Aloha Poké inaugura local en Fuenlabrada reforzando su presencia en la zona sur de Madrid


Aloha Poké, cadena líder de poké, inauguró el lunes 18 de julio, su primer espacio en Fuenlabrada ubicado en la Avenida de la Universidad, 1. De esta manera, Aloha Poké llega a una nueva zona del sur de Madrid dando respuesta a la alta demanda de pokés y comida saludable, más aún en los meses de verano.

Un local de 120 metros cuadrados con aforo para 26 personas y que, más adelante, contará también con terraza exterior. Con esta apertura, la cadena crea 5 nuevos puestos de trabajo, un equipo que atenderá de manera ininterrumpida de 11.30h a 23.30h. La oferta gastronómica de Aloha Poké está disponible para disfrutar en el local, para recoger y a domicilio en UberEats, Glovo y  Just Eat.

Esta apertura es la primera de la cadena del segundo semestre del año donde tienen también planificada su llegada a ciudades como A Coruña, Sevilla y Valencia.

"Nos encanta llegar a ciudades jóvenes como Fuenlabrada y esperamos tener un buen recibimiento. Aterrizamos con nuestros pokés y con muchas ganas de revolucionar la oferta gastronómica de la zona."- comenta Guillermo Fuente, CEO y fundador de ALOHA POKÉ

CARACTERÍSTICAS DEL LOCAL DE FUELABRADA

Ubicación: Avenida de la Universidad, 1 28942 Fuenlabrada
Local de 120m2 con aforo para 26 comensales

OFERTA GASTRONÓMICA DE ALOHA POKÉ

Todo aquel que se acerque a cualquier de estos dos espacios descubrirá su propuesta gastronómica basada en el famoso poké hawaiano preparado al momento. Su carta está dividida en entrantes para compartir, poké bowls para todos los gustos, bebidas refrescantes como kombucha y postres caseros hawaianos. Una propuesta dirigida a un público muy amplio, desde gente joven a familias, estudiantes, trabajadores de oficinas, deportistas, amantes de los animales y todos aquellos que tengan poco tiempo pero no quieran renunciar a una comida de calidad, saludable y fresca.

EXPERIENCIA 100% SOSTENIBLE ALOHA POKÉ

Como todos los locales de la cadena, los nuevos locales son dog friendly, presentan una decoración  fresca de estilo surfero hawaiano donde la luz natural comparte protagonismo con neones, mensajes positivos, arte urbano, vegetación y, por supuesto, los poké bowls. Al mismo tiempo y siguiendo su filosofía Zero Waste, su vajilla es de melamina reutilizable y cuentan con su rincón del reciclaje donde, tanto empleados como comensales, separan los desperdicios por materiales aportando su granito de arena al medio ambiente.