inicio
Jueves 14 de diciembre de 2017
04/03/2015
preparar para imprimir

La leche sin lactosa está de moda: dosificación aséptica de pequeñas cantidades, con total seguridad y precisión

La estación dosificadora aséptica VARI-DOS-ASEPT de GEA TDS es una innovación que permite a los usuarios dosificar líquidos asépticos en muy pequeñas cantidades de 0,2 y 0,3 g/litro directamente en el principal flujo de producto aséptico, con una precisión total y a un coste ventajoso. Esto ofrece un significativo valor añadido a la industria de bebidas en la fabricación de leche sin lactosa, por ejemplo. El estímulo para desarrollar esta innovadora estación dosificadora vino directamente de la experiencia diaria de los clientes del sector de productos lácteos de SIG Combibloc. 

Los clientes necesitaban un método que les permitiera producir bebidas con ingredientes especiales como enzimas, aditivos funcionales, vitaminas, sabores o extractos, de una forma más segura y precisa, y también más rentable, que la de los sistemas ya existentes. Los ingenieros de GEA TDS se pusieron manos a la obra, y desarrollaron una obra maestra tecnológica que demuestra ahora su valía en la práctica. 

La producción de leche sin lactosa es un buen ejemplo de la forma en que la nueva estación dosificadora aséptica aporta un claro valor añadido a la industria de bebidas en términos prácticos. En teoría, es fácil hacer leche sin lactosa; simplemente se añade un poquito de la enzima lactosa a la leche, y tras cierto tiempo se obtiene leche sin lactosa. El reto estriba en mantener al mínimo la cantidad de enzima requerida, y asegurarse de que esta se añada en condiciones de máxima seguridad aséptica, ya que la enzima lactosa es un elemento comparativamente muy costoso en la contabilidad de costes. La dosificación debe ser absolutamente segura en términos asépticos, altamente precisa, lo más automatizada posible, y rápida, de forma que no se introduzca ningún contaminante en el proceso de producción. Solo entonces queda garantizada la alta calidad del producto.

Óptima calidad, costes ventajosos

VARI-DOS-ASEPT presenta un método alternativo para dosificación aséptica que se distingue en aspectos clave de otros sistemas existentes, y ofrece una calidad de producto óptima a costes ventajosos. Ludger Tacke, Director de División Aséptica de GEA TDS, explica: “Básicamente, hay dos formas de hacer leche sin lactosa. En ambos métodos, el propósito es descomponer el azúcar de la leche, la lactosa, en la leche, que provoca reacciones de intolerancia en muchas personas. La enzima lactasa se utiliza para descomponer la lactosa en glucosa y galactosa, de forma que la mayoría de los consumidores no vuelva a tener ningún problema. La enzima lactasa puede añadirse a la leche con anterioridad al tratamiento térmico; luego todo junto se trata térmicamente, y posteriormente se envasa para su larga conservación. 

Esta tecnología por lotes es un método fiable, pero más costoso, que requiere cantidades comparativamente mayores de la enzima, porque el tratamiento térmico altera la enzima lactasa; hasta cierto punto, la enzima queda ligeramente descompuesta por los efectos del calor. Además, la temperatura de almacenamiento por razones microbiológicas es muy baja, lo que retrasa mucho la degradación; por ello, deben añadirse de antemano una gran cantidad de enzimas para conseguir el efecto deseado.  

Con un coste aproximado de cinco a seis céntimos por enzima por cada litro, el método es muy caro y por tanto solo es adecuado para pequeñas cantidades. En este método, se añaden de 0,8 a 0,85 g/litro de lactosa (actividad 5.000 unidades) a la leche pasteurizada, que tiene una temperatura de 8 a 10°C. El tiempo de hidrólisis es de unas 24 horas. Un defecto de este método es que la leche tiene que permanecer en los tanques durante la hidrólisis y por tanto los tanques no pueden utilizarse para la producción. Además, la leche se vuelve marrón más rápidamente (la reacción de Maillard). 

Resulta significativamente más eficiente el método de añadir la enzima después del tratamiento térmico por dosificación aséptica. Si la leche ya se ha enfriado, ya nada de la enzima se destruirá por el calor. Tacke explica: “bastan de 0,2 a 0,3 g de enzima para un litro: eso supone tan solo de un 10 a un 15 por ciento de la cantidad que se necesitaba antes a la hora de añadir la enzima con anterioridad al proceso térmico.”

 

Evitar riesgos

Las estaciones dosificadoras existentes que se utilizan para añadir muy pequeñas cantidades de líquidos asépticos adicionales al producto principal una vez que ha tenido lugar el tratamiento térmico, tienen la desventaja de que en momentos clave, como en la esterilización y a la hora de colocar las agujas en el flujo de producto, el operario tiene que llevar a cabo algunas acciones manuales. Y eso siempre representa un riesgo para la seguridad aséptica del producto. Otro aspecto fundamental es que con los sistemas existentes la enzima se entrega a la planta de procesamiento lácteo en una bolsa, que a su vez se halla dentro de un recipiente. En esta posición, las bolsas no pueden vaciarse por entero, por lo que se pierden enzimas. 

