Al día

El MAPA analiza con el sector de la fruta de hueso el inicio de la campaña 2020 que comienza con mejores cotizaciones

Las previsiones apuntan que la cosecha 2020 será menor que la 2019, tanto en España como en otros países productores

La directora general de Producciones y Mercados Agrarios, Esperanza Orellana, se reunía ayer, por videoconferencia, con el sector de la fruta de hueso para analizar el inicio de la campaña 2020. Todavía no están disponibles las cifras de estimación de cosecha, pero se prevé una tendencia a la baja –debido a factores climáticos- en todos los productos y en casi todas las regiones, tanto nacionales como europeas.

En esta reunión, primera de la actual campaña, se analizaron los datos de superficie plantada en 2019, que confirman la tendencia a la baja observada en el sector desde 2017. Esta reducción afecta especialmente a melocotón y nectarina (-8 % entre 2017 y 2019 respecto a la superficie media de los dos cultivos a nivel nacional) y a la Comunidad Autónoma de Andalucía (-26 % de la superficie media de fruta de hueso en el mismo periodo). Este descenso de superficie tendrá su efecto principalmente en la producción de fruta “extratemprana”, ya que para el resto el efecto se amortigua por la entrada en producción de nuevas plantaciones.

La comercialización ha comenzado con mejores cotizaciones que el año pasado y con una disponibilidad de producto al consumidor más temprano que en la campaña anterior. Ello contribuye a un ritmo de salidas de centrales fluido, favorecido por una demanda alta de fruta en los hogares como consecuencia de las medidas de confinamiento derivadas de la crisis sanitaria de la COVID-19. En la semana 18, el consumo en hogares de fruta fresca en España ha subido el 36,6 % respecto al año anterior.

También se abordaron las dificultades a las que se enfrenta el sector por la crisis sanitaria, así como el funcionamiento de las disposiciones adoptadas en materia de mano de obra en campo y en las centrales.

MEDIDAS FRENTE A LA CRISIS DE LA COVID-19

En este sentido, la directora general recordó que se han aprobado diferentes normas a nivel nacional, entre ellas el Real Decreto-ley 13/2020 para el empleo agrario y medidas para la financiación de empresas afectadas por la crisis, mediante créditos y moratorias en cuotas de la Seguridad Social.

También se explicaron las disposiciones adoptadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para optimizar el funcionamiento de los Programas Operativos sin que se vean afectados por la crisis sanitaria, así como los textos comunitarios adoptados y pendientes de aprobación que tienen por objeto flexibilizar el funcionamiento de las Organizaciones de Productores y Fondos Operativos para maximizar la utilización de los fondos.

Desde la Dirección General de la Industria Alimentaria detallaron los trabajos del Observatorio de la Cadena Alimentaria para elaborar estudios de creación de valor a lo largo de la cadena para melocotón y la nectarina.

La directora de la AICA, Gema Hernández, explicó el plan de control del cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria a propósito de la campaña de fruta, que continúa el trabajo de los últimos años, y se ha informado al sector sobre los cambios que se introducirán en la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria. El MAPA expresó su compromiso de llevar a cabo un exhaustivo seguimiento de la campaña.