Al día

La Bobadilla, a Royal Hideaway Hotel, un oasis donde refrescarse y cuidarse en la sierra de Granada

Uno de los grandes atractivos de La Bobadilla a Royal Hideaway Hotel es la posibilidad de pasar unos días rodeados de naturaleza, como es la Sierra de Loja, situada a medio camino entre Málaga y Granada. Un entorno único donde conectar con uno mismo y disfrutar de las pequeñas cosas: comer sin prisas, pasar la tarde en el spa o descansar en una tumbona disfrutando de una agradable lectura.

Con las altas temperaturas, una de las actividades más refrescantes y que aportan mayor sensación de bienestar es un baño relajado en la piscina.

Precisamente, la piscina de La Bobadilla, a Royal Hideaway Hotel es una de las más espectaculares de toda la Sierra de Loja. Escondida entre olivos, encinas, robles y almendros, esta instalación cuenta con 1.000 m2 de capacidad y está rodeada por un total de 350 hectáreas de vegetación.

Smoothies saludables y cócteles refrescantes

Además de bañarse, tomar el sol y relajarse bajo la sombrilla con una interesante lectura o una agradable conversación, los huéspedes dispones del Bar Piscina, cuya oferta se caracteriza por su calidad y por la apuesta del producto local.  Destacan los smoothies, ideales para cuidarse también en vacaciones, es el caso del energético Green Boost, compuesto de berros, aguacate, menta, melocotón y zumo de manzana; el tropical Mango Tango de mango, naranja, yogurt griego, agave y zumo de piña; o el Very Berry, protagonizado por fresa, frambuesa, arándanos, leche de almendra, vainilla y sirope de arce. 

La oferta del Bar Piscina se completa con snacks saludables, helados ecológicos y cócteles, entre los que destaca el Bobadilla Spring compuesto de licor de naranja, zumo de pomelo y licor de pasión, o también el Garden Spritz, un espumoso crémant de la casa Moët Chandon con un toque especial de cáscaras de naranja maceradas a su vez en brandy de uva, hierbas aromáticas de Argentina y Brasil, y especias de la India, Centroamérica y Madagascar que le aportan un contrapunto cálido y amaderado.