Al día

Luis Planas defiende el compromiso con una agricultura y una alimentación sostenibles para frenar el cambio climático


En la presentación de “La Tierra se agota” un acto organizado por el Celler de Can Roca

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, defendía ayer, durante la COP 25, el compromiso de España para lograr una agricultura y una alimentación sostenibles, evitando el desperdicio. El ministro abogaba por producciones que garanticen una retribución justa para agricultores y ganaderos.

Así lo manifestó en su intervención en la presentación de “La Tierra se agota. Un menú para tomar conciencia”, organizado por el Celler de Can Roca, en el que los hermanos Joan, Josep y Jordi Roca, Embajadores de Buena Voluntad por el Programa de Desarrollo de la ONU, presentaron su filosofía culinaria y su compromiso con el Planeta, en el marco de la COP 25, que inició ayer su andadura en el IFEMA en Madrid.

Millones de personas habitan la Tierra, “de ellos unos 800 millones tienen hambre o graves carencias, unos 1.600 millones tienen graves dificultades para su alimentación”, manifestaba Luis Planas. El ministro remarcaba que asegurar la alimentación para el conjunto de los ciudadanos de la Tierra es una obligación, como plantean los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030 de la ONU, en un contexto de cambio climático.

“Esa es una gran tarea que necesita de una agricultura sostenible, que respete el medio ambiente, el agua, el suelo, el aire, la biodiversidad y el paisaje, que consiga frenar el cambio climático”, añadía el ministro.

Luis Planas apostaba por una producción de alimentos “sana”, sabrosa y que pueda obtenerse a un precio razonable, remunerando justamente al agricultor, pero que también sea accesible para el ciudadano.

“Hay que saber escoger lo que comemos, en qué cantidad –para evitar el desperdicio alimentario- y también cocinarlo adecuadamente”, subrayaba el ministro.