Al día

El informe “La Era del Nesting”, de Beko, analiza el impacto de la Covid-19 en los hogares

Beko, marca referente en soluciones inteligentes para el hogar, publicó ayer lunes, en colaboración con The Future Laboratory, el informe “La Era del Nesting”, que analiza el impacto que ha tenido la Covid-19 en los hogares a largo plazo.

Antes de la pandemia, vivíamos en la era de la ‘hipervisibilidad’: imperaba el presencialismo constante, los desplazamientos continuos y el enfoque de la denominada "economía de la experiencia". Tres mundos que ocupaban nuestro día a día.

Durante el confinamiento, sin embargo, hemos centrado nuestra atención, como no podía ser de otra manera, en nuestro mundo más interior. El hogar se ha convertido en un espacio de trabajo, en colegio, gimnasio, restaurante, hospital e incluso lugar de vacaciones, obligándonos a gestionar todas las áreas de nuestra vida dentro del mismo. “La Era del Nesting” pronostica el cambio hacia una mentalidad más local y enfocada en ese mundo interior, anunciando la nueva “Era del Nesting”.

El aumento del tiempo que pasamos en casa, del entretenimiento y bienestar doméstico son sólo tres de las tendencias emergentes que se han hecho realidad de la noche a la mañana durante estos últimos meses. En 2030, “La Era del Nesting” estará en pleno apogeo. El legado del pasado confinamiento, combinado con el cambio en las formas de comportamiento, cambiará totalmente el espacio en el que vivimos, cómo vivimos y los propios hogares:

  • La Revolución Urbana: Un mayor enfoque en la salud, la higiene y la recuperación conducirá a un éxodo urbano que volverá a dar vida a los suburbios, las áreas urbanas circundantes y las zonas rurales; a la vez que proporcionará a las ciudades la oportunidad de enfocarse más en el ser humano. Los jóvenes, hasta ahora atraídos por el mundo urbano, están descubriendo que los altos alquileres, los salarios relativamente bajos y el impacto de la vida en la ciudad tienen un efecto perjudicial en la salud, lo que hace que los Millennials y la Generación Z Nester busquen zonas rurales y adyacentes a la ciudad en busca de una mayor calidad de vida.
  •  
  • Propiedades multimodales: El hogar se adaptará para convertirse en un "espacio mixto", capaz de facilitar con fluidez diferentes modos de trabajo, descanso, recuperación y juego. Ya sea en megaciudades o en centros urbanos, la confianza de la Generación Nester en el hogar conducirá a que el uso del espacio y la funcionalidad se sitúen en primer lugar.
  •  
  • Vida a prueba de pandemias: La preocupación colectiva de los consumidores por la higiene, el bienestar y la inmunidad persistirá y dará forma a una generación más joven, que percibirá el hogar del futuro como un espacio a prueba de pandemias e innovaciones hiperhigiénicas y supersostenibles. Las innovaciones en el hogar se están diseñando para reducir la exposición a los virus y a los agentes contaminantes y maximizar la higiene personal. Al igual que el receptáculo del lavabo, un lugar para lavarse las manos al entrar en casa que se desarrolló a raíz de la gripe española, las casas tendrán entradas dónde la descontaminación pueda tener lugar al pasar del mundo exterior al espacio interior.

 

Hakan Bulgurlu, CEO de Arçelik (grupo al cual pertenece Beko) ha asegurado: "Los últimos nueve meses han cambiado nuestras vidas para siempre, y las empresas y los gobiernos tienen un importante papel que desempeñar para ayudarnos a adaptarnos a este nuevo orden mundial. El hogar en particular experimentará un cambio radical, ya que nos replanteamos dónde y cómo vivimos y buscamos soluciones que reflejen la creciente preocupación por la higiene, la sostenibilidad y el bienestar". Este informe dibuja las tendencias que podemos esperar para los próximos diez años, y algunas de las innovaciones que nos ayudarán a abordar los mayores problemas de hoy en día".

Por otro lado, Chris Sanderson, cofundador de The Future Laboratory ha comentado: "Ahora más que nunca, las marcas y organizaciones deben estar preparadas para un futuro en el que ayuden a la humanidad a sentirse segura, apoyada e inspirada. Si las empresas no están preparadas para esto, en muchos sentidos, merecen convertirse en agentes pasivos del nuevo paradigma por la forma en que negociamos, vivimos, trabajamos y jugamos".

Si está interesado en acceder al informe completo, visite el siguiente enlace: