Ubicación, innovación e infraestructuras, claves que convierten a España en un hub logístico a nivel europeo, según expertos

David Martínez

Durante los últimos años, España ha logrado consolidarse como uno de los territorios referentes para la actividad logística a nivel europeo. En esta línea, expertos de Proequity, consultora líder en operaciones inmologísticas, afirman que, a pesar del crecimiento más sostenido que se prevé para los próximos meses, su posición geográfica estratégica, su infraestructura de transporte avanzada y su compromiso con la innovación en logística, hacen del territorio nacional un espacio clave para el sector.

Ubicada en la intersección de África, Europa y América Latina, España cuenta con excelentes conexiones marítimas y aéreas que la convierten en una puerta de entrada clave para el comercio internacional por diferentes vías. Además, atendiendo al análisis de los expertos, España cuenta con alguno de los puertos más transitados de Europa, potenciando sus conexiones con otros países o incluso continentes. Por otro lado, España cuenta con una completa red de carreteras y ferrocarriles que permiten el transporte eficiente de mercancías a nivel nacional e internacional de una forma eficaz y fluida.

Otro factor clave que ha impulsado a España a convertirse en un hub logístico es, según los expertos de Porequity, su reciente impulso en innovación y nuevas soluciones. Tanto compañías privadas como entidades públicas han invertido en nuevas tecnologías y sistemas avanzados para mejorar la eficiencia y la sostenibilidad de la cadena de suministro, como, por ejemplo, la automatización de almacenes, la gestión de inventarios y dar solución a la problemática de la logística inversa.

En materia de innovación, el mercado nacional también se encuentra a la cabeza en implementación de nuevas tecnologías emergentes como la inteligencia artificial, el blockchain, big data o el internet de las cosas. Estas innovaciones están transformando la manera en que las naves y compañías dedicadas a la logística y supply chain gestionan sus operaciones logísticas, mejorando la eficiencia, reduciendo los costes y confirmando la seguridad del empleado.

David Martínez, CEO de Proequity, afirma que “la actividad logística en España ha experimentado grandes avances para lograr posicionarse a la cabeza en comparación con otros países europeos, convirtiéndose así en un hub logístico europeo, atrayendo a nuevas compañías e inversores para nuevos proyectos”. Sin embargo, desde Proequity recuerdan la necesidad de mantenerse cautos ante el contexto actual, “lo cierto es que, a pesar del buen funcionamiento del sector, la actual situación de conflictos internacionales e inflación puede hacer ralentizar la creación de nuevos proyectos”, explica Martínez.

Nuevos territorios al alza en el sector logístico

El sector acumuló más de 2.300 millones de euros de volumen de inversión en 2022. En este sentido, las grandes capitales como Madrid y Barcelona fueron líderes en el mercado, absorbiendo alrededor de 1,3 millones y 760.000 metros cuadrados respectivamente. Estos datos ofrecen una visión positiva sobre el posicionamiento del sector logístico, siendo este uno de los más atractivos para la inversión extranjera dentro del mercado inmobiliario español.

De esta forma, se detecta un crecimiento de la actividad que, cada vez más, se dispersa por el territorio nacional, impulsándose en provincias como Málaga, Sevilla o Zaragoza.