Al día

La higiene, la trazabilidad y la omnicanalidad se imponen en la nueva normalidad de China

Los empresarios destacan que cuestiones que eran de primer orden han quedado desplazadas por la urgencia de transmitir fundamentalmente limpieza y seguridad

El área de Retail Knowledge de AECOC ha organizado el webinar ‘La vuelta a la nueva normalidad en China: medidas del retail y foodservice’, con el objetivo de analizar qué tendencias se están imponiendo en el sector de la restauración y entre los distribuidores chinos tras el desconfinamiento de la población en un país que lleva seis semanas de ventaja respecto a España en la gestión del COVID-19.
 
En la sesión participaron portavoces del ICEX, Osborne y Telepizza en China, que coincidieron en señalar que la limpieza y la higiene han pasado a ser el factor decisivo de compra tanto en el retail como en la restauración, incluso por delante de la calidad de los productos, la experiencia gastronómica o la sostenibilidad. “Lo urgente ha desplazado a lo importante”, resume el director de Telepizza en China, Julio Ceballos, que indica que los restaurantes chinos están “teatralizando” las medidas de higiene dedicando hasta tres personas a la limpieza de un mostrador. “Puede parecer exagerado, pero la prioridad es dar sensación de absoluta confianza al consumidor”, argumenta.
 
La situación se repite en el sector de la distribución, donde “la desinfección de los almacenes y vehículos y el control diario de la temperatura del personal son medidas que ya forman parte del día a día de cualquier tienda”, según el director general de Osborne Greater China, José Ignacio Íñiguez.
 
Junto a la limpieza y la transmisión de confianza, minimizar los contactos se ha convertido en un elemento clave en este nuevo contexto, y ahí la digitalización juega un papel decisivo. “Todo lo digitalizable se va a digitalizar”, resume Ceballos, que asegura que actualmente “los pagos online son imperativos” y apunta al surgimiento del negocio touchless, en el que “se enviará a domicilio todo lo que se pueda”.
 
Sobre la digitalización de servicios y negocios, los empresarios recelan sobre el papel de China como referente para avanzar la evolución que tendrán otros países. Ceballos destaca que, además de “los años de ventaja” que el país asiático nos lleva en cuestiones como el pago online, el delivery o la adaptación del consumo al e-commerce, en China se han adoptado con naturalidad estrategias de control tecnológico para el seguimiento y la trazabilidad de cada persona, lo que hace innecesarias medidas que sí están tomando los distribuidores y restaurantes españoles, como la colocación de mamparas y los controles de temperatura. “Todo el entorno digital chino es de ciencia ficción para Occidente”, ha sentenciado.


Adaptación de la oferta
Los expertos coincidieron en apuntar que la vuelta a la normalidad en China no se producirá antes de 14 o 16 meses, lo que supone un “año perdido” a nivel económico para sectores  como el de la restauración. Para minimizar el impacto, el sector está explorando oportunidades en transformación digital, omnicanalidad, y adaptación de la oferta al nuevo contexto.
 
Muchos operadores de restauración chinos están ofreciendo packs de entretenimiento junto a sus entregas de comida a domicilio, incluyendo películas, juegos, servicios do it yourself con cajas de ingredientes para que el cliente cocine en casa, o incluso mascarillas, guantes y productos de desinfección. “Esta fórmula de ofrecer comida a domicilio con entretenimiento y cultura probablemente seguirá una vez acabe el confinamiento”, apunta Ceballos.

En el lado del retail, además de medidas que ya se han impuesto en España -como la modificación de los horarios de apertura de los establecimientos-, los expertos indican que en China se están igualando los precios de los productos de una misma categoría, se han reducido los surtidos, crecen las ofertas que combinan servicio y producto y están cambiando los conceptos de tienda, con reducciones de espacio, una robotización de los procesos y una aceleración hacia la omnicanalidad.

Por otra parte, los ponentes del webinar han destacado el retorno de los consumidores hacia las grandes cadenas de la distribución, tras el crecimiento que vivieron los pequeños comercios durante las semanas de confinamiento como consecuencia de la necesidad de evitar los desplazamientos.  

Crecimiento del producto de proximidad
El analista de mercado del departamento agroalimentario del ICEX en Shanghái, Regino Serrano, también ha apuntado a un cambio significativo en el comportamiento de los consumidores chinos, que priorizan la compra de alimentos saludables y que refuerzan el sistema inmunológico, de productos envasados y de marcas nacionales.

“Si bien los productos importados siguen siendo sinónimo de calidad y confianza en China, actualmente existe una tendencia hacia consumir productos cercanos que garanticen el mínimo tránsito y contacto entre personas y alimentos”, indica Serrano.