Al día

Sushimore abre su propuesta de sushi en Barrio de Salamanca y suma un total de 27 restaurantes

La marca de gastronomía japonesa Sushimore [www.sushimore.com] inaugura su cuarto establecimiento en Madrid bajo el concepto de cocina fantasma, es decir, sin atención al público en el local y únicamente enfocada al delivery. Gracias a su modelo de negocio de locales combinado con “phantom kitchens”, con esta apertura suma un total de 27 establecimientos que operan en todo el país y  otros dos nuevos puestos de trabajo de los 100 vigentes en todo el territorio nacional; y un modelo capaz de operar en ciudades grandes y en pequeñas localidades con gran rentabilidad.

Si bien la marca es conocida por ser promotora del modelo de franquiciado con diversas formas de atención al público como consumo en el local, take away y “grab & go”, esta vez los alimentos se realizarán en un espacio de producción propio enfocado únicamente al reparto a domicilio y se podrá adquirir a través de plataformas como Glovo, Uber Eats y a través de su página web. De esta forma la marca podrá llegar a más vecinos y los residentes de la capital española tendrán varias alternativas de compra a la hora de pedir comida japonesa sin limitación geográfica.

Sushimore: un modelo combinado de franquicia

El modelo de “cocina fantasma” que usualmente adopta la marca en locales del país, ha revolucionado la forma de emprender y producir alimentos en el mundo gastronómico. Roger Antelo, CEO de Sushimore, explica cómo “con una rápida y fácil adaptación, Sushimore se unió al mundo de “phantom kitchen” un negocio que propone cocinas únicamente para la preparación de alimentos destinados al reparto a domicilio. Gracias a ello, con poca inversión y tiempos acotados, es posible emprender y tener éxito. Es así como, de la mano de las enseñas y las cocinas fantasma, la marca de sushi se consolida en el mercado y se expande cada día más”.

La propuesta de valor es combinar sus cocinas fantasma con el reparto a domicilio de alimentos y este factor se convirtió en uno de los rasgos característicos de la marca. En esta línea, Antelo ha indicado que “si bien los locales cuentan con un espacio reducido para la recepción de clientes, la propuesta es que los esfuerzos sean enfocados en la optimización del delivery para llegar a más clientes y de la manera más fácil. Además, el contexto produce que el reparto a domicilio sea el modelo de consumo más elegido por los comensales por la seguridad que brinda el escaso contacto entre personas y así, las menores probabilidades de contagio”.

Sushimore y el autoempleo

En el caso de los emprendedores, los modelos de negocio propuestos por Sushimore, son una vía ideal para generar ingresos personales estables, al mismo tiempo que consolidan su propio negocio con un gran potencial de crecimiento en su zona mediante acuerdos con terceros (supermercados, hoteles, etc.). La marca se ha concentrado en ofrecer un modelo de enseñas en forma de “paquete” con condiciones de fácil ejecución y bajos niveles de inversión. Esto se combina con una implementación del negocio en localidades de España con baja densidad poblacional en donde la oferta gastronómica es mucho más escasa.

“Otro caso de vías alternativas de empleo que ofrece Sushimore, es el de la restauración que está viviendo un momento de transformación y la marca de gastronomía japonesa innova en España, desarrollando modelos de negocio que en definitiva ya venían siendo implantados desde hace años en los países anglosajones y acompañado de una propuesta culinaria innovadora como lo es el sushi. Delivery, take away, grab and go, dark kitchen son expresiones comunes en los mercados anglosajones y han venido para quedarse en nuestra cultura diaria de consumo”, señala Antelo.

Smart Food: disfrutar de lo sano y rico

La marca se desarrolla bajo la filosofía de “smart food”, un concepto que promueve comer sano sin renunciar al placer ni al sabor. Siguiendo esta tendencia, el sushi combina todos los elementos de esta innovadora cultura culinaria: ingredientes saludables a la vez que exóticos que, una vez que se consumen, se obtiene una experiencia completa: introducirse a la cultura japonesa y vivir una explosión de sabores nuevos y deliciosos en el paladar.