Al día

5 claves para comprar eficientemente y reaprovechar alimentos durante el confinamiento

Ante la situación actual derivada del COVID-19, tenemos que estar confinados en casa y nos vemos obligados, también, a cambiar nuestra organización y las rutinas que teníamos en relación con la comida. Los expertos del CETT, centro universitario de turismo, hotelería y gastronomía adscrito a la Universidad de Barcelona, dan algunos consejos para ir a comprar eficientemente y aprovechar todos los alimentos que tenemos en la nevera y en la despensa en estos días de confinamiento.

Felipe Celis, profesor de gastronomía y experto en sostenibilidad alimentaria del CETT-UB, asegura queno poder ir a comprar cuando queremos y todo lo que queremos hace que recuperemos el valor de los alimentos, una cuestión que seguramente habíamos olvidado”. Añade, además, que “es una oportunidad para entender que otra gestión de los recursos es posible”.

 

Las 5 claves de los expertos

Algunas de las recomendaciones que los profesionales proponen son las siguientes:

1- Planifica los menús. No podemos ir a comprar a menudo y, por lo tanto, elaborar el menú y hacer una lista con los productos que necesitamos es clave. En este sentido, es muy recomendable realizar un listado de comidas para ajustar la lista de la compra. Los expertos recomiendas pensar en genérico y no definir exactamente los platos, ya que lo tendremos más fácil en el caso de que no encontremos algún producto: es mejor pensar en ‘carne blanca y verdura’ en vez de ‘pollo con alcachofas’ para tener más alternativas i no encontramos los dos alimentos concretos.

 

2- Aléjate de la cocina entre horas. El teletrabajo ha cambiado toda nuestra organización y, también, los horarios para comer. En la oficina seguramente era más complicado picar entre horas y, en cambio, ahora tenemos la cocina a nuestro alcance. Tenemos que intentar mantener la planificación de comidas, ya que además nos será más fácil concentrarnos

 

3- Evita comprar impulsivamente. Por la incertidumbre de unos días atrás, vimos largas colas en los supermercados y clientes con los carros de la compra a rebosar, y lo único que conseguimos es reducir la oportunidad de compra de otros y llevarnos a casa con el riesgo de que se estropeen y, por tanto, malbaratar alimentos de forma innecesaria. Tenemos que comprar a consciencia y solo aquello que necesitamos.

 

4- Todo se puede aprovechar. Muchos de los productos que utilizamos para cocinar son muy versátiles, como son el pescado o la carne; alimentos que se pueden elaborar de muchas formas distintas y de los que nos pueden salir diferentes platos. Cuando planificamos las comidas podemos pensar en platos que nos sirvan para reaprovechar alimentos en varias ocasiones y utilizar todo lo que tenemos en la nevera y en la despensa antes de volver a hacer la compra.

 

5- Descubre nuevas tiendas. Como decíamos, estos días las imágenes de supermercados llenos de gente han sido protagonistas, pero lo cierto es que los mercados municipales y las tiendas de barrio es donde también podremos encontrar los alimentos que buscamos y que a lo mejor no encontramos en las grandes superficies. Si no lo habíamos hecho hasta ahora, es un buen momento para hacer nuestro el comercio de proximidad.

 

Responsabilidad en la cocina

Desde el CETT-UB, donde se forman profesionales de la gastronomía, ponen el foco en la importancia de organizarse para poder comprar solamente lo necesario y evitar el malbaratamiento alimentario. Nan Ferreres, directora de la Escuela Técnica Profesional del CETT, insiste en que “en una situación como esta, la planificación es lo más importante y, de hecho, también nos será muy útil cuando acabe el confinamiento”.

Ferreres asegura que “en la formación que impartimos en el CETT es fundamental trasladar los hábitos responsables a los futuros profesionales del sector y transmitir, también, los valores en torno a la gastronomía”.