El restaurante Thaissence se incorpora a la Guía Michelín


La cocina viajera, con influencias asiáticas y peruanas, que apuesta por poner en valor el producto de temporada y kilómetro cero, ha conquistado a la prestigiosa Guía Michelín, un referente internacional de la gastronomía

En apenas un año de vida, Thaissence, el primer restaurante abierto por La Ciudadela Marbella, ha sido incluido en uno de los listados gastronómicos más importantes a nivel mundial, la Guía Michelín.

En esta última actualización, únicamente se han incorporado tres restaurantes de la localidad, que se suman a los 13 existentes con anterioridad, siendo Thaissence la única propuesta dentro del casco histórico de Marbella.

Su cocina viajera, honesta, que bebe de influencias asiáticas y peruanas, pero poniendo en valor el producto malagueño y andaluz, de proximidad y temporada, ha ido poco a poco conquistando a locales y visitantes, que se han dejado seducir por una propuesta que busca elevar y ofrecer una alternativa de calidad en el centro de Marbella.

Ubicado en la céntrica calle Ancha, en el hotel Maison Ardois, una preciosa casa de comienzos del siglo XIX, Thaissence impresiona tanto por su oferta culinaria, como por el escenario en el que se encuentra ubicado. Sus suelos hidráulicos, datados del 1929, captan la atención de todos los visitantes. Su cuidada decoración, en la que no se ha dejado ningún detalle al azar, consigue crear una atmósfera relajante, en la que el comensal solo tiene que dejarse llevar a través del paladar a un viaje por algunas de las gastronomías más emocionantes del planeta.

La tradición gastronómica local se aprecia en el Salmorejo La Ciudadela, un plato que se ha convertido en un imprescindible, especialmente ahora que suben las temperaturas, gracias a la incorporación de mango de la Axarquía y un cremoso helado de leche, que le aporta suavidad y frescura.

La Causa Malagueña, una revisión de la tradicional Causa Limeña, pero con chanquetes y zumo de naranja, da buena muestra de esa reinvención gastronómica de platos internacionales, huyendo de la tradicional réplica, y dotándoles de personalidad propia.

El sangucho limeño de foie fresco y anguila ahumada en pan brioche es un claro ejemplo del espíritu desenfadado que se respira en Thaissence, porque la alta gastronomía no tiene que estar reñida con la diversión, al igual que ocurre con el Shabu shabu con adobo thai malagueño, un divertido plato para compartir en el que unos panes baos crujientes se rellenan con presa ibérica de bellota, acompañados de una selección de toppings que aportan sabores internacionales y que se pueden mezclar y jugar al gusto del comensal.

En una localidad bañada por el mar, no podían faltar propuestas de pescado como el sudado de atún rojo, elaborado con morrillo de atún rojo guisado, sopa agro picante, pisco sour y espárragos verdes, que se ha convertido en uno de los platos preferidos por los visitantes del restaurante a lo largo de estos meses.

Para los amantes de la carne, el entrecot de ternera premium nacional o el jabalí ibérico se convertirán en imprescindibles para terminar la experiencia.

El punto dulce lo pone una sorprendente variedad de postres que van desde las Cinco especias chinas, donde una crema de miso, piña asada y una quenell de AOVE se acompaña de cinco especias chinas, consiguiendo todos los sabores del espectro. Para los amantes del chocolate, Thaissence ofrece un divertido De-Roche de chocolate, que se presenta en un plato con forma de bombón y que consiste en helado de chocolate blanco y avellana, avellanas garrapiñadas, kumquat confitado y chocolate dorado con almendra.

Para quien lo desee, Thaissence cuenta con un menú degustación de 10 pases que se puede marinar con algunos de los vinos de la exclusiva bodega.

Para Miguel Cerván, CEO de La Ciudadela Marbella, “aparecer en la Guía Michelín, quizás la más prestigiosa a nivel internacional, es, además de un orgullo, el resultado del esfuerzo y el trabajo de un equipo que ha hecho de este proyecto un reto personal”. En palabras de Cerván, “el concepto Thaissence nació con el objetivo de traer un proyecto gastronómico diferente y de calidad al casco antiguo de Marbella”. Una vez definido el concepto, fue el momento de la incorporación de Pablo Rebollo, chef ejecutivo de los restaurantes La Ciudadela Marbella. “Fue a través de un amigo”, explica Cerván, “se enteró de que necesitábamos a alguien al frente de la gastronomía y me recomendó a Pablo. Desde el primer momento surgió la magia, ni siquiera necesitó demostrarme sus cualidades, nos entendíamos, y compartíamos la misma visión. Su incorporación, vistos los resultados, ha merecido mucho la pena”. Pero para Cerván, Thaissence y la gastronomía de La Ciudadela Marbella tiene todavía un importante recorrido y un futuro prometedor, gracias a que “cada miembro del equipo ha demostrado un nivel de compromiso y entrega que nos permite soñar, y seguir cumpliendo retos”.

Además de Thaissence, el grupo cuenta con una nueva apertura, AFuego, ubicado en el hotel El Castillo, dentro de la muralla medieval de la ciudad, donde se apuesta por una cocina basada en el producto, sin apenas tratamiento, donde los comensales podrán disfrutar de los mejores pescados y carnes a la brasa, así como verduras frescas, como las lechugas hidropónicas que se encuentran en un pequeño huerto vertical dentro del restaurante, y que cada comensal puede elegir, si lo desea.

Para más información y reservas: laciudadelamarbella.com