aprobar.-

Esta campaña de Oatly también cuenta con el apoyo de perfiles destacados en redes sociales, campañas digitales y de PR. Además, la compañía sueca también ha lanzado una petición a nivel internacional y nacional en asociación con Proveg y Upfield para detener la enmienda 171, señalando la censura a la que se está sometiendo al segmento plant-based  y ha animado a las personas a sumarse a actuar para frenar esta censura.

Numerosas empresas plant-based en nuestro país han unido fuerzas y han expresado también su apoyo público a esta petición, como Heura Foods, Obrador Sorribas, grupo Biogran (Abbot Kinney's, Isola y Eco Cesta), Ethics Coffee, Pink Albatross, Biocop y Nutrition et Santé.

  • Firma y comparte nuestra petición
  • Añade el hashtag #StopPlantBasedCensorship #StopAM171

Para más información: https://www.oatly.com/es/stop-plant-based-censorship

www.oatly.com


[1] Estudio “Nomenclatura de los alimentos de origen vegetal”, realizado  entre más de 3.000 españoles mayores de 18 años,  sobre el panel online de Netquest, certificado con la norma ISO 26362.