Al día

Receta de mermelada sin azúcar: el truco perfecto para encapsular la fruta de temporada


Kaiku Sin Lactosa, la gama de productos sin lactosa, ricos y ligeros, son expertos en llevar un estilo de vida ligero y sin lactosa. Por ello, trasladan algunos consejos y trucos para que llevar a cabo este estilo de vida sea más sencillo y delicioso. Es el caso de la receta de mermelada sin azúcar, el complemento perfecto para acompañar la gama de yogures de Kaiku Sin Lactosa o incluso para preparar pasteles con la nata de Kaiku Sin Lactosa.

Los beneficios de la mermelada sin azúcar son otro factor a tener en cuenta en una cocina saludable: controlar los ingredientes, la cantidad o elegir productos de calidad.

Manzanas, naranjas, peras o tomates son algunos de los frutos que podemos conservar en esta época. Solo hay que escoger los ingredientes favoritos y hacer combinaciones sin límite.

 

¿Cómo hacer mermelada sin azúcar?

Ingredientes para la mermelada sin azúcar:

2,5 kg de higos maduros (o de otra fruta como melocotón, ciruela…)

1 manzana biológica

Zumo de ½ limón

Opcional: hebras de piel de naranja (solo la corteza, sin la parte blanca)

 

Paso a paso de la receta de mermelada sin azúcar

Paso 1:

Lavar muy bien la manzana y cortarla en cubos. La piel sirve para gelatinizar la mermelada así que no se debe pelar.

Paso 2:

Lavar los higos, cortar en 4 y añadirlos a una olla profunda con un vaso de agua, el jugo de medio limón y la manzana cortada con piel. Para dar un toque amargo y un poco diferente  a la mermelada se puede conseguir de forma natural añadiendo a la olla algunas hebras finas de piel de naranja.

Paso 3:

Cocer durante una hora empezando a contar desde que el agua rompa a hervir. Comprobar la textura dejando caer una gota sobre un plato. Cuando al inclinarlo, la gota se mueva lentamente es el momento de apagar el fuego.

Paso 4:

En este punto se puede dejar la mermelada con pedazos grandes o batirla. Lo más fácil es darle un toque con una batidora de brazo.

Paso 5:

Distribuir la mermelada en botes previamente esterilizados. Vertir la mermelada en el bote, cerrarlo y colocarlo boca abajo para favorecer que se forme el vacío para su mejor conservación. Cuando se escuche el característico “clac” se les da la vuelta y se almacenan cerrados hasta 6 meses.

Una vez abierta, guardar la mermelada en la nevera para que no se estropee.

¿Cómo disfrutar de ella?

Lo mejor de hacer tu propia mermelada casera sin azúcar es su versatilidad, ya que no solo encaja como topping sobre tus tostadas. Combínala con postres, con tus smoothies, con yogur Kaiku Sin Lactosa, o prueba a emplearlo como acompañante en guisos y asados de carne.

Una de las propuestas de Kaiku Sin Lactosa es elaborar helado casero con mermelada y nata Kaiku Sin Lactosa. Para preparar la base solo es necesario mezclar 250 ml de leche Kaiku Sin Lactosa y nata Kaiku Sin Lactosa en un cazo hasta llevarlo a ebullición. Tras ello, se añade la mermelada casera, se bate y se refrigera hasta que se congele. Un postre ligero, rico y sencillo para dar la bienvenida a la primavera.

¡Te sorprenderá por su sabor y ligereza!