HydroClean, la nueva función de Miele que automatiza la limpieza de sus hornos


Hoy en día los hornos a vapor combinado se han convertido en una solución muy popular para la cocina en el hogar, pues permiten combinar la cocina clásica que ofrece un horno multifunción, con la cocina al vapor. Una tendencia que cada vez está más en auge ya que permite crear opciones culinarias de forma más saludable ya que no necesita elementos grasos y mantiene las vitaminas y minerales de los alimentos, sin dejar atrás su sabor, olor y textura.

Así, los hornos a vapor combinados de la serie DGC HC Pro de Miele se encuentran en la cúspide de la tecnología de electrodomésticos de cocción, pues combinan las prestaciones de un horno de primera con una potente cocina a vapor, garantizando unos excelentes resultados permitiendo además utilizar a la vez modos de calentamiento convencionales con humedad adicional.

Sin embargo, consciente de que, tras la cocina, llega la parte que menos le gusta a todo el mundo, la limpieza del electrodoméstico, Miele quiere hacer más fácil y sencilla esta tarea con la nueva función de autolimpieza HydroClean.

Con HydroClean, la molesta limpieza manual es cosa del pasado, pues incluso los restos de comida quemados se eliminan por completo y sin esfuerzo. Y es que, a través de la autolimpieza se eliminan las salpicaduras de grasas y los residuos de alimentos que ensucian el interior del horno de acero inoxidable evitando que puedan empeñar el acabado de forman permanente. Gracias a la mezcla de espuma de agua y al innovador producto HydroCleaner, incluso los restos de comida quemados se eliminan por completo y sin fuerzo conservando el interior del horno con su nueva apariencia.

Después de quitar todos los accesorios, se vierte un líquido limpiador especialmente formulado en el colador de la base de la unidad, que se mezcla automáticamente con agua fresca y se bombea hasta la parte superior del interior del horno, para rociar uniformemente alrededor del horno mediante un impulsor. El procedimiento se repite automáticamente varias veces antes de enjuagar y se completa con una breve fase de secado haciendo que incluso la suciedad más persistente se elimine sin esfuerzo, disminuyendo significativamente el tiempo de limpieza y garantizando un horno completamente limpio. En este sentido, la función HydroClean se convierte en el aliado perfecto para garantizar un funcionamiento óptimo durante más tiempo. 

Y es que Miele recuerda que la durabilidad de un electrodoméstico está estrechamente relacionada con su mantenimiento, y por tanto, con su limpieza, ya que una correcta limpieza es fundamental para mantener cualquier electrodoméstico en óptimas condiciones y poder disfrutar de su rendimiento al 100%, pues la acumulación de suciedad, polvo y residuos puede afectar su rendimiento y reducir su vida útil.

En este contexto, Miele, marca de electrodomésticos premium, es reconocida por desarrollar productos de alta calidad que destacan por su eficiencia y durabilidad. Sus hornos, probados para durar hasta 20 años, son la combinación perfecta de diseño, eficiencia e innovación y, sin duda, una elección ideal para los más exigentes.