Al día

T-Systems crea TASK para ayudar al comercio en la reapertura tras la crisis de la COVID-19

Las grandes cadenas y los pequeños comercios afrontan la reapertura durante la desescalada tras una crisis sanitaria que les ha obligado al cierre de sus establecimientos durante casi dos meses. Ahora, un sector que agrupa a más de 760.000 empresas en España y que supone un 13% del conjunto de la economía nacional según datos de la CEOE, debe volver a abrir establecimientos y almacenes, garantizando la seguridad de sus empleados y de los consumidores que acuden a las tiendas.

T-Systems, filial de servicios digitales del grupo alemán Deutsche Telekom, ha desarrollado la suite de soluciones digitales TASK, para ayudar a los comercios a implantar las nuevas medidas de seguridad y protocolos para garantizar la salud de sus empleados, que en España suman más de 3 millones de trabajadores, en la reapertura tras la crisis sanitaria de la COVID-19.

“Para la actividad en el Sector Retail va a ser imprescindible contar con una excelente gestión de la vuelta a la nueva normalidad de los empleados y clientes, y el seguimiento y control de las condiciones de trabajo seguras en los diferentes espacios físicos, desde almacenes a tiendas. La solución TASK responde a todos y cada uno de estos retos que estas empresas se van a encontrar en la reapertura”, afirma Fernando Pareja, Head of sales de Services & Logistics de T-Systems Iberia.

 

Inteligencia Artificial, IoT y Blockchain para una vuelta a la oficina segura

TASK combina tecnologías de IoT, Inteligencia Artificial, Blockchain y Big Data para ayudar a gestionar la salud y seguridad de los trabajadores, y garantizar la seguridad de los clientes haciendo que la reapertura sea un proceso más sencillo para las empresas.

La suite incluye Triage, una solución que aporta información para programar la reapertura minimizando el riesgo para la salud de los trabajadores. Triage que aplica algoritmos de Inteligencia Artificial para establecer un mapa ocupacional de los establecimientos en tiempo real, permite realizar un seguimiento de los empleados en tiempo real, de manera que la empresa conoce en todo momento el número de personas que se encuentran en tienda o en almacén, y muestra una visualización gráfica de la densidad ocupacional del edificio, horarios de mayor ocupación por zonas, etc. Con esta información la dirección de la empresa puede establecer protocolos de seguridad adaptados a la realidad concreta de cada establecimiento en cada momento readaptando los protocolos iniciales a medida que evolucione la desescalada.

Adicionalmente Triage realiza también un seguimiento de posibles contagios por COVID-19 entre los empleados, para poder extremar las medidas de seguridad y evitar riesgos para la salud de trabajadores y clientes. Igualmente muestra una comparativa entre el número de EPIs disponibles vs número necesarios, con actualización en tiempo real, según el número de personas que se prevén acudan al establecimiento.

El módulo Access incluido en TASK permite establecer turnos de trabajo flexibles y la comunicación a toda la plantilla desde una única app móvil, de cómo se va a realizar la vuelta: fecha, turnos y horarios, nuevos protocolos de acceso y atención a clientes, uso de zonas comunes, etc. Esta aplicación permite además enviar notificaciones integradas con Whatsapp Business y Telegram para informar a los empleados en tiempo real de cualquier cambio que se produzca en los turnos de trabajo o protocolos establecidos. Por ejemplo, en caso de que uno de sus compañeros muestre síntomas por COVID-19, se puede notificar a todo el equipo el protocolo a seguir sin necesidad de que acudan al establecimiento.

Por su parte, a través de una red Blockchain privada, la solución Supply permite a la compañía realizar un seguimiento en tiempo real de la entrega de equipos de protección como mascarillas y guantes a los empleados, controlando en todo momento, qué empleados lo han recogido y cuáles no. Esto garantiza a la empresa cumplir con la legalidad vigente, que la hace máxima responsable en caso de que uno de sus empleados contraiga COVID-19.

Finalmente, Keep utiliza tecnologías IoT combinadas con Big Data y cámaras de calor para establecer si se cumple o no la distancia de seguridad entre dos personas, medir la temperatura de los trabajadores y clientes, crear mapas de ocupación de los establecimientos y definir alarmas y avisos en caso de que no se cumplan algunos de los parámetros predefinidos. Este sistema, por ejemplo, avisa a los empleados cuando la distancia de seguridad entre dos personas no se cumple a través de una alerta de una app móvil.

La suite TASK es totalmente escalable, se adapta a cualquier sector y tamaño de establecimiento, aportando las soluciones parametrizadas para las necesidades concretas de cada empresa en la reapertura tras la crisis de la COVID-19.

www.t-systems.es