inicio
Martes 12 de diciembre de 2017
24/09/2015
preparar para imprimir

Malestar físico y nuevas tecnologías, una relación directa

 
 
      

Cristina Domínguez, Healthy Lifestyle Coach de Barceló Sancti Petri, da la respuesta a los males más habituales de la sociedad 2.0

Tensión muscular, mareos, dolores o hasta visión borrosa. Éstas son muchas de las consecuencias negativas que se relacionan directamente con el estilo de vida actual y que responden a la cantidad de horas que se está en la oficina, la mala iluminación, las posturas incorrectas o el uso excesivo de determinados dispositivos. Barceló Sancti Petri Spa Resort, establecimiento líder en bienestar, alerta sobre los problemas más comunes dentro de este ámbito y las posibles soluciones o precauciones que pueda haber para evitarlos.

 

El mal del smartphone

La utilización de teléfonos móviles, tablets o incluso consolas obliga a realizar una serie de movimientos continuos con la mano. Concretamente, según ciertos estudios, miramos el móvil más de 150 veces al día. Costumbres como estas suelen producir lo que los especialistas denominan como el dedo en gatillo, un agarrotamiento de los pulgares que hace necesario chasquearlos para no estar molesto. Según Cristina Domínguez, Healthy Lifestyle Coach del hotel: “precisamente para aquellos que sufren este problema hemos creado iMass@age, un tratamiento que relaja esta zona y libera las posibles tensiones”.

 

El dolor del teclado

El teclado entendido en cualquier situación o tipo de dispositivo. Por un lado, cuando se apoyan las muñecas en la mesa de una oficina, se suele producir tensión en los tendones de la muñeca. Lo mismo pasa cuando se usa el móvil, por ejemplo, con los codos apoyados mientras se está tumbado en la cama, situación en la que habitualmente se duermen las manos y se provoquen contracturas en el cuello. También iMass@ge está pensado para estos problemas, destensando toda el área que va desde el nacimiento de las cervicales hasta las falanges de los dedos.

 

La postura ‘sofá’

Aunque se es consciente de que conviene estar con la espalda recta, es poco común tener una postura adecuada cuando se está en un sofá. Todo el mundo tiende a estar recostado en lugar de sentado, haciendo que una situación cómoda pueda generar contracturas, sobre todo en la parte media de la espalda en zonas, por ejemplo, en torno a los omóplatos. Hay que ser conscientes de que no siempre las posiciones más confortables son necesariamente positivas para los músculos, produciendo en muchas ocasiones vicios que llevan a sufrir incómodas contracturas. 

 

Mala disposición a la hora de trabajar

Ocho horas diarias en una oficina llevan siempre un punto en el que uno no está sentado adecuadamente. Estas incorrecciones posturales suelen producir dolores y tensiones que, si acaban convirtiéndose en contracturas, pueden inducir a la aparición de síntomas como mareos o visión borrosa, sobre todo si se sufre de sensibilidad en el área cervical. Para evitarlo, conviene seguir una serie de claves que responden a la denominada ergonomía en la oficina. De este modo, se debe estar por ejemplo con los hombros relajados, la cabeza recta, la espalda y las piernas haciendo un ángulo de 90º y con el borde superior del monitor a la altura de los ojos.

Cuando esto genera dolor, conviene acudir a tratamientos específicos para cada zona. En Barceló Sancti Petri Spa Resort se atiende de manera totalmente personalizada haciendo, por ejemplo, diferentes masajes que atacan la tensión en cada área localizada. Asimismo, el hotel cuenta con un equipo de osteopatía que reeduca posturalmente para prevenir este tipo de malestares.

En definitiva, aunque la sociedad 2.0 tiene sus inconvenientes, seguir los consejos de los especialistas y someterse a una serie de tratamientos específicos pueden solventarlos, permitiendo un estilo de vida saludable pese a estar rodeados de situaciones que lo dificultan.

 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: