inicio
Lunes 11 de diciembre de 2017
04/10/2016
preparar para imprimir

Los paseos son para el otoño

En Japón lo practican desde hace más de 30 años y en Inglaterra se considera un arte. El paseo es uno de los mejores ejercicios para el otoño

 

 

Uno de los pequeños placeres del otoño es aprovechar la bajada de las temperaturas para simplemente pasear, y es que esta actividad tan cotidiana se puede convertir en un ejercicio tan beneficioso para el cuerpo como la mente. “Shinrin-Yoku” o “paseo por el bosque” es como lo acuñan en Japón, y su principal medio son los bosques; mientras, en el país inglés se considera un arte pasear sin rumbo por la ciudad o los parques, como la mejor forma para divagar y desconectar del mundanal ruido. La versión española del paseo tiene el lugar perfecto: Huelva. Barceló Isla Canela, ubicado en plena Costa de la Luz, comparte los tips para apuntarse a la alternativa slow de los deportes de exterior más extremos: el arte del paseo.

¿En qué consiste?

El “Shinrin-Yoku” se concibe como una forma de conectar con la naturaleza y volver a los orígenes del ser humano, donde el hábitat natural eran los grandes bosques y la vegetación frondosa. Tal y como se refiere el término japonés, consiste en darse un chapuzón de dos horas entre la flora y fauna del bosque con lo que uno se aleja del ruido y las distracciones. Y es que los aparatos electrónicos están prohibidos durante el “Shinrin-Yoku”.

Por otro lado encontramos la versión inglesa, en la que si bien el “hábitat natural” es el asfalto, es concebido como un ejercicio de reflexión y distanciamiento del ajetreo de la ciudad.

Ambas formas de vivir el paseo hacen de él el aliado perfecto en lo que a cuestiones de salud se refiere.

¿Qué beneficios tiene?

Numerosos estudios han comprobado cómo pasear entre la naturaleza alivia los síntomas producidos por el estrés. Se reduce la presión sanguínea, bajan los niveles de glucosa y se fortalece el sistema inmunitario. Además, se fomenta el espíritu aventurero y mejora la concentración.

Caminar sin rumbo como se hace en Inglaterra puede incluso mejorar la capacidad artística, dado que la mente se encuentra en un estado de relajación.

¿Dónde se practica?

En el país nipón cuenta con excursiones y actividades dirigidas especialmente a realizar el “Shinrin-Yoku”, aprovechando cada ecosistema del archipiélago: desde los sistemas montañosos, hasta los bosques de bambú. En España, el enclave perfecto para realizar el baño de bosque es Huelva, ya que se trata de una región que aúna, al igual que Japón, tanto zonas marítimas como de interior y montaña. La Sierra de Aracena y los Picos de Aroche son lugares donde vivir en primera persona los colores del otoño y para los que Turismo de Huelva ha elaborado unas guías de caminos por los que practicar el paseo. Asimismo, los pueblos tanto de la sierra como de la costa atlántica son perfectos para caminar sin rumbo: en concreto, Barceló Isla Canela ofrece a sus huéspedes las mejores rutas por la zona para practicar “Shinrin-Yoku” de la mano de expertos guías locales.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: