Al día

Makro solicita la apertura temporal de sus establecimientos al público durante la crisis del COVID-19

Con esta medida, la compañía pretende contribuir a la sociedad garantizando el suministro de bienes de primera necesidad y la seguridad de los ciudadanos, ayudando a controlar el aforo y la distancia de seguridad en los establecimientos

La crisis sanitaria ocasionada por el impacto Covid-19 en nuestro país ha derivado en constantes cambios y adaptaciones para los ciudadanos. Dada la situación, MAKRO ha solicitado a las autoridades la posibilidad de abrir sus establecimientos al consumidor final, temporalmente y de manera excepcional, para ayudar a garantizar el abastecimiento y poner a disposición de la sociedad general sus espacios y su surtido de productos de alimentación. Esta medida ya ha sido aprobada y recibida con gran entusiasmo en países como Portugal, Austria o Países Bajos, donde MAKRO ya ha abierto las puertas de varios establecimientos al público final.

 

En España, la compañía cuenta con 37 centros distribuidos por todo el territorio nacional que, de forma habitual, se dedican principalmente a la venta a profesionales de hostelería, sector que en estos momentos se ve gravemente afectado por el cierre de los establecimientos y el decreto del estado de alarma en el país. Así, la amplitud y las grandes dimensiones de los puntos de venta de MAKRO, proporcionan un espacio seguro donde garantizar el control del aforo y la distancia de seguridad, así como la reducción del tiempo de espera y las colas generadas a la hora de realizar las compras durante el periodo de confinamiento.

 

De esta forma, MAKRO pondría a disposición de la sociedad general un amplio surtido de productos de alimentación. Esta variedad ayudaría a satisfacer las demandas de los consumidores y reducir el número de compras, dado que los formatos están adaptados para profesionales y cuentan con mayor capacidad que los habitualmente comercializados para público final.

 

En palabras de Peter Gries, director General de MAKRO España: “Estamos viviendo un tiempo sin precedentes y pasando por la constante adaptación. Desde MAKRO sentimos que nuestra responsabilidad está en responder públicamente con iniciativas que ayuden a la sociedad a mitigar el impacto de esta crisis. Por ello, desde el inicio, nos hemos puesto a disposición de los representantes gubernamentales para adaptarnos y ayudar en la medida de lo posible. De esta forma, consideramos que, con la apertura temporal de nuestros centros, contribuiríamos a garantizar el suministro y la seguridad de los ciudadanos”.

 

Esta medida podría reforzar asimismo el apoyo a la cadena alimentaria y a los pequeños ganaderos y agricultores, uno de los principales perjudicados por el cierre de bares y restaurantes con motivo del estado de alarma.

 

www.makro.es