Al día

ACESUR: “la industria agroalimentaria española será la más castigada por los arenceles de los EEUU”

Gonzalo Guillén

El director general de la empresa aceitera y presidente de la asociación de envasadores de aceite (ANIERAC), Gonzalo Guillén, considera que España no ha sabido defender la posición de sus productos en el mercado americano

El director general de ACESUR, Gonzalo Guillén, ha analizado hoy, en una rueda de prensa celebrada en el 34º Congreso AECOC del Gran Consumo, los efectos que tendrá el arancel del 25% que Estados Unidos impondrá sobre el aceite de oliva envasado, entre otros productos, y ha considerado que “la industria agroalimentaria española será la más castigada” por esta política proteccionista impulsada desde la Casa Blanca.

Guillén ha recordado los efectos mínimos que los aranceles tendrán sobre los productos de estados como Italia o Alemania, y ha considerado que “no hemos sabido defender como país una mejor posición de nuestros productos ni ejercimos de lobby cuando salieron los primeros listados de artículos afectados. Quizás no hemos sabido anticiparnos a una situación que se venía anticipando desde hace 15 meses”.

El empresario ha recordado que España exporta 1,3 millones de toneladas de aceite de oliva al año, dos tercios de su producción, y que su principal mercado fuera de la Unión Europea es el de los Estados Unidos. Aun así, Guillén ha avanzado que empresas como ACESUR trabajan en estrategias para mantener su cuota de mercado americano y ha expresado la intención de la compañía de crear una envasadora en el país. “Es una medida que todas las aceiteras están valorando”.

Además, Guillén ha asegurado que el sector “se dejará la piel en buscar mercados alternativos”, y ha recordado el crecimiento de las exportaciones en países como Francia, México, Brasil, el este de Europa o el Reino Unido. No obstante, ha recordado las dificultades de crecer en mercados sin cultura del aceite de oliva, como China. Por ello, el directivo de ACESUR ha asegurado que las aceiteras están supliendo el origen español por aceites de otros países como, por ejemplo, Túnez, Turquía, Italia, … lo que conlleva que “el principal perjudicado de esta situación sea el productor nacional, ya que habrá menos demanda de su producto”.

Sobre el impacto del Brexit sobre el volumen de negocio de ACESUR, Guillén ha explicado que la empresa trabaja desde hace meses con un plan de contingencia que contempla altos niveles de stock en sus almacenes británicos para anticiparse a una posible salida sin acuerdo de la UE. Además, ha anticipado que las empresas aceiteras tendrán que buscar nuevas fórmulas para operar en el país, como a través de la creación de sociedades locales para evitar problemas aduaneros, fiscales, logísticos, etc.