Al día

EL GRIFO enamora, siempre

En el llamado ‘viñedo de lo imposible’, la bodega más antigua de Lanzarote elabora unos vinos que atraen y cautivan. Con ellos, el idilio es eterno…

Fundada en 1775, los vinos de EL GRIFO (www.elgrifo.com) fascinan porque demuestran un mimo absoluto al seleccionar y trabajar las uvas, la mayoría variedades prefiloxéricas, además de resistir a condiciones como los alisios, que soplan continuamente, y haciendo frente a la imposibilidad de mecanización. Para quienes reconocen el valor de los vinos creados por personas apasionadas y que eligen una referencia por todo aquello que cuenta, gota a gota, existen un blanco, un rosado, un tinto y también un moscatel, que son sencillamente perfectos. Y San Valentín es la ocasión ideal para brindar con ellos y enamorarse.

Malvasía Seco Colección 2018

Es un 100% Malvasía Volcánica, variedad exclusiva de la isla, también la más extendida, y prefiloxérica. De color amarillo pálido en su juventud, con irisaciones verdosas, muy limpio y brillante. En nariz, domina el carácter varietal de la uva con aromas florales como el azahar o jazmín, que evoluciona hacia notas frutales de hueso como el albaricoque o melocotón. Complejo, fresco, vivaz, pero al mismo tiempo armonioso, con volumen y un final amplio. Así se comporta en boca. PVP: 14,50 euros

 

 

 

 

Rosado de lágrima 2018

Las primeras lágrimas que brotan de las uvas de listán negro se convierten en este singular vino que derrocha frescura. De color frambuesa pálido, limpio y transparente, es joven y con aromas y recuerdos de frambuesa y casis. En boca, tiene buen volumen, es untuoso y bien equilibrado con final elegante y muy fresco. Es buen compañero de tertulias y confidencias. PVP: 14,50 euros

 

 

 

Tinto Colección 2018

Con un elegante color rubí, de capa media, limpio y brillante, la añada 2018 de EL GRIFO Tinto Colección destaca por sus sutiles notas a frutas rojas como la frambuesa y un ligero fondo balsámico. Hace gala de una personalidad acusada y en boca es muy vivo, fresco y expresivo, bien equilibrado, ligero y atlántico. PVP: 16 euros

 

 

 

Moscatel de Ana Brito

Es un vino natural elaborado con uvas Moscatel de Alejandría que proceden de las cepas más antiguas de la finca, anteriores a 1950 y algunas que datan del siglo XIX, todas ellas cultivadas a pie franco en ‘chabocos’, es decir, en agujeros en la lava volcánica, dada su exigencia de agua. En cuanto a su color es ámbar brillante con reflejos de caramelo, limpio y brillante. El aroma es complejo dado que se aprecian notas oxidativas de la larga crianza en barrica. En boca se perciben notas de fruta confitada, frutos secos y hierbas aromáticas procedentes del varietal.

Con quesos curados y chocolate es perfecto, pero no sólo...  Su elevada acidez natural impide que resulte empalagoso, presume de un final largo y elegante. En definitiva, es un vino muy especial para recordar momentos únicos. PVP: 42 euros