Una ventaja para la seguridad

VARI-DOS-ASEPT se distingue en cuestiones clave de los sistemas existentes, y ofrece una óptima calidad de producto a precios ventajosos. Durante la dosificación estéril con VARI-DOS-ASEPT, se añade a la leche aproximadamente 0,3 g de lactasa estéril por litro una vez ha tenido lugar el proceso UHT. La hidrólisis tiene lugar en el envase de cartón, y lleva unos 5 días a temperatura ambiente. Con este método, mientras que se requiere una estación dosificadora y el tiempo de hidrólisis es mayor, los costes de la enzima son hasta un 85% más baratos que con el método por lotes. Además, el método ofrece un alto nivel de flexibilidad en la producción. La leche no tiene que permanecer en los tanques, y por tanto están libres para la producción. Igualmente, mejora la calidad del producto, ya que el efecto Maillard se ve considerablemente retrasado. 

Con los sistemas existentes, la enzima se suministra a la planta de procesamiento de productos lácteos en una bolsa, que a su vez está dentro de un contenedor . Con la nueva estación dosificadora VARI-DOS-ASEPT, el producto a dosificar se entrega en bolsas especialmente desarrolladas parecidas a las utilizadas en la industria farmacéutica – comparables a una bolsita de infusión, que puede vaciarse hasta la última gota –. No hay peligro alguno de que la bolsa quede aplastada en el recipiente, y que queden entonces residuos en la bolsa. Esto también ahorra costes. El recipiente consta de esta bolsa y de un manguito firmemente conectado a la bolsa; en el extremo del manguito se aplica una aguja de dosificación. Cuando llegan al fabricante de bebidas, todos los componentes ya están esterilizados, lo cual significa que ninguno de los componentes necesita que se los toque con la mano: una enorme ventaja para la seguridad aséptica. Estas bolsas las entrega la compañía optiferm. Dicha compañía filtra ingredientes procedentes de una amplia gama de proveedores internacionales, y los llena en las bolsas especiales antes mencionadas para VARI-DOS-ASEPT. 

En palabras de Tacke: „Para asegurarnos de que la aguja entre en el flujo del producto principal en perfectas condiciones asépticas, hemos desarrollado una válvula de puerto multifunción especial por medio de la cual el manguito vacío, en cuyo interior está el sistema de alimentación de llenado aséptico, está conectado a la línea de entrada de la maquina llenadora aséptica. La válvula de puerto, de la que se suministran dos para que la producción pueda seguir funcionando de manera continua, tiene una función de esterilización automática, en la que la aguja es esterilizada con vapor. Esto tiene lugar cuando el operario no tiene más contacto con los componentes. En su minizona estéril en el vacío aséptico, la aguja se desplaza entonces automáticamente a la posición de producción; luego el sistema de alimentación de llenado y la aguja se llenan con el líquido aséptico a través de la válvula. El líquido aséptico se pesa en una balanza de gran precisión, y se dosifica en el flujo de producto en exactamente la cantidad requerida. En el caso de que se diera una interrupción en la producción, la válvula de puerto simplemente se cierra y la aguja queda en la posición de producción dentro de su zona estéril, hasta que se vuelva a poner de nuevo en funcionamiento. Una sobrepresión de aire estéril garantiza una constante esterilidad fiable. No se requiere retirada manual ni reesterilización. Una ventaja más para la seguridad aséptica.“

 

Una dosificación de precisión; muchas áreas de aplicación

Aparte de la enzima lactasa, también pueden entregarse de forma precisa al flujo de producto aséptico una amplia gama de otros añadidos asépticos, utilizando la nueva estación de dosificación.

Norman Gierow, Head of Global Product Management Market en SIG Combibloc, comenta: “Pueden imaginarse numerosas áreas de aplicación para esto, sobre todo si pensamos en productos de valor añadido. Ingredientes como lactoferrina, vitaminas, distintos sabores y extractos o colorantes - con extras como estos, nuestros clientes necesitan asegurarse de que su producción rutinaria funciona con la máxima precisión, y es absolutamente limpia y asépticamente segura, con el objeto de mantener una extraordinaria calidad de producto a precios ventajosos. Y en este proceso, VARI-DOS-ASEPT supone verdaderamente una mejora. Nos sentimos muy orgullosos de haber participado en la puesta en marcha de este proyecto, y con VARI-DOS-ASEPT GEA TDS ha desarrollado una innovadora estación dosificadora que realmente es única. Estamos seguros de que con esta solución, los clientes de bebidas de todo el mundo se beneficiarán considerablemente en lo que se refiere a la calidad de producto y rentabilidad. De hecho, esto ya ha quedado demostrado en la práctica.” 

SIG Combibloc es uno de los principales proveedores mundiales de envases de cartón y máquinas llenadoras para bebidas y alimentos. Con cerca de 5.100 empleados en 40 países, la compañía registró unas ventas por valor de 1.680 millones de euros en 2013.

VARI-DOS-ASEPT: 

 

La estación dosificadora aséptica VARI-DOS-ASEPT de GEA TDS es una innovación que permite a los usuarios dosificar líquidos asépticos en muy pequeñas cantidades de 0,2 y 0,3 g/litro directamente en el principal flujo de producto aséptico, con una precisión total y a un coste ventajoso.
 

Gráfico – VARI-DOS-ASEPT: 

VARI-DOS-ASEPT: Ventajas de un vistazo.

 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: