inicio
Sábado 28 de marzo de 2020
23/12/2019
preparar para imprimir

Ya ha llegado la app que te avisa del aceite de palma, el conflictivo ingrediente que se relaciona con el cáncer

 
 
  

La app de escaneo de alimentos amplía además sus prestaciones con información acerca de lo sano que es un producto y/o de lo procesado que está

Alimenthia, app que nace con el objetivo de ayudar a realizar la compra a personas con intolerancias alimentarias o que siguen algún tipo de dieta, ha lanzado una versión mejorada en la que, además de ofrecer información sobre las intolerancias que tiene el usuario en base a su perfil, incluye la detección de aceite de palma en los alimentos y ofrece datos acerca de lo saludable que es el producto en cuestión y de lo procesado que está.

Para ofrecer esta información en base a evidencia científica -explican Quim Sanchez y Felix Ribera, fundadores de Alimenthia- nos basamos en algoritmos de base probada. Para determinar si un alimento es sano o no hemos empleado la escala Nutriscore. Para determinar si un producto está más o menos procesado nos basamos en la escala NOVA”.

Nutriscore es una herramienta diseñada para los consumidores con el objetivo de facilitar la lectura de los etiquetados de los alimentos. Este sistema se desarrolló en 2005 por un equipo de investigación de Oxford y fue validado por la FSA (Food Standards Agency). La OMS también ha valorado positivamente Nutriscore. Se le atribuye el nombre de «semáforo nutricional» porque clasifica los alimentos en cinco colores que evolucionan progresivamente desde el verde (más saludable) hasta el rojo (menos saludable). La decisión se basa en un algoritmo que distribuye puntos en función de la composición nutricional por cada 100g del producto.
 
El algoritmo -explican los fundadores de Alimenthia- valora los elementos considerados como “desfavorables” desde el punto de vista nutricional (composición en calorías, azúcares simples, ácidos grasos saturados y sodio) y los elementos considerados como “favorables” (proteínas, fibras y porcentaje de frutas, verduras, leguminosas y frutos secos)”.
 
El sistema NOVA, por su parte, clasifica los alimentos por su grado de procesamiento, obviando los nutrientes que contengan y solo valorándolos por su industrialización. Este sistema fue desarrollado en 2010 por científicos brasileños y actualmente es un método apoyado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la alimentación) y por la OMS (Organización Mundial de la Salud).
 
NOVA clasifica los alimentos en cuatro grupos: grupo 1 (alimentos naturales como los vegetales, carne animal, pescado, huevos o leche. También se incluyen alimentos mínimamente procesados, es decir, que se hayan troceado, molido, escaldado, tostado, pasteurizado, refrigerado o congelado), grupo 2 (en este grupo se contemplan los llamados ingredientes culinarios, que sirven para cocinar y sazonar), grupo 3 (a partir de este grupo ya se considera que podemos hablar de un alimento procesado, eso sí, se trata de un proceso de transformación muy simple y siempre con un número inferior a 5 ingredientes), y grupo 4 (se contemplan los alimentos ultra procesados. En el proceso de fabricación se da la molturación, extrusión o prefritura. Tienen alto contenido en sal, azúcar, grasas, estabilizantes, aditivos, potenciadores de sabor, etc.).
 
La preocupación por lo que comemos y por llevar un estilo de vida saludable ha propiciado la proliferación de apps que ayudan al usuario a elegir bien en el momento de hacer la compra. “Está en nuestras manos -concluyen desde Alimenthia- informarse y saber elegir la que puede ser de ayuda. Primero, es fundamental conocer el perfil y necesidades alimenticias de cada uno. Después, elegir una app que responda a criterios científicos y objetivos”.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Actualidad". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: