Al día

Glovo supera los 1.000 millones de euros en transacciones

La aplicación cierra 2019 con 9 millones de usuarios en 300 ciudades y suma 38.000 repartidores y 20.000 comercios afiliados a nivel global

Glovo, la app que permite a los usuarios recibir y enviar al momento cualquier producto dentro de una misma ciudad, comienza 2020 con un ritmo de crecimiento envidiable.

La startup española, que nació en 2015, ha superado la barrera de los 1.000 millones de euros en transacciones, gracias a los más de 76 millones de pedidos que ha entregado desde que comenzó a operar. La plataforma está presente ya en más de 300 ciudades de 26 países y más de 9 millones de usuarios confían en sus servicios, 2 millones de ellos en España y 7 en el resto del mundo.

Gracias a los empleados de la compañía, a los repartidores, a los partners asociados a la plataforma, y a la confianza de los usuarios, Glovo ha conseguido expandirse en más de 200 ciudades en 2019 a nivel global, llegando así a más de 300 en diciembre de 2019, y pasando de 17 países en 2018 a 26 a finales de 2019. Junto con esta expansión, la plataforma suma más de 38.000 repartidores y ha tejido una red con 20.000 negocios afiliados.

“El crecimiento de Glovo a nivel internacional ha sido fruto de la confianza que nos han dado los inversores, pero sería imposible haber alcanzado estos objetivos sin tener el gran trabajo que han llevado a cabo los más de 1.600 profesionales con los que contamos”, manifiesta Diego Nouet, General Manager de Glovo Iberia.

En 2018, el número de empleados de Glovo se situaba en 490. A día de hoy, este número ha ascendido a 1600, la mayoría de ellos en su sede central de Barcelona.

Además, la empresa ha creado su segundo hub tecnológico, con 40 ingenieros, en Varsovia y planea contratar 200 nuevos perfiles digitales en Barcelona, que es sede y primer hub tecnológico de la compañía.

 

Dinamizando la vida de 70 ciudades españolas

La plataforma digital ha revalidado este año su liderazgo del sector delivery en España, con una penetración que ha alcanzado el 5% de la población (más de 2 millones de personas). Además, dentro de su expansión a nuevas ciudades, la aplicación ha pasado de 30, a término de 2018, a más de 70 en enero de 2020. De hecho, en España la compañía ya ha alcanzado rentabilidad, junto con Italia.

El volumen de comercios afiliados Glovo ha crecido un 48% respecto a 2018 y ya son más de 11.100 en todo el país. La plataforma se ha convertido en la mejor aliada para la digitalización del pequeño comercio y del establecimiento de restauración, Las pymes españolas asociadas a Glovo han obtenido 42 millones de euros extra en 2019, que se traduce en 12.000 euros al año adicionales de media para cada empresa.

“Gracias a la plataforma digital de Glovo, conectamos a los usuarios con los comercios a través de los repartidores y establecemos una ecuación de la que todos salen beneficiados. Los usuarios tienen la ciudad en su bolsillo y a un solo clic; la digitalización llega a las pymes a la vez que fomenta sus ventas; y los repartidores consiguen una vía extra de ingresos que pueden compaginar con estudios u otra actividad,”, explica Nouet. “Hemos alcanzado un acuerdo con la aseguradora Chubb para ampliar las prestaciones del seguro que Glovo ya ofrecía a los repartidores. Estas nuevas coberturas incluyen indemnizaciones por accidente, gastos médicos y de hospitalización, así como la protección de los ingresos de los colaboradores en caso que, por accidente, no puedan llevar a cabo la actividad. La seguridad de los repartidores es nuestra prioridad”, asevera.

En España, los repartidores ingresan de media 5 euros por cada pedido que entregan. El modelo de Glovo permite a los repartidores comenzar a repartir a las 48 horas de darse de alta y obtener los primeros ingresos a las dos semanas de haber comenzado. Según una encuesta interna de la compañía, el 72% de los repartidores está satisfecho de colaborar con Glovo. Para el 70% de ellos, una de las principales razones es la capacidad de elegir libremente cuándo, cuánto y cómo quieren repartir, así como los ingresos que generan colaborando.

Glovo es una oportunidad para que aquellos que se encuentren en situación de desempleo, puedan salir de ella y empiecen a generar ingresos de manera rápida. El 30% de los repartidores en España que actualmente colaboran con la plataforma, se encontraba en situación de desempleo antes de hacerlo. Es decir, más de 2.250 de los 7.500 repartidores que colaboran con nosotros se encontraban en situación de desempleo. Este dato es muy relevante teniendo en cuenta que la tasa de desempleo en España es del 14%.

 

Glovo comienza 2020 como unicornio

El año jalonado de éxitos de Glovo ha finalizado con su quinta ronda de financiación, y segunda en un año, que ha coronado a la plataforma como el segundo unicornio español, una startup valorada en más de 1.000 millones de dólares. Los fondos han invertido 300 millones de euros entre las dos rondas, realizadas en abril y diciembre, para que la compañía impulse el crecimiento y su consolidación a través de la contratación de talento tecnológico, innovando en sus áreas de negocio como las de supermercado o las cook room, y fomentando nuevas alianzas con actores clave.

 

Glovo Cares

Glovo Cares es una iniciativa de la compañía que se realiza desde hace más de 1 año a través de la cual los empleados de Glovo de todo el mundo pueden entregar pedidos de manera voluntaria, de la misma forma que lo hacen el resto de los repartidores, usando la misma app. Por cada pedido entregado, la compañía dona 15 euros a una ONG local previamente escogida por los propios empleados. Glovo Cares se trata de un proyecto importante no solo por el hecho de que se colabora con una buena causa, sino porque los empleados pueden probar todas aquellas mejoras tecnológicas en la app que el equipo desarrolla y sugerir mejoras.

En 2019, 1.283 empleados, más de 700 durante el último trimestre del año, han realizado 5.600 pedidos llegando a recaudar hasta 87.500 euros en todo el mundo. En España, se ha colaborado con el centro de acogida para niños y adolescentes con cáncer La Casa dels Xuklis, la Protectora de animales de Barcelona y con la ONG Proactiva Open Arms, entre otros.

En otros países, las donaciones se han realizado a ONGs locales como la Asociación Italiana de Esclerosis Lateral Amiotrófica (AISLA), a la ONG Mully Children’s Family (MCF) que acoge y cuida a niños en situaciones desfavorecidas en Kenia o la asociación Charte de Georgia que facilita ordenadores y acceso a internet a jóvenes de familias desfavorecidas, entre muchas otras.

Glovo Cares es un proyecto vivo que pretende seguir creciendo y evolucionando porque representa los pilares fundamentales de la cultura de Glovo.