inicio
Jueves 13 de diciembre de 2018
31/10/2017
preparar para imprimir

Telefèric, pionero de los pintxos, celebra 25 años abriendo su 4º local

 
 
    

Los pioneros de los pintxos en Catalunya celebran 25 años abriendo su cuarto establecimiento en el Born

La familia Padrosa, con raíces en Navarra, viste sus locales con obras de arte de Miró, Chillida o Picasso

Fueron los primeros en ofrecer pintxos en Catalunya, al estilo del norte. Soledad Urabayen, nacida en Pamplona y con tradición familiar en el sector de la restauración, ya hace 25 años que trajo hasta nuestra casa la cultura navarra de la cocina en miniatura. Ahora son sus hijos, Xavi y Maria Padrosa, los que están al frente del negocio, y ya van por su cuarto establecimiento. El último restaurante Telefèric lo han abierto este año en el Born, en la Plaça Jacint Reventós (delante de la calle Argenteria), uno de los rincones más encantadores del barrio. Hace dos años inauguraron el primer Telefèric en San Francisco.

Su propuesta se basa en los pintxos y las tapas de autor, en un entorno caracterizado por obras de Chillida, Picasso, Miró o Tàpies. Arte y gastronomía en locales que dan sentido a las dos pasiones de la familia, ya que, además de dedicarse a la restauración, los padres de Xavi y Maria Padrosa eran marchantes de arte.


Pintxos y obras de arte, bajo el símbolo de un juguete infantil
En el año 1992 abrió sus puertas en Sant Cugat del Vallès el primer restaurante del matrimonio formado por Ramon Padrosa y Soledad Urabayen, llamado Rondes. Con una propuesta culinaria basada en pintxos fríos y calientes, pronto su fama creció y al cabo de dos años buscaron un local más grande al cual llamaron Telefèric. El nombre proviene de la maqueta que tenían en el otro establecimiento y que se convirtió en el símbolo emblemático por el cual se conocía el restaurante. El pequeño teleférico de juguete que tenían colgado en el restaurante fue un regalo que Ramon Padrosa hizo a sus hijos tras un viaje a Suiza, donde la familia iba de vacaciones.

La familia Padrosa abrió hace 5 años un segundo Telefèric en la Plaça Letamendi de Barcelona. Y en 2015 cruzaron el Atlántico para inaugurar Telefèric Barcelona en Walnut Creek, en la bahía de San Francisco, con el objetivo de expandir su modelo de restauración en Estados Unidos.

Ahora el objetivo es seguir haciendo crecer el negocio. “En los próximos meses esperamos poder anunciar nuevas aperturas también en Catalunya –explica Xavi Padrosa, propietario de la compañía junto con su hermana Maria- es un buen momento para iniciar nuevos proyectos, al mismo tiempo que consolidamos nuestro primer Telefèric en San Francisco”.

“Desde siempre, Telefèric ha atraído a gente del mundo del espectáculo, la cultura y del deporte”, asegura Maria Padrosa, “la experiencia que proporcionamos se basa en dos grandes hechos culturales: comer y disfrutar de la obra de grandes pintores”.

El Grupo Telefèric, con una plantilla de 205 persones, ofrece también servicio de catering y eventos, tanto para empresas como para particulares. Su facturación anual supera los 12 millones de euros.


Cocina en miniatura y tapas para compartir
Además de la barra de pintxos, Telefèric propone platos para compartir, con un punto de originalidad y de fusión culinaria; como las vieiras al curry dulce y hummus de remolacha, las gyozas mar y montaña con salsa de Patxaran, el bao de carrillera ibérica o el ravioli de pato confitado y bechamel de ceps.
Su foie a la plancha con mermelada de cereza y cebolla roja caramelizada ha sido galardonado con el Premio Popular a la mejor tapa en la sexta edición de la ruta 'De Tapes per Barcelona'; y el establecimiento de San Francisco ganó el Best Restaurant in the East Bay Area otorgado en 2016 por la revista Diablo Magazine.

La carta se completa con dos platos de carne y dos de pescado, dos ensaladas, parrillada de verduras, una mesa de jamón ibérico de bellota y una de cuatro quesos, y unos postres caseros. Dispone también de un menú de mediodía -disponible de lunes a viernes- por 12,50 euros, que incluye 8 primeros, 8 segundos y 4 postres.

La bodega del restaurante dispone de unas 30 referencias de vinos y cavas nacionales -también a copas- y una selección de cócteles de autor (sangrías, gintonics, margarita y mojito). Incluso el hielo es artesanal.


Telefèric Born
El nuevo local del Born, de 230 metros cuadrados repartidos en dos plantas, tiene capacidad para 125 personas y cuenta con una plantilla de 30 trabajadores. Un espacio moderno y acogedor, donde las obras de arte y los elementos de vegetación comparten mesa con el comensal para que se sienta como en casa.

La cocina del Telefèric en el Born la firman el chef ejecutivo Óscar Cabezas, encargado del control de todas las cocinas del grupo y que ha trabajado en Arzak, junto con el subchef Rodrigo Vázquez, con experiencia en El Celler de Can Roca y en El Bulli.

Plaça Jacint Reventós, s/n (delante de la calle Argenteria, 53) - 08003 Barcelona.
Horario: de 11:00 a 00:00 de domingo a jueves y de 11:00 a 01:00 de viernes a sábado, todos los días del año (excepto Navidad).
Capacidad: 125 personas (40 personas en el primer piso).
Precio medio: 30 euros.
Menú mediodía de lunes a viernes: 12,50 euros.

Teléfono reservas: 93 517 37 00.
Web: https://www.teleferic.es/ 
Email: telefericborn@teleferic.es 
: https://www.facebook.com/RestaurantTeleferic/ 
: https://www.instagram.com/telefericrestaurant/ 
Video Telefèric:
https://youtu.be/xBUO3E4iYco 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: