Más allá del higienizante de manos: HAAN se convierte en firma de cuidado personal para facturar 6 millones de euros en 2021


Cuando Eric Armengou y Hugo Rovira crearon, en 2018, una gama de higienizantes de manos, no se podían imaginar que poco menos de un año después de lanzar la primera producción, el mundo se vería golpeado por una pandemia como la Sars-Covid- 19. Como consecuencia, esta empresa barcelonesa experimentó una inimaginable explosión en sus ventas, alcanzando los 4 millones de euros durante el año 2020 (frente a los 100.000€ facturados apenas un año antes).

De conquistar el mundo con sus higienizadores de manos a firma de cuidado personal

Tras reforzar su posicionamiento, este 2021 llegaba el momento de dar los primeros pasos para convertirse en una marca de cuidado personal, lanzando productos enfocados en el ámbito de la higiene y manteniendo los valores que los han llevado hasta aquí; sostenibilidad y diseño, que les han servido para asentar las bases de una nueva concepción en la forma de trabajo y de concebir el mundo de la belleza.

El primer lanzamiento fue una colección de cremas de manos, que al igual que su hermano mayor, es recargable (es la primera crema de manos recargable del mundo). A ella le siguieron una gama de pasta de dientes naturales y recargables y próximamente presentarán una colección de jabones de manos de diseño y recargables.

Es precisamente esta estrategia de diversificación la que está permitiendo a HAAN reforzar su posicionamiento, que tiene como objetivo el liderazgo, a nivel nacional e internacional, en la industria del cuidado personal, enfocándose en ofrecer productos de cuidado personal de lujo asequible. De momento, la firma confía en cerrar el año con una facturación de 6 millones de euros, mejorando notablemente los datos obtenidos en 2020.

Una estrategia que refuerza el retail a la vez que el e-commerce

HAAN ha apostado por una estrategia de comercio que les ha proporcionado una importante visibilidad tanto en retail como a través de la venta online. HAAN se encuentra en algunos de los concept stores así como grandes almacenes más importantes, así como en tiendas de moda o belleza seleccionadas. A ellas se suman farmacias o tiendas de aeropuertos, Amazon, el propio e-commerce de HAAN o los e-commerce de los retailers en los que tiene presencia.

Así, podemos encontrar a HAAN en algunos de los puntos de venta más importantes alrededor del mundo, como las Galerías Lafayette en Francia, Liberty o Selfridges en Reino Unido, 10 Corso Como en Italia o Beams en Japón.

Reforzando el compromiso medioambiental y social

HAAN es una marca comprometida con el planeta tierra, creando productos recargables que permiten dar más de un uso a cada uno de ellos, ofreciendo un ahorro de plástico, agua y energía usada en la producción, reduciendo así también la huella de carbono, disminuyendo las emisiones de CO2 respecto a los productos de un solo uso.

Como afirman Rovira y Armengou, “como marca joven, creemos que tenemos que ser nosotros quienes lideremos el cambio hacia una industria del cuidado más consciente”, ya que anualmente la industria de la belleza produce más de 120 billones de envases de un solo uso. El 95% del plástico usado suele ser desechado tras esa única utilización y solo el 14% logra acceder a su reciclaje. Por ello, rellenar envases es una buena manera de evitar la sobreproducción de residuos, especialmente de plástico.

Pero además de ese compromiso con el medio ambiente, HAAN tiene un importante vínculo con la sociedad, ya que desde su nacimiento ha destinado una parte de los beneficios de la empresa a crear pozos de agua potable en países en vías de desarrollo, ya que como Eric y Hugo afirman, “creemos que todo el mundo debe tener acceso a una fuente de agua potable y de higiene”. A día de hoy son 6 los pozos creados en las comunidades de Changoma, Mchenga, Thuwalugwa, Chamba Dzana, Tsawala y Ndodo, Malawi (África), proporcionando acceso a agua potable e higiene personal a más de 2.100 personas.