inicio
Lunes 11 de diciembre de 2017
27/05/2015
preparar para imprimir

La formación de los hábitos alimentarios en la infancia es esencial para adquirir una correcta salud en la edad adulta

Una correcta alimentación durante la infancia, que cubra las necesidades de micronutrientes, como el calcio, es fundamental para obtener un buen estado de salud y un crecimiento y desarrollo óptimos. Más allá de esta correcta alimentación, es clave enseñar hábitos alimentarios a los niños, que conserven en la edad adulta. Este ha sido uno de los mensajes principales citados en la sesión monográfica sobre la importancia de la nutrición para la óptima salud de los niños, celebrada el pasado jueves en la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), en colaboración con el Instituto Danone. 


Según el Dr. José Manuel Moreno Villares, médico adjunto especialista en Pediatría-Unidad de Nutrición Clínica, Hospital 12 de Octubre-, y uno de los ponentes de estas conferencias, “es esencial hacer de la comida un momento para compartir y para disfrutar, acompañados de la familia. Cuanta mayor variedad haya en la mesa, más fácil será para estos niños adquirir unos hábitos alimentarios saludables que mantengan en la adolescencia así como en la edad adulta”. Asimismo, el experto recomienda para los niños en edad de crecimiento, una alimentación variada y ajustada al nivel de actividad física, repartida en 5 comidas al día, realizadas en un ambiente tranquilo y acompañados – en la mesa familiar o en el comedor del colegio-, que contenga cinco piezas de fruta y verdura diaria, cereal o fécula diaria, consumiendo entre dos y tres raciones de lácteos al día, siendo al menos una de yogur.

¿Por qué es bueno que los niños consuman lácteos?

Los lácteos, más allá de constituir la principal fuente de calcio en la dieta, son alimentos valiosos desde el punto de vista nutricional, tanto por la cantidad de nutrientes que proporcionan como por su calidad. Son fuente de proteínas de alto valor biológico, de vitaminas A, D y del grupo B y de minerales como el fósforo o el magnesio, entre otros nutrientes. “El consumo habitual de las cantidades suficientes de leche y derivados lácteos se relaciona con niveles mayores de crecimiento, mejor salud ósea –sobre todo si se acompaña de actividad física suficiente- y un menor número de problemas dentales. En general las poblaciones de mayor estatura son las que consumen habitualmente lácteos en su dieta”, explica el Dr. José Manuel Moreno Villares.

Sin embargo, hasta un 30% de la población infantil española no consume la cantidad diaria recomendada de lácteos y estudios recientes en este ámbito destacan cómo hasta un 71,4% de niños españoles de 7 a 16 años no toman la ingesta adecuada de calcioi. La falta de consumo de estos lácteos compromete la calidad de la dieta y aumenta el riesgo de no cubrir las cantidades diarias recomendadas de ciertos nutrientes. “Hay que tener especial atención a partir de los siete años de edad, momento en el que los padres dejan de tener el control total sobre la alimentación de sus hijos y existe un mayor riesgo de que no estén ingiriendo las cantidades necesarias de calcio y resto de nutrientes” comenta el Prof. Luis Moreno Aznar, presidente del Instituto Danone y coordinador de estas jornadas, junto con el Prof. Manuel Serrano Ríos, presidente de honor del mismo Instituto Danone y académico de número de la RANM.

 

En este sentido, los expertos recomiendan diversificar el consumo de los lácteos, pudiéndose obtener beneficios adicionales. Así, las leches fermentadas, y en particular el yogur, pueden considerarse un alimento imprescindible en el marco de una dieta equilibrada y variada. “El yogur tiene todas las ventajas de la leche, como la importante aportación equilibrada de nutrientes (proteínas, vitaminas y calcio), pero con menos lactosa y de más fácil digestión, concluye el Dr. Moreno Villares.   

 

Ciclo de conferencias sobre nutrición Instituto Danone y RANM  

Esta sesión formativa forma parte del ciclo de Conferencias "Importancia de la nutrición para la óptima salud de niños y personas mayores" organizadas por el Instituto Danone y la  Real Academia Nacional de Medicina (RANM). “Este tipo de formaciones responden a la razón de ser del Instituto Danone, que es saber y hacer saber, y por tanto, a divulgar el conocimiento científico en relación a la nutrición, alimentación y salud, que guíe las prácticas alimentarias” comenta el Prof. Luis Moreno Aznar  coordinador de estas jornadas, junto con el Prof. Manuel Serrano Ríos, presidente de honor del mismo Instituto Danone y académico de número de la RANM.

 

SOBRE INSTITUTO DANONE


El Instituto Danone es una asociación sin ánimo de lucro fundada en el año 1993 que entre sus fines destaca promover la investigación científica, la educación y la difusión rigurosa de conocimientos en los ámbitos de la Alimentación, la Nutrición y la Salud. En este marco desarrolla actividades para animar y premiar la investigación, para promover el intercambio de conocimientos mediante la organización de conferencias, cursos y talleres, y mediante el desarrollo de publicaciones, y actividades para facilitar una mejor calidad de vida a los ciudadanos a través de la mejora de sus hábitos alimentarios.

Real Academia Nacional de Medicina (RANM)

La RANM nace en el año 1734 bajo el nombre de Academia Médica Matritense. Constituye un importante órgano de consulta y asesoramiento gubernamental para todas las cuestiones médicas. Los estatutos vigentes de la Academia disponen que esta corporación científica debe informar al Gobierno de la Nación acerca de todos aquellos asuntos relacionados con la ciencia médica y la salud pública.

www.ranm.es 


i

 Evidencia científica sobre el papel del yogur y otras leches fermentadas en la alimentación saludable de la población española’, FESNAD 2013



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: