Al día

Entrevista a Carmen Urbano, directora general de Promoción e Innovación Agroalimentaria del Gobierno de Aragón

“La digitalización es una herramienta que aporta valor a los procesos comerciales y tiene gran importancia en la internacionalización de nuestras pymes”

¿Cómo cree que puede contribuir la tecnología a la promoción e impulso de los alimentos y bebidas que se elaboran en su comunidad autónoma?

Ante la situación actual en la que los consumidores cada vez demandan más y mejor información sobre los alimentos que van a consumir, existe el reto de proporcionársela, por ejemplo, a través de envases y embalajes alimentarios. El “smart packaging” es una solución que puede ofrecer esta información de valor, en constante evolución y a tiempo real, aprovechando la transformación digital y tecnológica imperante en los mercados.

 

¿Qué objetivos de digitalización se plantea ahora mismo el Gobierno de Aragón para la marca ‘Aragón, alimentos nobles’?

Trabajamos todas las dimensiones de una marca y, como no podría ser de otra manera, existe foco en su vertiente digital, ya que nuestra sociedad es cada vez menos analógica. En cuanto a la promoción de la marca, al ser multicanal, tiene en cuenta el mix de marketing óptimo en sentido amplio. Desde la granja a la mesa, todos los eslabones de la cadena de valor agroalimentaria de Aragón se están transformando digital y tecnológicamente, en numerosas ocasiones aprovechando los fondos públicos cofinanciadores que gestionamos desde nuestro Departamento de Agricultura. Desde las ayudas a la industrialización agroalimentaria que apoyan las inversiones en industria 4.0, pasando por las campañas de publicidad digital y en redes sociales de nuestra marca, hasta el desarrollo de catálogos digitales interactivos de Aragón Alimentos Nobles para la gran distribución y el eCommerce de canal corto en nuestra plataforma www.compartearagon.es.

 

La digitalización permite amplificar el número de consumidores que reciben la información. ¿Esta herramienta puede aportar una vía para que se conozca en otras comunidades autónomas la amplia y excelente producción agroalimentaria bajo la marca “Aragón, alimentos nobles”?

Sin duda, el crecimiento del canal online como lugar donde se encuentran nuestros consumidores y compradores objetivo, tanto en España como en mercados internacionales, es un hecho. La pandemia del COVID-19 ha acelerado el uso de las TICs en toda la cadena de valor para apoyar el conocimiento y reconocimiento de Aragón como gran productor agroalimentario. No olvidemos que somos capaces de alimentar a 10 veces nuestra población con nuestra rica y variada despensa.

El comercio electrónico también es B2B y no solo para venta a consumidores. Los mercados electrónicos como lugares de encuentro entre la oferta y la demanda online, y los marketplaces como grandes plataformas de servicio, están en nuestro foco.

La digitalización como herramienta, como medio para lograr nuestros fines, es sin duda una opción si aporta valor a los procesos comerciales. Con mi experiencia de más de 25 años en marketing y exportación puedo afirmar que toma especial relevancia para la internacionalización de nuestras pymes.

 

Por otro lado, Aragón es el mayor productor de trufa negra a nivel mundial y muchos truficultores pequeños juegan un papel importante en el desarrollo de este sector. ¿Qué herramientas podrían facilitárseles para lograr poner en valor su producto y hacer llegar sus cualidades al consumidor?   

Aragón es el reino de la Melanosporum porque ostentamos el liderazgo productor y exportador en el mundo. En estos momentos trabajamos acciones de apoyo a la transformación industrial para valorizar el producto y que no se venda toda “a granel” en fresco y en temporada. También acciones de formación e información para que los truficultores conozcan herramientas de marketing y comercialización son nuestra prioridad. Recientemente hemos sido capital mundial del marketing de la trufa negra en unas jornadas internacionales donde han compartido sus experiencias los mejores comercializadores del mundo. Un truficultor es un empresario, y no hay empresa sin marca, sin marketing y sin empatía digital. Y hablando de empatía, el hacer llegar el valor de este diamante negro de nuestra gastronomía a los millones de “foodies” en el mundo necesita de todos los canales posibles que podamos atender, siendo el marketing digital una excelente herramienta.

 

También están realizando un gran esfuerzo en la promoción de todos los alimentos y bebidas de la marca. ¿Qué novedades llevan a las ferias y promociones agroalimentarias? ¿Se plantean que los productos que promueven en estos eventos lleven etiquetas inteligentes para obtener métricas de cada acción promocional?

Sin duda es una buena oportunidad que nos ayudaría a la trazabilidad económica y al retorno de todas las acciones promocionales en las que hubiera venta de producto. Nosotros como Gobierno no accedemos a la información de negocio de las empresas, sabemos lo que ellas nos comunican y en el último año crecen a dos dígitos las compras de alimentos de Aragón en las principales cadenas de distribución nacionales.

La promoción de alimentos de Aragón en punto de venta se lleva a cabo mediante la colaboración público-privada con cadenas de distribución y la AIAA, (Asociación de Industrias Alimentarias de Aragón). Para aplicar cualquier solución inteligente deberíamos estar de acuerdo todas las partes. Actualmente nuestras promociones en punto de venta cuentan con espacios pioneros en el uso de las TIC para generar experiencias satisfactorias y memorables de compra, por ejemplo utilizando avatares con inteligencia artificial, gamificación con realidad aumentada y virtual y mobiliario expositivo conectado. También somos pioneros en contar con un stand virtual expositivo de alimentos de Aragón abierto 365x24 días al año: https://www.comparteelsecreto.es/sala-virtual/

 

En general, ¿cómo piensa que puede ayudar el etiquetado inteligente a hacer más competitivos los productos alimenticios de la comunidad y a elaborar mejores estrategias de comercialización a los pequeños productores locales y regionales?

La información es poder y, si somos capaces de ofrecerla en el momento y lugar preciso a quién la demanda y necesita, tendremos una herramienta competitiva, siempre que el mensaje sea el correcto. Todo ello requiere de un ejercicio de inteligencia importante poniendo al consumidor/comprador en el centro. Tenemos que escuchar qué necesitan y construir el mix perfecto con la información obligatoria que debe acompañar por ley a cualquier alimento que se consuma en España.

Más información sobre el congreso: https://congresoetiquetadointeligente.eu/