inicio
Jueves 2 de abril de 2020
17/12/2019
preparar para imprimir

¿Existe la vitamina F? El considerado como ‘abrigo de la piel’ en realidad son Omegas

 

Vitamina F: qué es y qué hace

Hay muchas vitaminas que, llevadas a uso tópico o como parte de una dieta equilibrada, pueden favorecer no solo al organismo, sino también a la salud de la piel. Tal es el caso de la conocida como vitamina F, pero, ¿existe de verdad? Sí y no. Como explican los expertos, cuando se habla de ella “realmente nos referimos a los ácidos grasos que ejercen una barrera protectora sobre la piel y que conocemos como Omegas” comenta desde Omorovicza Estefanía Nieto, su directora técnica. Y ahora llega la segunda pregunta: ¿son tan importantes para nuestra piel? La respuesta de Raquel González, directora de educación de Perricone MD, es clara: “los ácidos grasos son grandes aliados para reducir la inflamación celular que causa el envejecimiento por ingerir alimentos ricos en azúcares. Mejoran el sistema cardiovascular y ayudan a mantener una barrera protectora de la humedad de la piel, generando una red lipídica que protege el agua necesaria e impide la entrada a agentes que pueden irritar o infectar”. De hecho, cuando preguntamos a otros expertos, como Elisabeth San Gregorio, de Medik8, cuenta que “envejecemos cuando esa barrera protectora pierde fuerza, produciendo que la piel parezca más seca y desnutrida, perdiendo vitalidad y brillo, incluso elasticidad, haciendo que las arrugas y finas líneas aparezcan y se asienten con mayor facilidad”. 

¿Cómo introducir la vitamina F en nuestra rutina?

Lo más sencillo y lo primero que viene a la mente es mantener los niveles adecuados de vitamina F mediante una alimentación adecuada. De hecho, el Dr. Perricone cuenta con estos ácidos grasos como parte de su dieta anti-edad de la mano de ingredientes como el salmón, rico en vitamina F y en otros activos antiedad de alta potencia, como el DMAE. También conviene acudir a suplementación porque, como comenta Raquel González: “El Omega 3 ayuda a mejorar el estado de ánimo, alcanzar el normo-peso y mejorar la salud cardiovascular, previniendo enfermedades coronarias, por ejemplo, cuando vivimos sometidos a mucho estrés”. También lo podemos introducirlo en nuestra dieta cotidiana a través de ingredientes como las semillas de chía o las nueces de macadamia y sus posibles aceites derivados.

Omega 3 de Perricone MD. Precio 90 cápsulas, 41€. Se puede comprar aquí.

¿Qué productos hacen de abrigo para la piel?

“Es fundamental contar con productos en cuya formulación haya ácidos grasos que ayudan a restaurar la flexibilidad, mejorar el brillo y proteger la piel” Explica Estefanía Nieto, quien añade que “hay muchísimos productos que cuentan con estos principios y por cómo reestructuran la matriz lipídica de la piel, creando un completo abrigo que además ayuda a proteger el tejido en invierno, cuando el contraste de temperaturas o el exceso de frío pueden desequilibrar esa barrera, desencadenando una clara deshidratación”. En este sentido, Omorovicza Gold Rescue Cream (185€) añade a su fórmula Omega 6 en un compuesto que, además, cuenta con oro coloidal, polisacáridos, polipéptidos, y un concentrado mineral biodisponible. Un cóctel para pieles que han perdido esa barrera protectora, necesitan recuperarla y, además, regenerar su estructura para volver a verse jóvenes y nutridas. Una crema que se combina a la perfección con un contorno de ojos que se adapta a las necesidades tan particulares de esta área. Es el caso de Perricone MD Essential FX Smoothing & Brightening Under-Eye Cream (99€). En su composición destacan la vitamina F, como era de esperar, y la acil-glutationa, un complejo antioxidante compuesto por tres aminoácidos para reducir el aspecto de los pliegues y mejorar la piel frágil, protegiendo, reparando y desintoxicando la zona. “La vitamina F está en todos los productos de la línea Essential FX de Perricone, por considerarse un ingrediente esencial para mantener una salud óptima de la piel”, concluye la directora de educación de la marca.

Vitamina F para regular los granitos y otras imperfecciones

¿Puede ser un ácido graso bueno para prevenir el acné? Por raro que parezca, sí. “El sebo se produce cuando la testosterona se convierte por la 5-α reductasa en dihidrotestosterona. Los ácidos grasos esenciales, como el ácido linoleico (Vitamina F) son inhibidores de esa 5-α reductasa, como demuestran muchísimos estudios, que señalan cómo una falta de este ácido afecta a la composición del sebo y sus propiedades, demostrando que las pieles con mayor tendencia a granitos precisamente tienen una carencia de ácido linoleico. Y es que una deficiencia en este componente produce hiperqueratosis y una inflamación que bloquea los poros, dando lugar a puntos negros e imperfecciones. Al añadir vitamina F de vuelta a la piel, se produce un equilibrio que restaura los lípidos de la piel y ejerce efecto antiinflamatorio, atacando a los granitos y previniendo su futura aparición”, explica San Gregorio. Es por ello que este ingrediente es clave dentro de la crema facial Refining Moisturizer de Medik8 (56€), que se usa de día para perfeccionar la piel, alisarla, descongestionar los poros y nutrirla sin saturarla. Cuenta además con componentes exfoliantes, como los alfa hidroxiácidos y los beta hidroxiácidos, o el extracto de trébol rojo, que también reduce al mínimo la producción sebácea.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: