El ácido láctico ha llegado para quedarse a tu rutina beauty

Después de la fama del ácido hialurónico o el ácido glicólico, ahora es el momento del ÁCIDO LÁCTICO, que pertenece a la categoría de alfahidroxiacidos, ácidos carboxilados hidrosolubles, que serán más o menos potentes dependiendo del tamaño de la molécula, la concentración de estos, el PH de la formula final y la combinación.

Los AHA’s provienen de plantas y alimentos. Son exfoliantes, pero van a actuar también como antioxidantes y van a estimular la producción de ácido hialurónico, por lo que la piel estará mucho más hidratada. Los más comunes son el ácido glicólico procedente de la caña de azúcar o la remolacha, láctico de la leche, el cítrico de los cítricos, el málico de las manzanas, el mandélico de las almendras amargas, el tartárico de las uvas y el azelaico de la cebada, el trigo o el centeno.

El ácido láctico es el conocido efecto de la leche fermentada en la piel y sus principales características son:

  • Es más específico para la piel seca y más suave que el glicólico
  •  
  • Tiene la capacidad de penetrar en las capas más internas de la piel, estimulando la síntesis de colágeno y elastina
  •  
  • Es perfecto para despigmentar la piel del melasma o las manchas solares
  •  
  • En combinación con otros AHAs, ayuda a mejorar la barrera lipídica de la piel, aumenta el contenido de ceramidas y mejorando el tono
  •  
  • Tiene la capacidad de atraer el agua y la mantiene en los espacios intersticiales de la misma (evitando la pérdida de hidratación)

El concentrado Ultra Plus de ácido láctico & glicólico de Camalcon Cosmetics tiene un 97% de ingredientes naturales. Es ideal para hacerte un peeling facial ya que debilita los enlaces entre las células muertas, siendo un potente renovador celular. Además, reduce manchas producidas por el sol y por el acné gracias a su poder de regeneración celular y despigmentante.

Precio: 14,95 €.