Al día

¿Qué medidas ha tomado la industria española de alimentación y bebidas frente al COVID-19?


Cluster FOOD+i, asociación de empresas agroalimentarias innovadoras del Valle del Ebro, habla sobre los cambios e iniciativas implementadas para dar respuesta a la alta demanda por parte de los consumidores

La industria española de alimentación y bebidas es un agente estratégico a nivel económico y social, situándose como el primer sector industrial en España. En total, emplea a más de medio millón de trabajadores a través de más 30.000 empresas, la mayoría de las cuales son pymes.

“Además de estas cifras, la crisis del COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia del sector ante un aumento en el ticket medio de compra de un 42%, de acuerdo con cifras de la consultora Kantar”, afirma Juan Viejo Blanjard, Director Gerente de Cluster FOOD+i, asociación de empresas agroalimentarias innovadoras del Valle del Ebro. Así, han tenido que adaptarse de forma inmediata a las nuevas demandas y medidas para reforzar, más si cabe, tanto la seguridad alimentaria como la salud de los empleados, un pilar fundamental.

Entre las medidas implementadas por las empresas agroalimentarias que forman parte de Clusted FOOD+i destaca la gestión de entrada y salida de puestos de trabajo de manera escalonada para evitar aglomeraciones, así como la desinfección o el rediseño de áreas de trabajo. Además, se ha llevado a cabo una reorganización productiva con nuevos turnos de trabajo para reducir el número de personas en contacto. “El equipo humano ha sido ejemplar y sigue dando lo mejor de sí mismo para seguir abasteciendo a los españoles”, señala Juan Viejo Blanjard.

Del mismo modo, se han impartido formaciones preventivas e, incluso, se han incrementado las precauciones de higiene personal y se ha asegurado la disponibilidad de equipos de protección individual, que son habituales durante los procesos de producción.  

“Se ha producido una rápida adaptación ante las estrictas medidas de seguridad exigidas por las circunstancias con el objetivo de prevenir los contagios y de satisfacer la alta demanda, sobre todo durante las primeras semanas de confinamiento”, indica el Director Gerente de Cluster Food+i.

Con todo ello, y a pesar de la importante reducción en las ventas dentro del canal restauración, el actual contexto ha permitido que el sector demuestre su gran capacidad para dar respuesta a las necesidades del consumidor en este tipo de situaciones. “Las empresas alimentarias han evidenciado de nuevo que es un sector de futuro donde invertir, de poco riesgo, preparado para adaptarse a las nuevas demandas de consumo y que se centra en la producción de bienes de primera necesidad”, subraya Juan Viejo Blanjard.

Asimismo, el sector cada vez está más centrado en innovación. Prueba de ello es que Cluster FOOD+i anunció recientemente que es el único clúster español que se integrará dentro del EIT Food, una de las ocho comunidades de innovación establecidas por el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT). Entre sus proyectos destacan iniciativas relacionadas con la educación para una alimentación más saludable, con zero waste o servicios de delivery más sostenibles. Asimismo, también cuenta con proyectos para profesionales que incluyen formación para dar respuesta a problemas actuales como el suministro durante la crisis del COVID-19 así como soporte sobre tendencias y nuevas formas de consumo.

“La integración de Cluster FOOD+i en EIT Food supondrá para las empresas agroalimentarias del Valle del Ebro la colaboración con otras compañías europeas para generar innovación y mejorar así la competitividad empresarial”, concluye el Director Gerente de Cluster FOOD+i.

La Asociación Empresarial Clúster FOOD+i es una asociación privada, sin ánimo de lucro, que cuenta actualmente con más de 100 socios, principalmente empresas alimentarias líderes en su categoría con una clara apuesta por la innovación, distribuidas a lo largo de las regiones que integran el Valle del Ebro. De forma conjunta, las empresas socias de Cluster FOOD+i presentan una facturación anual de 4.315 millones de euros y generan más de 12.000 empleos directos, según cifras actuales.