inicio
Viernes 15 de diciembre de 2017
06/05/2016
preparar para imprimir

Crock-Pot®, la revolución en la cocina llega a España

 
 
  

Las ollas de cocción lenta Crock-Pot®, la marca americana de referencia a nivel mundial de slow cookers, han llegado a España para revolucionar la forma en la que cocinamos.  Crock-Pot® es la firma que creó en 1970 en Estados Unidos esta cómoda, sencilla y versátil herramienta para cocinar a baja temperatura y que desde entonces ha permitido a muchas familias en todo el mundo conseguir recetas y guisos mucho más saludables y sabrosos, ahorrando tiempo y esfuerzo.

Crock-Pot®, líder mundial indiscutible de su segmento, se convertirá en el aliado imprescindible en el hogar para aquellas personas que quieren armonizar una cocina tradicional con un estilo de vida actual, y que no tienen tiempo o no poseen grandes conocimientos o habilidades en la cocina, pero no quieren renunciar a preparar recetas deliciosas y saludables. La cocción lenta, a diferencia de otras formas de cocción, permite mantener todos los nutrientes y potenciar el sabor de los alimentos.

Cocinar como nuestras abuelas pero con nuestro ritmo de vida actual

Crock-Pot®, que desde finales de 2015 se comercializan en las principales cadenas de distribución españolas, permiten cocinar con mucha comodidad los alimentos durante horas como hacían nuestras abuelas, con un consumo energético muy pequeño y sin riesgo de que se queme la comida. Esto hace posible desentenderse de la cocina e incluso marcharse de casa mientras Crock-Pot® sigue cocinando: conseguimos recetas tan sabrosas, nutritivas y saludables como las de antes,  incluso dentro de nuestro ritmo de vida actual.  

En Estados Unidos, Canadá y el Norte de Europa, esta forma de cocción lenta y a baja temperatura está firmemente asentada, con Crock-Pot®, propiedad de la multinacional Jarden Consumer Solutions, como referente absoluto. Ahora es España el país donde busca ocupar su lugar este revolucionario electrodoméstico, que entronca con una forma tradicional y muy saludable de cocinar en plena vigencia gracias al movimiento slow-food.

CrockPot® se encuadra en una nueva categoría de producto denominada One-pot Cooking, que agrupa diferentes soluciones de cocina en un solo dispositivo, con todas las ventajas que ello conlleva. 

Crock-Pot® es idónea para conseguir recetas de siempre con un sabor y textura imposibles de lograr de otra manera, como guisos y caldos. Pero también es la herramienta perfecta para realizar otras muchas elaboraciones: desde entrantes, platos principales y salsas, hasta deliciosos postres  o incluso pan. La polivalencia de las ollas de cocción lenta constituye una de sus mayores ventajas.  Con Crock-Pot®, la imaginación es el límite, aunque las ollas van acompañadas de un completo libro de recetas para inspirar.

Las muchas ventajas de Crock-Pot®

Un sabor y una textura irrepetibles… ¡y resultados muy nutritivos!

 

Crock-Pot® cocina a baja temperatura y durante tiempos prolongados. Al cocinar de esta manera y con la olla cerrada, todos los jugos de la carne y la verdura, con su sabor y su alto aporte nutricional, se impregnan de forma natural en la receta sin perderse ni evaporarse. La cocción a baja temperatura garantiza texturas y sabores difíciles de conseguir con otros métodos de cocción: por ejemplo, en guisos de carne.

 

Olvídate de la receta y vete a la calle… ¡Crock-Pot® sigue cocinando por ti!

No necesitas más de diez minutos para tenerlo todo listo y preparado para que Crock-Pot® haga el resto.  Sólo tienes que poner los ingredientes, encender la olla y seleccionar el tiempo de cocinado. Y debido a su bajo consumo eléctrico, equivalente al de una bombilla, es totalmente seguro dejar la olla cocinando mientras tú disfrutas de tu tiempo o aprovechas para descansar. En el caso de los modelos digitales, puedes irte a la cama o marcharte de casa con total tranquilidad ya que puedes programarla con la satisfacción de saber que, a la hora de la comida, la olla habrá hecho su trabajo y, cuando termine, hasta mantendrá la comida caliente.

 

Una forma de cocinar económica y más saludable

Utilizar una olla Crock-Pot® es cuatro veces más económico que utilizar la vitrocerámica, ya que el consumo energético es mucho menor. Y al tratarse de cocción a baja temperatura, la fibra de la carne queda realmente suave y se deshace en la boca, lo que permite conseguir resultados realmente apetitosos incluso utilizando las piezas o cortes más duros y menos nobles: platos de diez, pero gastando menos en los ingredientes. Además, garantiza una alimentación saludable, porque no causa una pérdida de los nutrientes, como sí sucede con otros métodos de cocción.

 

Una fácil limpieza

Te llevará un minuto lavar a mano tu Crock-Pot®. La olla, debido a su tratamiento antiadherente de máxima calidad, se limpia rápidamente y de forma muy fácil. Y si no te apetece lavar a mano, tanto la tapa de vidrio como la olla de cerámica pueden meterse sin ningún problema en el lavavajillas.  

 

¿Cómo es una Crock-Pot®?

Una olla Crock-Pot®  se compone de una carcasa que distribuye el calor y que alberga en su interior una olla con revestimiento cerámico de gran capacidad antiadherente y desmontable, lo que facilita su limpieza y permite servir la comida en la mesa sin necesidad de cambiar de fuente. Todas las ollas Crock-Pot®  son aptas para utilizar en el horno y en el lavavajillas y tienen dos niveles de potencia.  

Crock-Pot® dispone de diversos modelos para adaptarse a las necesidades de cualquier hogar: desde ollas con capacidad desde 2,4 litros, ideales para dos personas, hasta 5,7 litros, que permiten preparar comida para 6 comensales. Hay modelos con atractivos acabados en acero inox, rojo o negro brillante, y algunos incorporan temporizador digital, que permite programar la olla, y una función para mantener caliente la receta. Todos los modelos llevan una tapa de vidrio que permiten ver el resultado mientras se cocina.

 

Crock-Pot®, expertos en cocción lenta desde 1970

Crock-Pot® fue la primera olla de cocción lenta eléctrica en comercializarse y se ha convertido, por pleno derecho, en sinónimo de slow-cooking. En la década de los 70, en Estados Unidos, en plena incorporación de la mujer a la vida laboral, estas ollas que permitían cocinar con los beneficios de la cocción a baja temperatura sin estar pendiente del guiso constituyeron una auténtica revolución en los hogares americanos.

Tras conquistar el mercado americano, donde es líder indiscutible de ventas en el segmento de cocción lenta, Crock-Pot se introdujo con gran éxito en Canadá, donde también ocupa la primera posición. En Reino Unido y muchos países del norte de Europa lleva décadas haciendo la vida más sencilla en muchos hogares. Ahora, esta cómoda herramienta, de la que se han vendido ya 100 millones de unidades en todo el mundo, aspira a conquistar el mercado español. Las ollas Crock-Pot son las aliadas  perfectas para conseguir una cocina tradicional dentro de un estilo de vida actual, en el que muchas veces no se tiene tiempo o habilidad para cocinar, pero en el que cada vez toma más relevancia una nutrición sabrosa y saludable.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: