inicio
Domingo 21 de abril de 2019
21/02/2019
preparar para imprimir

‘Chigre’, sabor asturiano en Serrano

 
 
          
     

Su nombre indica tradición y su esencia honestidad. Un nuevo local que llama por su aspecto y conquista por el estómago

 

En él abundan las referencias de platos del norte con especial atención a los guisos junto a clásicos para tapear y/o compartir, porque… ¿prefieres zona de sala o de barra?

 

 

Pastel de cabracho, fabes, fritos de pixín, merluza a la sidra, arroz con leche… un poquito de Asturias y muchos más sabores del norte esperan desde ya en Chigre (Serrano, 45. Madrid. Tel. 91 088 88 70. https://www.instagram.com/chigremadrid/?hl=es). Una casa de comidas que aúna modernidad y tradición poniendo al alcance de los amantes del buen yantar lo mejor de la ‘tierrina’ en la calle Serrano, con opciones para todos los gustos y una filosofía clara: buen producto, honestidad y cercanía.

Por ejemplo, en este ‘chigre posh’, llamado a convertirse en un referente de la zona, nunca falta la Fabada con su compango, a la que se suman a diario otros guisos como el Rabo de vaca joven estofado con parmentier, los Callos y morros muy melosos a la moda de Oviedo, el Arroz marinero de bogavante o el Pitu de caleya al ajillo. Recetas que pueden disfrutarse en cualquiera de las zonas del agradable y amplio local…

Porque quienes sean más de barra y se decanten por este espacio de la entrada, tanto con mesas altas como bajas, podrán disfrutar de una irresistible e informal carta en la que empezamos comiendo ‘Algo rico…’ como el  Bocatín de calamares y alioli -un imprescindible tanto en Madrid como en Asturias- o la Tapa de cachopín hecho en casa. A estos entrantes se suman las raciones, que saben al norte y a tradición: Ensaladilla rusa Chigre -con una buena ventresca-, Croquetas cremosas de jamón, la espectacular Tortilla de patatas con cebolla caramelizada y pimientos, los Fritos de pixín o la Tabla de quesos asturianos…Y como todo apetece, otra opción son sus menús degustación, -individuales o para compartir-, porque su espíritu es chigrero y pedir unas raciones con una botellina de sidra, muy recomendable… Otra propuesta deliciosa es su hamburguesa de ternera, acompañada de patatas y bebida, exclusiva de la zona de barra.

Si nos sentamos en la sala, al abrir la carta los entrantes siguen teniendo mucho protagonismo: Jamón ibérico 100% bellota con su pan de cristal, arbequina y tomate, Fritura de calamar, mariscos como las Navajas a la plancha, Cigalitas… -o directamente una mariscada-, Txangurro gratinado, etc. Para continuar, alguna de sus ensaladas, como la Chigre: lechuga viva, bonito, tomate y yema. A estas le siguen exquisitas carnes y pescados. Entre las primeras destacan el Steak tartar terminado en sala y el Solomillo de vaca vieja con escalopín de foie y, por supuesto, no falta el Cachopo. En cuanto a las recetas marineras, el Lomo de merluza de pincho a la sidra o el Taco de rape de Ondarroa con verduras y ajo negro serán un acierto. Y llegados a este punto… que nadie esté lleno, porque sí o sí, hay que probar su Arroz con leche, ‘requemao’ ideal para dos.

La carta de vinos acompaña a la perfección a esta cocina tradicional con D.O.’s muy variadas, vinos de la tierra y en cada categoría, al menos uno disponible para tomar por copas… Y ¿cómo no?, sidra, en este caso JR del Llagar Alto Infanzón, que seguro triunfa entre los nostálgicos astures afincados en la capital.

Chigre (https://www.instagram.com/chigremadrid/?hl=es) es un restaurante elegante, cuidado, con estética moderna y sin sobrecargas, donde el tiempo se detiene y apetece quedarse. Quizá por su alma de casa de comidas tiene un servicio impecable, cercano y atento, capitaneado por el genial Fermín Román Alamín, maître, sumiller y coctelero -campeón de España en varias ocasiones-, así que hay que dejarse asesorar y tomarse un cóctel. Por su ubicación, un tanto ‘escondido’, es el lugar perfecto para huir de la bulliciosa calle Serrano, con un aforo para 100 personas entre la sala y la zona de barra. Además, cuenta con una terraza semicubierta que puede convertirse en un reservado con capacidad para 15 personas. El precio medio es de unos 20 € en barra y 40 € en el restaurante y la cocina abre de 8:00 a 16:30 h., porque aquí también se puede venir a desayunar (atención, porque sus ‘bocatines’ mañaneros alegran el día a cualquiera…); y de 20:30 a 23:30 horas -aunque jueves, viernes y sábados el local no cierra durante la tarde para que las sobremesas puedan ser largas, distendidas y agradables-. Cierra domingos todo el día y lunes, martes y miércoles por las noches.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: